Capítulos Todos
Antiguo Testamento
Nuevo Testamento
navigate_before Deuteronomio 5 Deuteronomio 7 navigate_next

Deuteronomio 6

1 ESTE es pues el mandamiento, estos los estatutos y las leyes que Jehová vuestro Dios mandó que os enseñase, para que los pongáis por obra en la tierra adonde pasáis para heredarla; 2 a fin de que temas, oh Israel, a Jehová tu Dios, de modo que guardes todos sus estatutos y sus mandamientos que yo te ordeno, tú, y tu hijo, y el hijo de tu hijo, todos los días de tu vida; a fin de que se te prolonguen los días. 3 Oye pues, oh Israel, y guarda estas cosas para hacerlas, a fin de que te vaya bien, y te multipliques mucho, como te ha prometido Jehová, el Dios de tus padres, en la tierra que mana leche y miel.

4 Oye, Israel: Jehová nuestro Dios, Jehová, uno solo es. 5 Y amarás a Jehová tu Dios con todo tu corazón y con toda tu alma y con todas tus fuerzas. 6 Y estas palabras que te ordeno hoy, han de permanecer sobre tu corazón; 7 y las inculcarás a tus hijos, y hablarás de ellas sentado en tu casa, y andando por el camino, y al acostarte, y al levantarte; 8 y las atarás por señal en tu mano, y estarán por frontales entre tus ojos; 9 y las escribirás sobre los postes de tu casa y en tus puertas.

10 Y será que cuando te haya introducido Jehová tu Dios en la tierra que juró a tus padres, a Abraham, a Isaac y a Jacob, que te daría, provista de ciudades grandes y buenas, que tú no edificaste, 11 y de casas llenas de toda suerte de cosas buenas, que tú no llenaste; y de cisternas cavadas que tú no cavaste, y de viñas y olivares que tú no plantaste; y cuando comieres y te saciares, 12 cuídate entonces, no sea que te olvides de Jehová que te sacó de la tierra de Egipto, de la casa de servidumbre. 13 A Jehová tu Dios temerás, y a él servirás, y por su nombre solamente jurarás. 14 No vayas en pos de otros dioses, de los dioses de las naciones que están al rededor de ti; 15 porque Jehová tu Dios, que habita en medio de ti, es un Dios celoso; no sea que se encienda su ira contra ti, y te destruya de sobre la faz de la tierra. 16 No tentaréis a Jehová vuestro Dios, como le tentasteis en Masa. 17 Guardad escrupulosamente los mandamientos de Jehová vuestro Dios, y sus testimonios, y sus estatutos que él te ha prescrito, oh Israel. 18 Y harás lo que es recto y bueno a los ojos de Jehová, para que te vaya bien, y para que entres y poseas aquella buena tierra que Jehová prometió con juramento a tus padres; 19 y para que él arroje a todos tus enemigos de delante de ti, como Jehová te ha prometido.

20 Cuando te preguntare tu hijo, el día de mañana, diciendo: ¿Qué significan los testimonios y los estatutos y las leyes que os ordenó Jehová nuestro Dios? 21 entonces responderás a tu hijo: Siervos éramos de Faraón en Egipto, y sacónos Jehová de Egipto con mano fuerte. 22 Y Jehová descargó señales y maravillas grandes y destructoras sobre Egipto, sobre Faraón y sobre toda su casa, delante de nuestros ojos: 23 mas a nosotros nos sacó de allí, para traernos acá, a fin de darnos esta tierra que había prometido con juramento a nuestros padres. 24 Y nos mandó Jehová que cumpliésemos todos estos estatutos, temiendo a Jehová nuestro Dios, para bien nuestro, todos los días, para que él nos dé vida, como sucede el día de hoy. 25 Entonces tendremos justicia, cuando cuidemos de cumplir todo este mandamiento en presencia de Jehová nuestro Dios, como él nos lo tiene mandado.

navigate_before Deuteronomio 5 Deuteronomio 7 navigate_next
arrow_upward Arriba