Capítulos Todos
Antiguo Testamento
Nuevo Testamento
navigate_before Salmo 104 Salmo 106 navigate_next

Salmo 105

1 ¡CONFESAD a Jehová; invocad su nombre; haced conocer entre los pueblos sus hazañas! 2 ¡Cantadle a él! ¡tañedle salmos! ¡hablad de todas sus maravillas! 3 ¡Gloriaos en su santo nombre! ¡regocíjese el corazón de los que buscan a Jehová! 4 ¡Acudid a Jehová, y a su fortaleza; buscad de continuo su presencia! 5 ¡Acordaos de las maravillas que él ha hecho, de sus prodigios y los juicios de su boca, 6 oh simiente de Abraham, su siervo, oh hijos de Jacob, sus escogidos! 7 Él es Jehová, el Dios nuestro; en toda la tierra se manifiestan sus juicios. 8 Se acuerda para siempre de su pacto, de la promesa que ordenó para mil generaciones; 9 pacto que hizo con Abraham, y su juramento a Isaac, 10 que estableció a Jacob como decreto, y a Israel por pacto eterno; 11 diciendo: A ti te daré la tierra de Canaán, la suerte de vuestra herencia: 12 cuando ellos eran pocos hombres en número, muy pocos, y extranjeros en ella. 13 Y cuando anduvieron de nación en nación, de un reino a otro pueblo, 14 no permitió que hombre alguno les hiciese agravio; y por su causa reprendió a reyes, diciendo: 15 ¡No toquéis a mis ungidos, y a mis profetas no hagáis mal! 16 También trajo hambre sobre la tierra, quebró por completo el báculo de pan. 17 Envió delante de ellos un varón escogido; José fué vendido por esclavo. 18 Lastimaron sus pies con grillos, su persona fué puesta en hierros. 19 Hasta el tiempo que se cumplió su palabra, la promesa de Jehová le probaba la fe. 20 Envió el rey, y soltóle, el gobernador de pueblos, y dejóle ir libre. 21 Púsole por señor de su casa, y por gobernador de toda su posesión; 22 para aherrojar a sus príncipes cuando él quisiese, y enseñar sabiduría a sus ancianos. 23 Así Israel entró en Egipto, y Jacob habitó como extranjero en la tierra de Cam. 24 Y aumentó Dios a su pueblo en gran manera, e hízole más fuerte que sus enemigos. 25 Después volvió el corazón de ellos para aborrecer a su pueblo; para usar de astucia contra sus siervos. 26 Envió a Moisés, siervo suyo. a Aarón también, a quien él había escogido. 27 Éstos manifestaron entre ellos sus señales y maravillas en la tierra de Cam. 28 Envió tinieblas, y lo obscureció todo: y no fueron ellos rebeldes a su palabra. 29 Volvió sus aguas en sangre, y mató sus peces. 30 Produjo su tierra ranas a millaradas, hasta en las cámaras de sus reyes. 31 Dijo, y vino el tábano y piojos en todos sus términos. 32 Les dió granizo por lluvia, y llamas de fuego en su tierra; 33 e hirió sus vides y sus higueras, y quebró los árboles de su término. 34 Dijo, y vino la langosta, la oruga también, y eso sin número; 35 que comió toda la hierba de su tierra, y comió el fruto de sus campos. 36 Hirió también a todos los primogénitos en su tierra, las primicias de toda su fuerza. 37 Y sacó a su pueblo con plata y oro: no hubo enfermo en sus tribus. 38 Egipto se alegró con su salida; porque su terror había caído sobre ellos. 39 Extendióles una nube por cubierta; y dióles fuego para alumbrar de noche. 40 Pidieron, e hizo venir codornices, y con el pan del cielo los sació. 41 Abrió la peña, y reventaron aguas; fueron corriendo por los sequedales como un río. 42 Porque tuvo presente su santa palabra empeñada con Abraham su siervo. 43 Sacó, pues, a su pueblo con gozo, y a sus escogidos con canciones; 44 y les dió las tierras de las naciones, y tomaron posesión de las labores de los pueblos: 45 para que guardasen sus estatutos, y observasen sus leyes. ¡Aleluya!

navigate_before Salmo 104 Salmo 106 navigate_next
arrow_upward Arriba