Capítulos Todos
Antiguo Testamento
Nuevo Testamento
navigate_before Ezequiel 39 Ezequiel 41 navigate_next

Ezequiel 40

1 EN el año veinte y cinco de nuestro cautiverio, al principio del año, el día décimo del mes, catorce años después que fué herida la ciudad, en ese mismo día estaba sobre mí la mano de Jehová, y me llevó hasta allá: 2 es decir, en visiones de Dios me llevó a la tierra de Israel, y me puso sobre un monte muy alto, sobre el cual había un edificio parecido a una ciudad, hacia la parte del sur. 3 Me llevó allí, pues, y he aquí un varón, cuya apariencia era como la apariencia de bronce, con un cordel de lino en la mano, y una caña de medir; y estaba de pie dentro de la puerta. 4 Entonces me dijo aquel varón: Hijo del hombre, mira con tus ojos, y con tus oídos escucha, y aplica tu corazón para entender lo que te voy a mostrar; porque a fin de que yo te lo haga ver, has sido traído acá: declara cuanto veas a la casa de Israel.

5 Y he aquí que ví un muro por fuera de la Casa, todo en derredor: y en la mano de aquel varón había una caña de medir, de seis codos; a razón de un codo y el ancho de una mano cada uno; y midió el ancho de la fábrica del muro una caña, y su altura, una caña. 6 Entonces vino a la puerta que mira hacia el oriente; y subió por sus gradas, y midió el umbral de la puerta, una caña de ancho; y el segundo umbral una caña de ancho. 7 Y cada aposento del edificio de la puerta tenía una caña de largo y una caña de ancho; y entre los aposentos había un espacio de cinco codos: y el umbral de la puerta que estaba junto al pórtico de la puerta de adentro, una caña. 8 Luego midió el pórtico de la puerta de adentro, una caña de ancho. 9 Midió también lo largo del pórtico de la puerta, ocho codos, y sus pilares, dos codos; y el pórtico de la puerta estaba por el lado de adentro. 10 Y los aposentos del edificio de la puerta oriental eran tres de esta y tres de aquella parte; una misma medida tenían todas ellas, y una misma medida los pilares de esta y de aquella parte. 11 Entonces midió el ancho de la entrada de la puerta, diez codos, y lo largo de la entrada de la puerta, trece codos. 12 Y había un espacio por delante de los aposentos de un codo del un lado, y un espacio de un codo del otro lado; y cada aposento tenía seis codos de una parte y seis codos de otra. 13 Y midió el edificio de la puerta desde el techo de un aposento al techo del opuesto, de la anchura de veinte y cinco codos, estando la entrada de un aposento frente a la entrada de otro. 14 E hizo los pilares de sesenta codos: y a los pilares alcanzó el atrio, que estaba todo en derredor del edificio de la puerta. 15 Y desde la fachada de la puerta de la entrada hasta la fachada del pórtico de la puerta interior, había cincuenta codos. 16 Y había ventanas cerradas con celosías en los aposentos, y junto a sus pilares, adentro del edificio de la puerta, todo en derredor, y asimismo en la columnata; las ventanas pues estaban todo en derredor, por la parte de adentro; y en cada pilar había palmas esculpidas.

17 Entonces me trajo dentro del atrio exterior; y he aquí cámaras y un pavimento de mosaico hecho todo en derredor del atrio; treinta cámaras daban a aquel pavimento. 18 Y el pavimento estaba a cada lado de las puertas, correspondiente en su ancho a lo largo del edificio de la puerta; es decir, el pavimento de abajo. 19 Y midió la anchura del atrio, desde la fachada de la puerta de abajo hasta la fachada de la del atrio de adentro, exteriormente: cien codos hacia el oriente y hacia el norte.

20 Asimismo midió la puerta del atrio exterior, que mira hacia el norte, en su largo y su ancho; 21 y los tres aposentos de ella de esta parte y tres de aquella parte, y sus pilares y su columnata eran conforme a la medida de la puerta primera; la longitud era de cincuenta codos, y la anchura de veinte y cinco codos: 22 y sus ventanas y su columnata y sus palmas eran conforme a la medida de la puerta que mira hacia el oriente: y se subía a ella por siete gradas, y su columnata estaba delante de éstas. 23 Y el atrio interior tenía una puerta frente a la otra puerta, así al norte como al oriente: y de puerta a puerta midió cien codos.

