Capítulos Todos
Antiguo Testamento
Nuevo Testamento
navigate_before Salmo 122 Salmo 124 navigate_next

Salmo 123

Canción de las subidas.

1 ¡LEVANTO mis ojos a ti, que estás sentado en los cielos! 2 He aquí, como los ojos de los siervos miran a la mano de sus señores, y como los ojos de una criada, a la mano de su señora; así miran nuestros ojos a Jehová nuestro Dios, hasta que tenga misericordia de nosotros. 3 ¡Ten misericordia de nosotros, oh Jehová! ¡ten misericordia de nosotros! porque estamos muy hartos de desprecio. 4 Muy harta está nuestra alma del escarnio de los descuidados, y del desprecio de los soberbios.

navigate_before Salmo 122 Salmo 124 navigate_next
arrow_upward Arriba