Capítulos Todos
Antiguo Testamento
Nuevo Testamento
navigate_before Deuteronomio 13 Deuteronomio 15 navigate_next

Deuteronomio 14

1 HIJOS sois de Jehová vuestro Dios; no os sajaréis, ni os haréis calvez entre los ojos a causa de muerto; 2 porque eres un pueblo santo a Jehová tu Dios; pues a ti te escogió Jehová para que le seas un pueblo de exclusiva posesión, más que todas las naciones que hay sobre la faz de la tierra.

3 No comerás ninguna cosa abominable. 4 Estos son los animales que podréis comer: El buey, la oveja, la cabra, 5 el ciervo, la gacela, el gamo, la cabra montés, el pygargo, el antílope, la gamuza; 6 en fin, todo animal de pesuña (que tiene la pata dividida en dos uñas), que rumia entre los animales, ese podréis comer. 7 Estos empero no comeréis entre los que rumian, o entre los que tienen la uña partida: El camello, y la liebre, y el damán; pues aunque son rumiantes, no tienen la pata dividida en dos; inmundos serán para vosotros: 8 asimismo el cerdo, pues aunque tiene la pata hendida, no rumia; inmundo será para vosotros; de la carne de ellos no comeréis, ni tocaréis sus cuerpos muertos.

9 Estos podréis comer de todos los animales que viven en las aguas: Todo lo que tiene aletas y escamas podréis comer; 10 mas todo lo que no tiene aletas y escamas, no lo comeréis; inmundo será para vosotros.

11 Toda ave limpia podréis comer: 12 mas éstas son de las que no comeréis: El águila, el quebranta-huesos, y el águila marina, 13 y el azor, y el halcón, y el milano, según sus especies; 14 y todo cuervo según su especie; 15 y el avestruz, y la lechuza, y la gaviota, y el gavilán, según sus especies; 16 y el cuervo marino, y el buho, y, el cisne, 17 y el pelícano, y el buitre, y el somorgujo, 18 y la cigüeña, y la garza, según sus especies; y la abubilla, y el murciélago.

19 También todo insecto alado será inmundo para vosotros; no le comeréis. 20 Toda ave limpia podréis comer. 21 No comeréis ninguna cosa mortecina; al extranjero que habitare dentro de tus puertas la podréis dar, y él la comerá; o la podréis vender a uno de tierra extraña; porque eres tú un pueblo santo a Jehová tu Dios. No guisarás el cabrito en la leche de su misma madre.

22 Diezmarás escrupulosamente todo el producto de tu simiente, lo que rinde tu campo, año por año; 23 y comerás delante de Jehová tu Dios, en el lugar que él escogiere par hacer habitar allí su nombre, el diezmo de tu trigo, y de tu vino, y de tu aceite, y los primerizos de tus vacadas y de tus rebaños, a fin de que aprendas a temer a Jehová tu Dios para siempre. 24 Mas si el camino fuere demasiado largo para ti, de manera que no pudieres llevarlo, por estar demasiado lejos de ti el lugar que escogiere Jehová tu Dios para poner allí su nombre, cuando Jehová tu Dios te haya bendecido, 25 lo convertirás en dinero, y atando el dinero en tu mano, irás al lugar que escogiere Jehová tu Dios, 26 y gastarás ese dinero en cuanto apeteciere tu alma; en vaca, o en oveja, o en vino, o en licor fermentado, o en cualquiera cosa que pidiere tu alma y los comerás allí delante de Jehová tu Dios, y te regocijarás, tú y tu casa: 27 y al levita que habitare dentro de tus puertas: no le desampararás, porque no tiene parte ni herencia contigo.

28 Al fin de cada tercer año, sacarás todo el diezmo de tus productos de aquel año, y lo depositarás dentro de tus puertas; 29 para que venga el levita, que no tiene parte ni herencia contigo, y el extranjero, y el huérfano, y la viuda, que habitan dentro de tus puertas, y coman y se sacien; para que te bendiga Jehová tu Dios en toda obra de tu mano que hicieres.

navigate_before Deuteronomio 13 Deuteronomio 15 navigate_next
arrow_upward Arriba