Capítulos Todos
Antiguo Testamento
Nuevo Testamento
navigate_before Ezequiel 38 Ezequiel 40 navigate_next

Ezequiel 39

1 Y TÚ, hijo del hombre, profetiza contra Gog, y dile: Así dice Jehová el Señor: He aquí que yo estoy contra ti, oh Gog, príncipe de Ros, Mesec y Tubal: 2 y te tornaré en derredor, y te conduciré, y te haré subir de las partes lejanas del norte, y te traeré sobre las serranías de Israel; 3 y derribaré tu arco, quitándolo de tu mano izquierda, y haré caer tus flechas de tu mano derecha. 4 Sobre las serranías de Israel caerás tú y todas tus hordas, y los pueblos que te acompañan: a las aves de rapiña de toda especie, y a las fieras del campo te he dado por comida. 5 Sobre la haz del campo caerás; porque lo he dicho yo, dice Jehová el Señor.

6 Y enviaré fuego sobre Magog, y sobre los que habitan descuidados en las islas; y conocerán que yo soy Jehová. 7 Así haré conocer mi santo Nombre en medio de mi pueblo Israel, y no dejaré profanar más mi santo Nombre; y conocerán las naciones que yo, Jehová, el Santo, estoy en medio de Israel. 8 ¡He aquí que ya llegó el tiempo, y la cosa es hecha! dice Jehová; ¡este es el día del cual he hablado¡

9 Entonces saldrán los moradores de las ciudades de Israel, y harán lumbre con las armas, y las quemarán; así los escudos como los paveses, los arcos, y las saetas, y las mazas, y las lanzas; y harán lumbre con ellos por siete años; 10 de modo que no traerán leña de los campos, ni la cortarán en los bosques; porque con las armas harán lumbre: así despojarán a aquellos que los despojaron a ellos, y saquearán a los que los saquearon, dice Jehová el Señor.

11 Y acontecerá que en aquel día, daré a Gog lugar donde tenga sepultura en Israel, a saber, el valle de los que pasan, al oriente del mar, y el cual detiene a los que pasan: y allí enterrarán a Gog y a toda su multitud: y será llamado Valle de Hamón-gog. 12 Y la casa de Israel los estará enterrando siete meses, a fin de purificar la tierra. 13 Así los enterrará todo el pueblo de la tierra; y esto les servirá de renombre, el día en que yo sea glorificado, dice Jehová el Señor. 14 Y señalarán hombres de ocupación continua, así los que pasan por la tierra, como los que sepultan (con auxilio de los que pasan) a los que fueren dejados sobre la haz de la tierra, para purificarla: al fin de los siete meses harán esta rebusca. 15 Pasarán pues los que pasan por la tierra; y cuando alguno viere el hueso de un hombre, pondrá junto a él una señal, hasta que lo hayan enterrado los sepultureros, en el Valle de Hamón-gog: 16 y también el nombre de la ciudad será Hamona: y así purificarán la tierra.

17 Y tú, hijo del hombre, así dice Jehová el Señor: Di a las aves de toda especie, y a todas las fieras del campo: ¡Congregaos y venid! ¡juntaos de todas partes al sacrificio mío que preparo para vosotras, sacrificio grande sobre las serranías de Israel; para que comáis carne y bebáis sangre! 18 Carne de héroes comeréis, y sangre de los príncipes de la tierra beberéis; cual de cameros, de corderos y de machos de cabrío, y de toros, todos ellos animales engordados de Basán. 19 Así comeréis sebos hasta la hartura, de mi sacrificio que preparo para vosotras, y beberéis sangre hasta la embriaguez. 20 Y en mi mesa os hartaréis de caballos y de los tiros de carros, de héroes y de todos los hombres de guerra, dice Jehová el Señor. 21 Así manifestaré mi gloria entre las naciones, y todas las naciones verán el juicio mío que ejecuto, y la mano mía que pongo sobre ellas. 22 Y conocerá la casa de Israel desde aquel día en adelante, que yo soy Jehová su Dios. 23 Y sabrán las naciones que a causa de sus iniquidades fué llevada en cautiverio la casa de Israel; por cuanto se habían portado deslealmente contra mí; por lo cual les escondí mi rostro, y los entregué en mano de sus adversarios, y cayeron todos a filo de espada. 24 Conforme a su inmundicia, y conforme a sus transgresiones, hice con ellos, y escondíles mi rostro.

25 Por tanto, así dice Jehová el Señor: Ahora haré tornar el cautiverio de Jacob, y me apiadaré de toda la casa de Israel, y seré celoso por mi santo Nombre. 26 Y se harán cargo de su afrenta, y de todas sus prevaricaciones con que han prevaricado contra mí, cuando ya habiten seguros sobre su propio suelo, y no haya quien los espante: 27 cuando yo los hiciere volver de entre los pueblos, y los recogiere de entre las tierras de sus enemigos, y fuere santificado en ellos a vista de muchas naciones. 28 Y ellos conocerán que yo soy Jehová su Dios, el cual los hice llevar en cautiverio entre las naciones, mas los recojo otra vez en su propia tierra, sin dejar en adelante ninguno de ellos allí. 29 Y no volveré más a esconder mi rostro de ellos; porque habré derramado mi Espíritu sobre la casa de Israel, dice Jehová el Señor.

navigate_before Ezequiel 38 Ezequiel 40 navigate_next
arrow_upward Arriba