Capítulos Todos
Antiguo Testamento
Nuevo Testamento
navigate_before Salmo 52 Salmo 54 navigate_next

Salmo 53

Para el Director del canto: sobre la enfermedad general. Maskil de David.

1 DICE el insensato en su corazón: ¡No hay Dios! Se han corrompido, hacen abominable maldad; no hay quien haga bien. 2 Dios desde el cielo tiende la vista sobre los hijos de los hombres, para ver si hay algún entendido, alguno que busque a Dios. 3 ¡Todos han apostatado, a una se han corrompido, no hay quien haga bien; no hay ni siquiera uno! 4 ¿No saben esto los obradores de iniquidad, los que comen a mi pueblo cual comen el pan, y a Dios no invocan? 5 Allí temblaron de espanto: para ti no hay motivo de espanto; ¡porque Dios dispersó los huesos de aquel que asentó campamento contra ti! ¡Tú los avergonzaste, por cuanto Dios los ha desechado! 6 ¡Oh si de Sión saliera la salvación de Israel! Cuando Dios hiciere tornar el cautiverio de su pueblo, se gozará Jacob, y se alegrará Israel.

navigate_before Salmo 52 Salmo 54 navigate_next
arrow_upward Arriba