Capítulos Todos
Antiguo Testamento
Nuevo Testamento
navigate_before Éxodo 1 Éxodo 3 navigate_next

Éxodo 2

1 Y CIERTO hombre de la casa de Leví había ido y tomado por mujer a una hija de Leví. 2 Y concibió la mujer y parió un hijo; y como viese que era hermoso, le tuvo escondido tres meses. 3 Pero no pudiendo ocultarle por más tiempo, tomó para él una arquilla de juncos, y calafateóla con betún y con brea; y colocando en ella al niño, la puso en un carrizal, a la ribera del río. 4 Y su hermana se apostó de lejos, para saber lo que le sucedería.

5 Entonces descendió la hija de Faraón para bañarse junto al río; y mientras que sus doncellas se paseaban por la ribera del río, ella vió la arquilla en el carrizal; y envió una criada suya para que se la trajera. 6 Y cuando la abrió, vió al niño: ¡y he aquí que el niñito lloraba! Y tuvo compasión de él, y dijo: Uno de los niños hebreos es éste. 7 Entonces dijo su hermana a la hija de Faraón: ¿Quieres que yo vaya y te llame una nodriza de entre las hebreas, que te críe este niño? 8 Y la hija de Faraón le contestó: Sí, anda. Fué pues la doncella y llamó a la madre del niño. 9 Y la hija de Faraón le dijo: Lleva a este niño, y críamele, y yo te daré tu salarlo. Con lo cual la mujer tomó al niño y le crió. 10 Y cuando el niño fué grande, le trajo a la hija de Faraón; y él vino a ser hijo suyo; y ella le llamó Moisés; pues decía: Porque de las aguas le saqué.

11 Y aconteció en aquellos días, que siendo Moisés ya hombre, salió a donde estaban sus hermanos, y consideraba sus cargas: y vió a un egipcio hiriendo a un hebreo, uno de sus hermanos. 12 Entonces miró Moisés a todas partes, y viendo que no parecía nadie, hirió al egipcio, y escondióle en la arena. 13 Y cuando salió al día siguiente, he aquí dos hebreos que estaban peleando. Dijo entonces a aquel que hacía el agravio: ¿Por qué hieres a tu hermano? 14 A lo que respondió: ¿Quién te ha puesto a ti por príncipe y juez sobre nosotros? ¿Acaso piensas matarme a mí como mataste al egipcio? Por esto Moisés tuvo miedo, y dijo: ¡Indudablemente se ha divulgado esto! 15 Y cuando Faraón lo supo, procuró matar a Moisés; pero Moisés huyó de la presencia de Faraón, y habitó en la tierra de Madián; y llegado que hubo, se sentó junto a un pozo. 16 Y el sacerdote de Madián tenía siete hijas, las cuales vinieron y sacaron agua y llenaron las pilas, para abrevar las ovejas de su padre. 17 Mas vinieron los pastores y echáronlas de allí. Entonces levantándose Moisés, prestóles ayuda, y abrevó sus ovejas.

18 Y cuando volvieron a Ragüel su padre, éste les dijo: ¿Por qué causa habéis venido hoy tan temprano? 19 Y respondieron: Un egipcio nos libró de mano de los pastores, y además, aun sacó agua para nosotras, y abrevó las ovejas. 20 El pues preguntó a sus hijas: ¿Y dónde está? ¿por qué habéis dejado a ese hombre? Llamadle para que coma pan. 21 Y convino Moisés en quedarse con aquel hombre; y él dió a Moisés su hija Zípora por mujer; 22 la cual le parió un hijo, y él le llamó Gersom, porque dijo: Extranjero he sido en tierra extraña.

23 Y aconteció que, pasados muchos días, murió el rey de Egipto: entre tanto los hijos de Israel gemían a causa de la servidumbre; y clamaron, y subió a Dios su clamor, a causa de su servidumbre. 24 Y oyó Dios los gemidos de ellos; y acordóse Dios de su pacto con Abraham, con Isaac y con Jacob. 25 Y miró Dios a los hijos de Israel; y conociólos Dios por pueblo suyo.

navigate_before Éxodo 1 Éxodo 3 navigate_next
arrow_upward Arriba