Capítulos Todos
Antiguo Testamento
Nuevo Testamento
navigate_before Deuteronomio 21 Deuteronomio 23 navigate_next

Deuteronomio 22

1 SI vieres extraviado el buey de tu hermano, o su oveja, no te apartarás de ellos con disimulo; sin falta los harás volver a tu hermano. 2 Y si tu hermano no fuere vecino tuyo, o tú no le conocieres, los recogerás dentro de tu casa, y estarán contigo hasta que los busque tu hermano, y se los devolverás. 3 Así también harás con su asno, y así harás con su vestido, y así harás con toda cosa perdida de tu hermano, que el hubiere perdido y tú hubieres hallado; no podrás disimularlo. 4 Si vieres el asno de tu hermano o su buey caídos en el camino, no te apartarás de ellos con disimulo; indispensablemente le ayudarás a levantarlos.

5 No vestirá la mujer traje de hombre, ni vestirá el hombre ropa de mujer; porque todo aquel que hace esto es abominación a Jehová tu Dios.

6 Cuando se encontrare algún nido de pájaro delante de ti en el camino, en cualquier árbol, o sobre la tierra, con polluelos o huevos, estando la madre echada sobre los polluelos o los huevos, no tomarás la madre juntamente con los hijos: 7 sin falta soltarás la madre, pero podrás tomar los hijos para ti; para que te vaya bien, y para que prolongues tus días.

8 Cuando edificares casa nueva, harás pretil a tu terrado, para que no traigas delito de sangre sobre tu casa, si de allí cayere alguno. 9 No sembrarás tu viña con diversas especies de semillas; no sea que se te pierda todo el fruto, así la semilla como el producto de la viña. 10 No ararás con buey y asno juntos. 11 No vestirás tela tejida con mezcla, como de lana y de lino juntos. 12 Te harás flecos sobre los cuatro bordes del manto con que te cubres.

13 Si un hombre tomare mujer, y después de que se haya llegado a ella, la aborreciere, 14 y le imputare acciones vergonzosas, y propalare contra ella mala fama, diciendo: Tomé a esta mujer, mas al acercarme a ella no hallé en ella señales de virginidad; 15 el padre y la madre de la joven tomarán y sacarán las señales de la virginidad de la joven delante de los ancianos de la ciudad, sentados en la puerta; 16 y dirá el padre de la joven a los ancianos: He dado mi hija a este hombre por mujer; mas él la aborrece, 17 y he aquí que le ha imputado acciones vergonzosas, diciendo: No hallé en tu hija señales de virginidad; y éstas son las señales de la virginidad de mi hija: y extenderán la ropa nupcial delante de los ancianos de la ciudad. 18 Entonces tomarán los ancianos de aquella ciudad al tal hombre, y le castigarán; 19 y le multarán en cien siclos de plata, los que darán al padre de la joven, por cuanto propaló mala fama contra una virgen de Israel; y ella será su mujer: no podrá él despedirla en todos sus días. 20 Mas si esto fuere verdad, y no se hallaren señales de virginidad a favor de la joven, 21 sacarán la joven a la puerta de la casa de su padre, y los hombres de su ciudad la apedrearán para que muera; porque cometió vileza en Israel, fornicando en casa de su padre: así exterminarás el mal de en medio de ti.

22 Cuando fuere hallado un hombre acostado con una mujer casada con marido, entrambos morirán; el hombre que se acostó con la mujer, y la mujer también: así exterminarás el mal de en medio de Israel. 23 Si alguna joven, virgen, fuere desposada con un hombre, y alguien la hallare dentro de la ciudad y se acostare con ella; 24 sacaréis a entrambos a la puerta de aquella ciudad, y los apedrearéis para que mueran; a la joven, porque no dió voces, estando en la ciudad, y al hombre, por cuanto humilló a la mujer de su prójimo: así exterminarás el mal de en medio de ti. 25 Mas si el hombre hallare a la joven desposada en el campo, y le hiciere fuerza aquel hombre, acostándose con ella, entonces morirá sólo el hombre que se acostó con ella; 26 mas a la joven no le harás nada; no hay en la joven ningún pecado digno de muerte; pues como cuando alguno se levanta contra su prójimo y le mata, así es este caso; 27 porque en el campo la halló, y dió voces la joven desposada, mas no hubo quien la librase.

28 Cuando hallare un hombre a una joven virgen, que no fuere desposada, y echándole mano, se acostare con ella, y fueren descubiertos; 29 el hombre que se acostó con ella dará al padre de la joven cincuenta siclos de plata, y ella será su mujer, por haberla humillado; no podrá despedirla en todos sus días.

30 Ninguno tomará la mujer de su padre, ni profanará el lecho de su padre.

navigate_before Deuteronomio 21 Deuteronomio 23 navigate_next
arrow_upward Arriba