Capítulos Todos
Antiguo Testamento
Nuevo Testamento
navigate_before Éxodo 18 Éxodo 20 navigate_next

Éxodo 19

1 A PRINCIPIOS del tercer mes después de haber salido los hijos de Israel de la tierra de Egipto, en ese mismo día llegaron al desierto de Sinaí. 2 Habiendo pues levantado el campamento de Refidim, vinieron al desierto de Sinaí, y acamparon en el desierto: de suerte que Israel acampó allí delante del monte. 3 Y Moisés subió a donde estaba Dios; y llamóle Jehová desde el monte, y le dijo: Así dirás a la casa de Jacob y anunciarás a los hijos de Israel: 4 Vosotros habéis visto lo que hice a los Egipcios, y cómo os tomé sobre alas de águilas y os he traído a mí mismo. 5 Ahora pues, si escuchareis atentamente mi voz y guardareis mi pacto, me seréis un tesoro especial, tomado de entre todos los pueblos; pues que mía es toda la tierra: 6 y vosotros me seréis un reino de sacerdotes y una nación santa. Estas son las palabras que dirás a los hijos de Israel.

7 Vino pues Moisés y llamó a los ancianos del pueblo, y expuso delante de ellos todas estas palabras que Jehová le había mandado decir. 8 Entonces todo el pueblo respondió a una, diciendo: ¡Nosotros haremos todo cuanto ha dicho Jehová! Y Moisés trajo a Jehová la respuesta del pueblo.

9 Entonces Jehová dijo a Moisés: He aquí que yo vendré a ti en una nube espesa, a fin de que oiga el pueblo mientras yo hablo contigo, y que también te crea para siempre. Y refirió Moisés a Jehová las palabras del pueblo. 10 Y Jehová dijo a Moisés: Vuelve al pueblo y santifícalos hoy y mañana; y laven ellos sus vestidos; 11 y estén apercibidos para el día tercero; porque al tercer día descenderá Jehová, a vista de todo el pueblo, sobre el monte Sinaí. 12 Y señalarás límites al pueblo en derredor, diciendo: Guardaos de subir al monte, y aun de tocar a sus términos. Todo aquel que tocare al monte será muerto irremisiblemente. 13 No tocará mano al tal, mas sea apedreado o asaeteado; ya sea bestia, ya sea hombre, no vivirá. Solamente en el caso de prolongarse mucho el sonido de la bocina, subirán al monte. 14 Moisés entonces bajó del monte al pueblo y santificó al pueblo; y ellos lavaron sus vestidos. 15 Y dijo Moisés al pueblo: Estad apercibidos para el tercer día; no os lleguéis a mujer.

16 Y aconteció que el día tercero, al despuntar la mañana, hubo truenos y relámpagos y nube densísima sobre el monte, y un sonido de trompeta sobremanera fuerte. Y temblaba todo el pueblo que estaba en el campamento. 17 Entonces Moisés sacó al pueblo del campamento para recibir a Dios; y se detuvieron al pie del monte. 18 Y el monte Sinaí estaba humeando todo él, porque Jehová había descendido sobre él en fuego; y subía su humo como humo de un horno; y todo el monte temblaba en gran manera. 19 Y el sonido de la trompeta siguió aumentándose y esforzándose en gran manera: Moisés hablaba y Dios le respondía en voz.

20 Había pues descendido Jehová sobre el monte Sinaí, a la cumbre del monte; y Jehová llamó a Moisés a la cumbre del monte; y subió Moisés. 21 Y Jehová dijó a Moisés: Desciende, amonesta al pueblo, no sea que traspasen los límites a fin de llegarse a Jehová, para ver, y caigan muchos de ellos. 22 Y también los sacerdotes, que tienen acceso a Jehová, santifíquense, no sea que Jehová haga estrago en medio de ellos. 23 Pero Moisés respondió a Jehová: El pueblo no podrá subir al monte Sinaí; porque tú nos amonestaste, diciendo: Señala términos al monte y santifícalo. 24 Mas Jehová le dijo: ¡Anda, desciende! Y subirás tú y Aarón contigo: pero los sacerdotes y el pueblo no traspasen los límites para subir a donde está Jehová, no sea que haga estrago en medio de ellos. 25 Moisés pues descendió al pueblo, y se lo dijo.

navigate_before Éxodo 18 Éxodo 20 navigate_next
arrow_upward Arriba