Capítulos Todos
Antiguo Testamento
Nuevo Testamento
navigate_before Ezequiel 25 Ezequiel 27 navigate_next

Ezequiel 26

1 Y ACONTECIÓ que en el año undécimo, al primero del mes, tuve revelación de Jehová, que decía: 2 Hijo del hombre, por cuanto dice Tiro contra Jerusalem: ¡Ea! ¡quebrantada está la que era puerta de los pueblos; se me ha vuelto a mí; yo estaré surtida, ahora que ella está asolada! 3 por tanto, así dice Jehová el Señor: He aquí que estoy contra ti, oh Tiro, y haré subir contra ti muchas naciones, a la manera que el mar hace subir sus olas; 4 las cuales destruirán los muros de Tiro, y derribarán sus torres; y raeré de ella hasta su polvo; y la pondré como una roca desnuda. 5 Vendrá a ser tendedero para las redes de pescador en medio del mar; porque yo lo he dicho, dice Jehová el Señor; y vendrá a ser despojo para las naciones. 6 Y sus hijas que están en el campo serán muertas a cuchillo; y conocerán los Tirios que yo soy Jehová.

7 Porque así dice Jehová el Señor: He aquí que voy a traer contra Tiro a Nabucodonosor rey de Babilonia, rey de reyes, desde el norte, con caballos y carros y caballería, y asamblea de naciones, y mucha gente. 8 Y matará a espada a tus hijas en el campo, y pondrá torres contra ti, levantará contra ti terraplenes, y alzará contra ti paveses. 9 Y pondrá sus arietes contra tus muros, y derribará tus torres con sus hachas. 10 A causa de la muchedumbre de sus caballos, te cubrirá el polvo de ellos; por el estruendo de su caballería, y de sus carretas, y de sus carros de guerra temblarán tus muros, cuando él entrare por tus puertas, como quien entra en una ciudad en la cual se efectúa una brecha. 11 Con los cascos de sus caballos hollará todas tus calles; a tu pueblo le matará a espada, y las columnas de tu fuerza bajarán a tierra. 12 Y los Babilonios despojarán tus riquezas, y saquearán tus mercaderías, y destruirán tus muros, y derribarán tus casas tan preciosas; y tus piedras y tus maderas y hasta tu polvo los echarán en medio de las aguas. 13 Haré cesar el estruendo de tus canciones, y el son de tus arpas no será oído más. 14 Y te pondré como una roca desnuda; vendrás a ser tendedero para las redes de pescador; no serás reedificada más; porque yo Jehová lo he dicho; dice Jehová el Señor.

15 Así dice Jehová el Señor a Tiro: ¿No temblarán las islas al estruendo de tu caída, cuando griten los heridos, y cuando se encrudezca la carnicería en medio de ti? 16 Entonces descenderán de sus tronos todos los príncipes de la mar, y se quitarán sus mantos, y se desnudarán sus ropas bordadas, y se vestirán de estremecimiento: se sentarán en tierra y temblarán a cada momento, y se asombrarán a causa de ti. 17 Y entonarán sobre ti una endecha, y te dirán: ¡Cómo has perecido, tú que eras poblada de marineros; la ciudad esclarecida, que eras fuerte en el mar! ella y sus habitantes imponían su terror a todos los que habitaban junto a ella. 18 Ahora pues se estremecerán las islas en el día de tu caída, sí, desmayarán las islas que están en el mar, a causa de tu fin. 19 Porque así dice Jehová el Señor: Cuando yo te tornare en ciudad desolada, como las ciudades que no se habitan, cuando trajere sobre ti el abismo, de modo que te cubran las muchas aguas; 20 entonces te haré descender con los que bajan al hoyo, a las gentes de antiguo tiempo, y te haré habitar en la tierra de abajo, entre las ruinas de la antigüedad, con los que descienden al hoyo; para que no seas habitada; mas yo pondré gloria en la tierra de los vivientes. 21 Te reduciré a la nada, y tú dejarás de ser; y serás buscada, pero nunca jamás serás hallada, dice Jehová el Señor.

navigate_before Ezequiel 25 Ezequiel 27 navigate_next
arrow_upward Arriba