Capítulos Todos
Antiguo Testamento
Nuevo Testamento
navigate_before Éxodo 19 Éxodo 21 navigate_next

Éxodo 20

1 Y HABLÓ Dios todas estas palabras, diciendo:

2 Yo soy Jehová tu Dios, que te saqué de la tierra de Egipto, de la casa de servidumbre.

3 No tendrás otros dioses delante de mí.

4 No harás para ti escultura, ni semejanza alguna de lo que esté arriba en el cielo, ni de lo que esté abajo en la tierra, ni de lo que esté en las aguas, debajo de la tierra: 5 no te inclinarás a ellas ni les darás culto; porque yo soy Jehová tu Dios; Dios celoso, que visito la iniquidad de los padres sobre los hijos, hasta la tercera y la cuarta generación de los que me odian, 6 y que uso de misericordia hasta con la milésima generación de aquellos que me aman y guardan mis mandamientos.

7 No tomarás el nombre de Jehová tu Dios en vano; porque Jehová no tendrá por inocente al que tomare su nombre en vano.

8 Acuérdate del día del Descanso para santificarlo. 9 Seis días trabajarás y harás toda tu obra; 10 mas el día séptimo es día de descanso, consagrado a Jehová tu Dios; no hagas en él obra alguna, tú, ni tu hijo, ni tu hija, ni tu siervo, ni tu sierva, ni tu bestia, ni el extranjero que habita dentro de tus puertas: 11 porque en seis días hizo Jehová los cielos y la tierra, el mar y todo cuanto en ellos hay, y descansó en el séptimo; por tanto Jehová bendijo el día del Descanso y lo santificó.

12 Honra a tu padre y a tu madre, para que se prolonguen tus días sobre la tierra que Jehová tu Dios te da.

13 No matarás.

14 No cometerás adulterio.

15 No hurtarás.

16 No hablarás contra tu prójimo falso testimonio.

17 No codiciarás la casa de tu prójimo, no codiciarás la mujer del tu prójimo, ni su siervo, ni su sierva, ni su buey, ni su asno, ni cosa alguna que sea de tu prójimo.

18 Y todo el pueblo estaba observando los truenos, y las llamas, y el sonido de la trompeta, y el monte que humeaba; y viéndolo el pueblo, temblaron y pusiéronse de lejos; 19 y dijeron a Moisés: ¡Habla tú con nosotros, que nosotros oiremos; mas no hable Dios con nosotros, no sea que muramos! 20 Y respondió Moisés al pueblo: No temáis; porque para probaros ha venido Dios, y para que su temor esté delante de vosotros, a fin de que no pequéis. 21 Mas el pueblo se mantuvo a lo lejos; y Moisés se llegó a las densas tinieblas en donde estaba Dios. 22 Y dijo Jehová a Moisés: Así dirás a los hijos de Israel: Vosotros habéis visto que yo mismo he hablado con vosotros desde el cielo. 23 No hagáis a ningún otro conmigo: dioses de plata o dioses de oro no los haréis para vosotros. 24 Altar de tierra me harás, oh Israel, y sacrificarás sobre él tus holocaustos y tus ofrendas pacíficas, tus ovejas y tus vacas. En todo lugar donde yo hiciere recordar mi nombre, vendré a ti y te bendeciré. 25 Y si quisieres hacerme altar de piedra, no lo edificarás de piedra labrada; porque con alzar tu herramienta sobre él, ya lo has profanado. 26 Y no subirás por gradas a mi altar, para que no se descubra allí tu desnudez.

navigate_before Éxodo 19 Éxodo 21 navigate_next
arrow_upward Arriba