Capítulos Todos
Antiguo Testamento
Nuevo Testamento
navigate_before Salmo 59 Salmo 61 navigate_next

Salmo 60

Para el Director del canto. A la tonada de El Lirio del Testimonio. Michtam de David, para enseñar; cuando había peleado contra Aram-naha-raim y Aram-soba; y volvió Joab, e hirió de Edom, en el valle de la Sal, doce mil hombres.

1 ¡OH Dios, nos has desechado, nos has quebrantado, has estado enojado! ¡vuélvete ahora a nosotros! 2 Has hecho temblar la tierra; la has hendido; ¡sana sus quiebras, porque titubea! 3 Duras cosas has hecho ver a tu pueblo; nos has hecho beber vino de aturdimiento. 4 Pero has dado bandera a los que te temen, para que sea alzada a causa de la verdad. (Pausa.) 5 A fin de que se escapen tus amados, salva con tu diestra, y respóndeme. 6 ¡Dios ha hablado en su santidad; yo me alegraré! ¡repartiré a Siquem, y mediré el Valle de Succot! 7 ¡Galaad es mío; y mío es Manasés; Efraim también es la fortaleza de mi cabeza; Judá es mi legislador: 8 Moab, la vasija en que me lavo los pies; a Edom echaré mi zapato! ¡Filistía, grita con triunfo, si puedes, sobre mí! 9 ¿Quién me conducirá a la ciudad fortalecida? ¿Quién me llevará hasta Idumea? 10 ¿No serás tú, oh Dios, que nos habías desechado; tú también, oh Dios, que no salías con nuestros ejércitos? 11 ¡Danos socorro contra el enemigo; porque vana es la ayuda del hombre! 12 En Dios haremos proezas; pues es él quien hollará a nuestros enemigos.

navigate_before Salmo 59 Salmo 61 navigate_next
arrow_upward Arriba