Capítulos Todos
Antiguo Testamento
Nuevo Testamento
navigate_before Deuteronomio 20 Deuteronomio 22 navigate_next

Deuteronomio 21

1 CUANDO alguno fuere hallado muerto, echado en el campo, en la tierra que Jehová tu Dios te da a poseer, y no se supiere quien le haya muerto, 2 entonces saldrán tus ancianos y tus jueces, y medirán la distancia de las ciudades que estén al rededor del muerto; 3 y será que la ciudad más cercana al muerto, es decir, los ancianos de la ciudad, tomarán una novilla, con la cual no se ha trabajado, y que no haya llevado yugo; 4 y los ancianos de aquella ciudad llevarán la novilla a un valle escabroso, que no se cultiva y que no se siembra, y quebrarán la cerviz a la novilla allí en aquel valle. 5 Luego se acercarán los sacerdotes, los hijos de Leví, (porque a éstos ha escogido Jehová tu Dios para ministrar delante de él, y para bendecir en el nombre de Jehová, y de cuya boca ha de estar pendiente toda controversia y toda cuestión de agravio); 6 y todos los ancianos de aquella ciudad, los más cercanos al muerto, se lavarán las manos sobre la novilla que fué descervigada en el valle; 7 y responderán, diciendo: Nuestras manos no derramaron esta sangre, y nuestros ojos no la vieron derramar. 8 ¡Perdona, oh Jehová, a tu pueblo Israel, que redimiste, y no pongas la sangre inocente a cargo de tu pueblo Israel! Así le será perdonada aquella sangre, 9 y limpiarás la sangre inocente de en medio de ti, cuando hicieres lo que es recto a los ojos de Jehová.

10 Cuando salieres a la guerra contra tus enemigos, y Jehová los entregare en tu mano, y llevares de ellos cautivos, 11 y vieres entre los cautivos alguna mujer hermosa, y te prendares de ella de manera que quisieras tomarla por mujer tuya, 12 la introducirás en tu casa, y ella raerá su cabeza y se cortará las uñas, 13 y quitará de sobre sí el vestido de su cautiverio, y se quedará en tu casa, llorando a su padre y a su madre por todo un mes; y después de esto podrás llegarte a ella y ser marido suyo, y ella será tu mujer. 14 Mas acontecerá que si no te complacieres en ella, la dejarás ir según su propia voluntad: pues de ninguna manera podrás venderla por dinero, ni la oprimirás como esclava, después de haberla humillado.

15 Cuando un hombre tuviere dos mujeres, la una amada y la otra odiada, y ellas le hubieren parido hijos, así la amada como la odiada, siendo primogénito el hijo de la odiada; 16 entonces será que en el día que hiciere heredar a sus hijos lo que tuviere, no podrá constituir primogénito al hijo de la amada con preferencia del de la odiada, el verdadero primogénito; 17 sino que reconocerá al primogénito, hijo de la odiada, dándole una porción doble de todo lo que posea; porque él es el principio de su vigor; a él pues pertenece el derecho de primogenitura.

18 Cuando algún hombre tuviere un hijo contumaz y rebelde, que no quisiere escuchar la voz de su padre o la voz de su madre, y que aunque le castiguen no les obedeciere; 19 su padre y su madre echarán mano de él, y le sacarán ante los ancianos de su ciudad, y a la puerta de su lugar, 20 y dirán a los ancianos de su ciudad: Este nuestro hijo es contumaz y rebelde, no quiere obedecer nuestra voz; glotón es y bebedor. 21 Y todos los hombres de su ciudad le apedrearán hasta que muera: así extirparás el mal de en medio de ti; y todo Israel oirá y temerá.

22 Asimismo cuando algún hombre hubiere incurrido en sentencia de muerte, y en efecto haya sido muerto, y le colgares en un madero, 23 su cadáver no pasará la noche en el madero; antes le enterrarás sin falta en ese mismo día: porque maldito de Dios es el colgado en un madero; y no has de contaminar la tierra que Jehová tu Dios te da en posesión.

navigate_before Deuteronomio 20 Deuteronomio 22 navigate_next
arrow_upward Arriba