Capítulos Todos
1 2 3 4
Antiguo Testamento
Nuevo Testamento
navigate_before Abdías Jonás 2 navigate_next

Jonás 1

1 Y JONÁS, hijo de Amitai, tuvo revelación de Jehová, que decía: 2 Levántate, vé a Nínive, aquella gran ciudad, y predica contra ella; porque su iniquidad ha subido delante de mi presencia.

3 Levantóse entonces Jonás, para huir a Tarsis, yéndose de la presencia de Jehová: y descendiendo a Joppe, halló una nave que iba a Tarsis; pagó pues el pasaje, y entró en ella para ir con ellos a Tarsis; huyendo de la presencia de Jehová.

4 Pero Jehová envió al mar un viento recio, con lo que se levantó una gran tempestad en el mar; de suerte que la nave estaba a pique de naufragar. 5 Temieron entonces los marineros, y clamaron cada cual a su dios; y echaron al mar los efectos que había en la nave, para aligerarla. Jonás empero había descendido a lo más adentro de la nave, y acostándose, dormía profundamente. 6 Acercósele entonces el piloto, y le dijo: ¿Qué haces aquí, oh dormilón? ¡Levántate y clama a tu Dios, por si acaso piense Dios en nosotros, de modo que no perezcamos!

7 Y dijeron cada uno a su compañero: Venid, echemos suertes, para que sepamos por qué causa nos ha acaecido esta desgracia. En efecto echaron suertes, y cayó la suerte sobre Jonás. 8 Dijéronle entonces: Rogámoste nos declares por qué causa esta desgracia nos ha acaecido. ¿Qué oficio es el tuyo? ¿y de dónde vienes? ¿cuál es tu tierra? ¿y de qué pueblo eres? 9 Y él les dijo: Hebreo soy, y temo a Jehová, el Dios del cielo, el cual hizo el mar y la tierra seca. 10 Apoderóse entonces de aquellos hombres un grandísimo temor; y le dijeron: ¿Por qué has hecho esto? pues entendían los hombres que él iba huyendo de la presencia de Jehová; porque se lo había dicho. 11 Y le dijeron: ¿Qué debemos hacer contigo, para que se nos calme la mar? puesto que la mar iba embraveciéndose más y más. 12 A lo que les contestó: Alzadme y echadme a la mar, para que se os calme la mar; porque yo sé que por mi causa esta grande tempestad ha venido sobre vosotros. 13 Pero los hombres remaban, para volver a tierra; mas no podían; porque la mar se iba embraveciendo más y más, contra ellos. 14 Entonces clamaron a Jehová, y dijeron: ¡Oh Jehová! ¡rogámoste no perezcamos nosotros por la vida de este hombre, y no hagas recaer sobre nosotros la sangre inocente! Pues que tú, oh Jehová, has hecho del modo que te agrada. 15 Luego alzando a Jonás, le echaron a la mar; y la mar sosegóse, y desistió de su furia. 16 Entonces aquellos hombres temieron a Jehová en gran manera, y ofrecieron sacrificios a Jehová, e hicieron votos.

17 Jehová empero tenía prevenido un gran pez para que se tragara a Jonás: y estuvo Jonás en las entrañas del pez tres días y tres noches.

navigate_before Abdías Jonás 2 navigate_next
arrow_upward Arriba