24 Luego me condujo hacia el sur; y he aquí una puerta que miraba al sur; y midió sus pilares y su columnata, conforme a aquellas mismas medidas. 25 Y había ventanas en ella y en la columnata, todo en derredor, del mismo modo que aquellas otras ventanas; y tenía cincuenta codos de largo, y de ancho veinte y cinco codos. 26 Tenía también siete gradas para subir a ella, y su columnata estaba delante de ellas; y tenía palmas, una de esta parte y otra de aquella, esculpidas en sus pilares. 27 Había también una puerta al atrio de adentro, que miraba hacia el sur; y midió aquel varón de puerta a puerta hacia el sur cien codos.

28 Entonces me trajo al atrio interior, por la puerta del sur; y midió la puerta del sur conforme a aquellas medidas anteriores; 29 y sus aposentos y sus pilares y su columnata eran conforme a aquellas medidas ya dadas; y había ventanas en ella y en su columnata todo en derredor: cincuenta codos tenía de largo, y de ancho veinte y cinco codos. 30 Y la columnata todo en derredor, tenía veinte y cinco codos de largo, y cinco codos de ancho. 31 Y su columnata estaba hacia el atrio exterior; y había palmas en los pilares: y ocho gradas formaban la subida a ella.

32 Luego me condujo dentro del atrio interior, hacia el oriente; y midió la puerta conforme a aquellas mismas medidas; 33 y sus aposentos y sus pilares y su columnata, conforme a aquellas mismas medidas; y había ventanas en ella y en su columnata todo en derredor: tenía cincuenta codos de largo, y de ancho, veinte y cinco codos. 34 Y su columnata estaba hacia el atrio exterior; y había palmas esculpidas en sus pilares de este y de aquel lado: y ocho gradas formaban la subida a ella.

35 Entonces me trajo a la puerta del norte, y la midió conforme a aquellas mismas medidas; 36 sus aposentos y sus pilares y su columnata; y había ventanas en ella todo en derredor: tenía cincuenta codos de largo, y veinte y cinco codos de ancho. 37 Y sus pilares estaban hacia el atrio exterior; y había palmas esculpidas en los pilares, de este y de aquel lado: y ocho gradas formaban la subida a ella. 38 Y había una cámara con su entrada junto a los pilares de las puertas, donde lavaban el holocausto. 39 Y en el pórtico de esa puerta había dos mesas de esta parte, y dos mesas de aquella, para degollar sobre ellas el holocausto, y la ofrenda por el pecado, y la ofrenda por la culpa. 40 Y a un lado, por fuera, para quien subía a la entrada de la puerta del norte había dos mesas y al otro lado, junto al pórtico de la puerta, había dos mesas; 41 cuatro mesas de un lado y cuatro mesas del otro, a cada lado de la puerta, es decir, ocho mesas, en las cuales degollaban los sacrificios. 42 También había cuatro mesas para el holocausto, de piedra labrada, de codo y medio de largo, y de codo y medio de ancho, y de un codo de altura; sobre ellas ponían los instrumentos con que degollaban el holocausto y el sacrificio. 43 Y los ganchos dobles, del ancho de una mano, estaban fijos por dentro todo en derredor: y sobre las mesas se ponía la carne de la oblación.

44 Y por fuera de la puerta de adentro había cámaras para los cantores, en el atrio de adentro; que estaban a cada lado de la puerta del norte, con su frente hacia el sur; y otra estaba al lado de la puerta oriental, con la frente hacia el norte. 45 Y me dijo: Esta cámara cuya frente está hacia el sur, es para los sacerdotes que tienen el encargo de guardar la Casa; 46 mas la cámara cuya frente está hacia el norte es para los sacerdotes que tienen el encargo de mirar por el altar. Éstos son los hijos de Sadoc, los cuales, de entre los hijos de Leví, se acercan a Jehová, para ministrar delante de él. 47 Y midió el atrio, cien codos de largo y cien codos de ancho, cuadrado; y el altar estaba delante de la Casa.

48 En seguida me trajo al pórtico de la Casa; y midió cada pilar del pórtico, cinco codos por una parte de la entrada, y cinco codos por la otra; y la anchura de la puerta era de tres codos por una parte, y de tres codos por la otra. 49 La longitud del pórtico era de veinte codos, y la anchura de once codos; y por gradas se subía a él. Y había dos columnas junto a los pilares, la una por este lado y la otra por aquél.

navigate_before Ezequiel 39 Ezequiel 41 navigate_next
arrow_upward Arriba