Capítulos Todos
Antiguo Testamento
Nuevo Testamento
navigate_before Ezequiel 45 Ezequiel 47 navigate_next

Ezequiel 46

1 ASÍ dice Jehová el Señor: La puerta del atrio interior, que mira hacia el oriente, estará cerrada los seis días que son de trabajo; mas en el día del sábado se abrirá; se abrirá también en el día de la nueva luna. 2 Y entrará el príncipe por el pórtico de la puerta, desde afuera, y se quedará en pie junto al pilar de la puerta, en tanto que los sacerdotes ofrezcan su holocausto y su ofrenda pacífica; y él adorará junto al umbral de la puerta; luego saldrá; mas la puerta no se cerrará hasta la tarde. 3 Y adorará el pueblo de la tierra delante de Jehová a la entrada de aquella puerta, en los sábados y los novilunios. 4 Y el holocausto que el príncipe ha de presentar a Jehová en el sábado será de seis corderos sin tacha, y un carnero sin tacha. 5 Y la ofrenda vegetal será de un efa de flor de harina para el carnero, y para los corderos según quisiere dar; y de aceite un hin para cada efa. 6 Y en el día de la nueva luna presentará un novillo joven, sin tacha; y seis corderos y un carnero; sin tacha serán. 7 Y un efa de flor de harina para el novillo, y un efa para el carnero ofrecerá como ofrenda vegetal; y para los corderos, conforme a su facultad; y de aceite, un hin para cada efa.

8 Y al entrar el príncipe, entrará por el pórtico de la puerta; y saldrá por el mismo. 9 Mas cuando el pueblo de la tierra viniere delante de Jehová, en las fiestas solemnes, aquel que entrare por la puerta del norte para adorar, saldrá por la puerta del sur; y el que entrare por la puerta del sur, saldrá por la puerta del norte; no volverá por la puerta por donde entró, sino que saldrá en derechura de sí. 10 Y el príncipe entrará en medio de ellos cuando entraren, y al salir ellos, saldrán juntos.

11 Y en las fiestas y las demás asambleas solemnes, la ofrenda será un efa por cada novillo, y un efa por cada carnero, y cada cordero, según él quisiere dar; y de aceite un hin por cada efa. 12 Mas cuando hiciere el príncipe una ofrenda voluntaria, sea holocausto, o sea sacrificio pacífico, como ofrenda voluntaria a Jehová, se le abrirá la puerta que mira hacia el oriente, y ofrecerá su holocausto y su sacrificio pacífico, del mismo modo que los ofrece en el día del sábado; entonces saldrá; y se cerrará la puerta luego que haya salido.

13 Y ofrecerás en holocausto a Jehová cada día un cordero del primer año sin tacha; cada mañana lo ofrecerás. 14 Y ofrecerás con cada mañana, como ofrenda vegetal, la sexta parte de un efa de flor de harina, y de aceite, la tercera parte de un hin, para mojar la flor de harina; esto ofrecerás como ofrenda vegetal a Jehová continuamente, por estatuto perpetuo. 15 Ofrecerán pues el cordero y la ofrenda vegetal y el aceite cada mañana, como holocausto perpetuo.

16 Así dice Jehová el Señor: Cuando el príncipe hiciere alguna donación a cualquiera de sus hijos, herencia de éste será: a sus hijos pertenecerá; es posesión suya por herencia. 17 Mas si hiciere alguna donación de su herencia a uno de sus siervos, suya será hasta el año del jubileo; luego se volverá al príncipe; pero su herencia dada a sus hijos, de éstos será. 18 Y el príncipe no quitará de la herencia del pueblo, despojándolos de su posesión; antes de su propia posesión hará heredar a sus hijos; a fin de que ninguno de mi pueblo sea echado de su posesión.

19 Entonces me trajo por el pasadizo que había al lado de la puerta, a las cámaras santas que eran de los sacerdotes, las que miraban hacia el norte; y he aquí que había un local detrás de ellas, hacia el occidente. 20 Y me dijo: Éste es el local en donde los sacerdotes cocerán la ofrenda por la culpa y la ofrenda por el pecado, y en donde asarán la ofrenda vegetal; para que no los saquen al atrio exterior, santificando así al pueblo.

21 En seguida me sacó al atrio de afuera, y me hizo pasar junto a los cuatro ángulos del atrio; y he aquí un atrio pequeño en cada ángulo del atrio 22 En los cuatro ángulos del atrio había atrios cercados, de cuarenta codos de largo y treinta de ancho: una misma medida tenían los cuatro en los ángulos. 23 Y había un poyo alrededor, dentro de ellos, alrededor de los cuatro, hecho con lugares para cocer, por debajo de los poyos, alrededor. 24 Y me dijo el ángel: Estas son las cocinas en donde los sirvientes de la Casa han de cocer los sacrificios del pueblo.

navigate_before Ezequiel 45 Ezequiel 47 navigate_next
arrow_upward Arriba