Capítulos Todos
Antiguo Testamento
Nuevo Testamento
navigate_before Deuteronomio 17 Deuteronomio 19 navigate_next

Deuteronomio 18

1 LOS sacerdotes levitas, con toda la tribu de Leví, no tendrán parte ni herencia con Israel; comerán de las ofrendas encendidas de Jehová y de la herencia de él. 2 Por eso no tendrán herencia entre sus hermanos; Jehová es su herencia, como se lo tiene dicho.

3 Este pues será el derecho de los sacerdotes de parte del pueblo, de parte de los que ofrecen un sacrificio, sea de ganados mayores o menores, a saber: Se dará al sacerdote la espaldilla, y las dos quijadas, y el cuajar. 4 Le darás también las primicias de tu trigo, de tu vino y de tu aceite, con las primicias del esquileo de tus ovejas. 5 Porque a él ha escogido Jehová tu Dios de entre tus tribus, para estar en pie a ministrar en el nombre de Jehová; a él y a sus hijos para siempre.

6 Y cuando saliere un levita de alguna de tus ciudades de entre todo Israel, donde hubiere habitado, y viniere con todo el deseo de su alma al lugar que escogiere Jehová; 7 entonces ministrará en el nombre de Jehová su Dios, como cualquiera de sus hermanos, los levitas, que están allí en pie delante de Jehová. 8 Iguales porciones comerán todos ellos, además de lo que obtenga de la venta de sus bienes patrimoniales.

9 Cuando entrares en la tierra que Jehová tu Dios te da, no aprenderás a hacer según las abominaciones de aquellas naciones. 10 No se halle entre los tuyos quien haga pasar a su hijo o su hija por el fuego, ni quien practique la adivinación, ni quien observe agüeros, ni encantador, ni hechicero, 11 ni sortílego, ni quien pregunte a espíritu pitónico, ni mágico, ni quien consulte a los muertos. 12 Porque todo aquel que hace estas cosas abominable es a Jehová tu Dios; y por motivo de estas abominaciones Jehová tu Dios los va a desposeer delante de ti. 13 Perfecto serás para con Jehová tu Dios. 14 Porque estas naciones que vas a desposeer acostumbran escuchar a los observadores de agüeros, y a los adivinos; mas en cuanto a ti, Jehová tu Dios no te ha permitido hacer esto.

15 Jehová tu Dios levantará para ti un Profeta de en medio de ti, de tus hermanos, semejante a mí; a él oiréis: 16 de acuerdo con todo lo que pediste a Jehová tu Dios en Horeb, en el día de la Asamblea, diciendo: No oiga yo otra vez la voz de Jehová mi Dios, ni vea más este gran fuego, no sea que muera. 17 A lo cual me dijo Jehová: Acertaron bien en lo que han dicho. 18 Profeta les he de levantar, de en medio de sus hermanos, semejante a ti; y pondré mis palabras en su boca, y él les hablará todo cuanto yo le mandare. 19 Y sucederá que el hombre que no obedeciere a mis palabras que hablare en mi nombre, yo mismo le pediré cuenta de ello. 20 Pero el profeta que tuviere la presunción de hablar en mi nombre palabra que yo no le haya mandado decir, o que hablare en nombre de otros dioses, el tal profeta morirá. 21 Y si preguntares en tu corazón: ¿Cómo podremos conocer la palabra que no ha hablado Jehová? 22 cuando hablare un profeta en nombre de Jehová, y no sucediere la cosa, ni se verificare, esto es lo que no ha hablado Jehová: con presunción lo ha hablado el tal profeta; no tengas temor de él.

navigate_before Deuteronomio 17 Deuteronomio 19 navigate_next
arrow_upward Arriba