Capítulos Todos
Antiguo Testamento
Nuevo Testamento
navigate_before Números 29 Números 31 navigate_next

Números 30

1 Y MOISÉS habló a las cabezas de las tribus de los hijos de Israel, diciendo: Esto es lo que Jehová ha mandado: 2 Cuando un hombre hiciere voto a Jehová, o hiciere juramento para obligar su alma con algún entredicho, no ha de violar su palabra, antes hará conforme a todo lo que saliere de sus labios. 3 Empero la mujer, cuando hiciere voto a Jehová, o se obligare con entredicho en casa de su padre, en su mocedad, 4 si su padre oyere su voto, o el entredicho con que ha obligado su alma, y su padre guardare silencio, subsistirán todos sus votos; y todo entredicho con que ha obligado su alma subsistirá. 5 Mas si su padre se lo vedare en el día que oyere hablar de ello, ninguno de sus votos ni de sus entredichos con que ha obligado su alma subsistirá; y Jehová se lo perdonará, por cuanto su padre se lo ha vedado. 6 Y si ella se casare mientras tuviere sobre sí sus votos, o alguna inconsiderada promesa de sus labios con que ha obligado su alma, 7 y lo oyere su marido, y guardare silencio en el día que lo oyere, entonces subsistirán sus votos; y sus entredichos con que ha obligado su alma subsistirán. 8 Mas si en el día que lo oyere su marido se lo vedare, quedará derogado su voto que ella tiene sobre sí y la inconsiderada promesa de sus labios con que ha obligado su alma; y Jehová se lo perdonará. 9 Empero el voto de viuda, o de repudiada, cualquiera que sea, con que haya obligado su alma, subsistirá contra ella. 10 Y si hubiere hecho voto en casa de su marido, o hubiere obligado su alma con entredicho, por juramento, 11 y lo oyó su marido y guardó silencio, y no se lo vedó; entonces subsistirán todos sus votos; y cualquier entredicho con que obligó su alma subsistirá. 12 Mas si su marido lo derogó terminantemente en el día que oyó hablar de ello, ninguna cosa salida de los labios de ella respecto de sus votos, o respecto de obligar su alma, subsistirá: su marido los ha derogado, y Jehová se lo perdonará. 13 Todo voto, o todo entredicho que se impusiere con juramento, para afligir su alma, su marido lo puede confirmar, o su marido lo puede anular. 14 Mas si su marido guardare entero silencio de día en día, entonces él mismo confirma todos sus votos o todos sus entredichos que estuvieren sobre ella: los ha confirmado por lo mismo que guardó silencio en el día que oyó hablar de ellos. 15 Y si de cualquiera manera él los derogare después de haberlos oído callando, él llevará la iniquidad de ella. 16 Estos son los estatutos que mandó Jehová a Moisés, que deben regir entre el hombre y su mujer, y entre el padre y su hija, estando ésta todavía en su mocedad, en casa de su padre.

navigate_before Números 29 Números 31 navigate_next
arrow_upward Arriba