Capítulos Todos
Antiguo Testamento
Nuevo Testamento
navigate_before 1 Crónicas 20 1 Crónicas 22 navigate_next

1 Crónicas 21

1 ENTONCES se levantó Satanás contra Israel, e incitó a David a que numerase a Israel. 2 Dijo pues David a Joab y a los príncipes del pueblo: Id, contad a Israel, desde Beer-seba hasta Dan; y traedme la suma de ellos, para que yo la sepa. 3 Entonces dijo Joab: Añada Jehová a su pueblo cien tantos de lo que son; ¿y acaso no serán, oh rey, señor mío, todos ellos los siervos de mi señor? ¿Para qué pues se empeña mi señor en exigir esto? ¿por qué ha de hacerse esto un delito para Israel? 4 Sin embargo la palabra del rey pudo más que Joab; de manera que salió Joab y recorrió todo Israel, y volvió a Jerusalem. 5 Y Joab dio la suma del censo del pueblo a David; y era todo Israel mil millares y cien mil hombres que sacaban espada; y de Judá había cuatrocientos y setenta mil hombres que sacaban espada. 6 Mas a Leví y a Benjamín no contó entre ellos; porque le era detestable a Joab la orden del rey. 7 A Dios también le desagradó esto; por lo cual hirió a Israel.

8 Entonces dijo David a Dios: ¡Yo he pecado gravemente en hacer esto; ahora pues perdona, te lo ruego, la iniquidad de tu siervo; porque he obrado muy insensatamente! 9 Y habló Jehová a Gad, vidente de David, diciendo: 10 Vé y habla a David, diciendo: Así dice Jehová: Tres cosas voy a proponerte; escoje para ti una de ellas, para que yo te haga así. 11 Entonces vino Gad a David, y le dijo: Así dice Jehová: Toma para ti cual más te convenga: 12 O tres años de hambre; o que por tres meses seas destruído delante de tus adversarios, en tanto que la espada de tus enemigos te vaya alcanzando; o que por tres días la espada de Jehová, es decir, la peste, ande por la tierra, y un ángel de Jehová haga estragos en todos los términos de Israel. Ahora bien, considera qué respuesta he de llevar al que me envió.

13 Y David dijo a Gad: Me veo en grande estrecho. ¡Caiga pues yo en manos de Jehová, porque muy grandes son sus compasiones; pero no caiga en mano de los hombres! 14 Por lo cual envió Jehová la peste en medio de Israel; y cayeron de Israel setenta mil hombres. 15 Y Dios envió un ángel contra Jerusalem para destruirla; mas como la iba a destruir, miró Jehová, y dolióse del mal, y dijo al ángel destruidor: ¡Basta; detén ahora tu mano! Y el ángel de Jehová se paró cerca de la era de Ornán jebuseo.

16 Entonces David alzó los ojos y vio al ángel de Jehová que estaba entre la tierra y el cielo, con una espada desenvainada en su mano, extendida sobre Jerusalem; y cayó David, juntamente con los ancianos, cubiertos de saco, sobre sus rostros. 17 Y dijo David a Dios: ¿No fuí yo quien mandó que se numerase el pueblo? Yo soy quien pecó, y yo he hecho muy inicuamente; mas estas ovejas ¿qué han hecho? Oh Jehová, Dios mío, ruégote que sea tu mano contra mí y contra la casa de mi padre; mas no contra tu pueblo, para que haya plaga entre ellos.

18 Entonces el ángel de Jehová mandó a Gad que dijera a David que subiese y levantase altar a Jehová en la era de Ornán jebuseo. 19 Subió pues David, según la palabra que Gad le había hablado en nombre de Jehová. 20 Entretanto Ornán, que estaba trillando el trigo, volviéndose vió al ángel; y él con cuatro hijos suyos se escondieron. 21 Y como iba llegando David a donde estaba Ornán, miró Ornán, y viendo a David, salió de la era, y postróse ante David, rostro a tierra. 22 Entonces dijo David a Ornán: Dame el recinto de la era para que edifique en él un altar a Jehová (por su pleno valor me la darás), para que se detenga la plaga que asuela al pueblo. 23 Entonces dijo Ornán a David: ¡Tómatela; y haga mi señor el rey lo que sea bueno en su vista! Mira que te doy los bueyes para holocaustos, y los trillos para leña, y el trigo para ofrenda vegetal; todo te lo doy. 24 Mas el rey David le contestó a Ornán: No, sino que ciertamente lo compraré por su pleno valor; porque no tomaré lo que es tuyo pará Jehová, ni sacrificaré holocaustos sin costo. 25 David pues dio a Ornán por el sitio seiscientos siclos de oro, por peso. 26 Entonces edificó David allí un altar a Jehová, y sacrificó holocaustos y ofrendas pacíficas, e invocó a Jehová; el cual respondió con fuego, enviado desde el cielo sobre el altar del holocausto. 27 Entonces Jehová mandó al ángel; y éste volvió su espada a la vaina.

28 En aquel tiempo, cuando vio David que Jehová le había respondido en la era de Ornán jebuseo, ofreció allí sacrificios. 29 Pues la Habitación de Jehová y el altar del holocausto que había hecho Moisés en el desierto, estaban a la sazón en el alto, en Gabaón, 30 mas no pudo David presentarse delante de él para acudir a Dios, porque estaba aterrado a causa de la espada del ángel de Jehová.

navigate_before 1 Crónicas 20 1 Crónicas 22 navigate_next
arrow_upward Arriba