Capítulos Todos
Antiguo Testamento
Nuevo Testamento
navigate_before Números 13 Números 15 navigate_next

Números 14

1 ENTONCES toda la Congregación alzó la voz y gritó; y lloró el pueblo aquella noche. 2 Y murmuraron contra Moisés y contra Aarón todos los hijos de Israel; y les decía toda la Congregación: ¡Ojalá hubiéramos muerto en la tierra de Egipto! u ¡ojalá hubiéramos muerto en este desierto! 3 Y ¿a qué intento nos introduce Jehová en esta tierra, para que caigamos a espada, y para que nuestras mujeres y nuestros hijos vengan a ser una presa? ¿No nos sería mejor volver a Egipto? 4 En efecto, dijéronse unos a otros: ¡Constituyámonos un capitán, y volvámonos a Egipto! 5 Moisés y Aarón cayeron entonces sobre sus rostros delante de toda la Asamblea de la Congregación de los hijos de Israel. 6 Y Josué hijo de Nun y Caleb hijo de Jefone, que eran de los exploradores de la tierra, rasgaron sus vestidos; 7 y hablaron a toda la Congregación de los hijos de Israel, diciendo: La tierra por donde hemos pasado para explorarla es una tierra buena en gran manera: 8 si Jehová se complace en nosotros, nos llevará a la tierra aquella y nos la dará; tierra que mana leche y miel. 9 Empero no os rebeléis contra Jehová, ni temáis al pueblo de esa tierra, porque no son más que pan para nosotros: su amparo se ha apartado de ellos, mientras que Jehová es con nosotros; no los temáis. 10 Mas toda la Congregación trató de matarlos a pedradas; y la gloria de Jehová apareció en el Tabernáculo de Reunión, a vista de todos los hijos de Israel.

11 Jehová dijo entonces a Moisés: ¿Hasta cuándo me ha de tratar este pueblo con desprecio? ¿y hasta cuándo no creerán en mí, a pesar de todas las señales que he hecho en medio de él? 12 Los heriré con peste y los desheredaré, y haré de ti una nación más grande y más fuerte que ellos. 13 Pero Moisés respondió a Jehová: Entonces lo oirán los Egipcios, de en medio de quienes hiciste subir con tu poder a este pueblo; 14 y se lo dirán a los habitantes de esta tierra: porque ellos han oído decir que tú, oh Jehová, estás en medio de este pueblo; y que tú, oh Jehová, te dejas ver de él cara a cara; y que tu nube permanece sobre ellos; y que en una columna de nube vas delante de ellos de día, y de noche en una columna de fuego. 15 Si pues tú dieres muerte a este pueblo, como a un solo hombre, las naciones que han oído tu fama hablarán, diciendo: 16 Porque Jehová no era poderoso para introducir a este pueblo en la tierra que les había prometido con juramento, por eso los destruyó en el desierto. 17 Ahora pues sea grande, te lo ruego, el poder de mi Señor, conforme a lo que has hablado, diciendo; 18 Jehová es lento en iras y grande en misericordia; que perdona la iniquidad y la transgresión, bien que de ningún modo tendrá por inocente al rebelde; que visita la iniquidad de los padres sobre los hijos, hasta la tercera y hasta la cuarta generación. 19 Ruégote perdones la iniquidad de este pueblo según es grande tu misericordia, y según has sido indulgente para con este pueblo desde Egipto hasta aquí. 20 Y respondió Jehová: Yo he perdonado conforme a tu palabra: 21 empero tan ciertamente como yo vivo, y como toda la tierra ha de llenarse de mi gloria: 22 por cuanto todos aquellos hombres que han visto mi gloria y mis señales que he hecho en Egipto y en el desierto, no obstante de esto me han tentado estas diez veces, y no han obedecido mi voz, 23 de seguro que ninguno de ellos verá la tierra que prometí con juramento a sus padres; ni ninguno de los que me han tratado con desprecio la verá. 24 Mas a mi siervo Caleb, por cuanto hubo otro espíritu en él, de modo que siguió cumplidamente en pos de mí, yo le introduciré a él en la tierra adonde ha ido, y su descendencia la heredará. 25 Ya pues que los Amalecitas y los Cananeos habitan en el valle, mudad de rumbo mañana, y emprended viaje para el desierto, camino del Mar Rojo.

26 Jehová habló además a Moisés y Aarón, diciendo: 27 ¿Hasta cuándo tengo de sufrir a esta Congregación perversa, que sigue murmurando contra mí? Yo he oído las murmuraciones que los hijos de Israel profieren contra mí. 28 Diles: ¡Vivo yo! dice Jehová, que conforme hablasteis en mis oídos, asimismo os voy a hacer. 29 En este desierto caerán vuestros cadáveres; y todos vosotros que fuisteis alistados, según el total del censo hecho de vosotros, de edad de veinte años arriba, los cuales habéis murmurado contra mí, 30 ciertamente que no entraréis en la tierra respecto de la cual alcé mi mano jurando haceros habitar en ella; salvo Caleb hijo de Jefone y Josué hijo de Nun. 31 Mas en cuanto a vuestros pequeñitos, de los cuales dijisteis que iban a ser una presa, a éstos introduciré, y ellos conocerán la tierra que vosotros habéis rechazado con desprecio. 32 En cuanto a vosotros, pues, vuestros cadáveres caerán en este desierto; 33 y vuestros hijos andarán errantes por el desierto cuarenta años, y llevarán la pena de vuestras iniquidades hasta que acaben de caer vuestros cadáveres en el desierto. 34 Según el número de los días que explorasteis la tierra, es decir, cuarenta días, (por cada día un año), así llevaréis la pena de vuestras iniquidades cuarenta años, y conoceréis mi desagrado. 35 Yo Jehová he hablado: ¡Juro que haré esto a esta perversa Congregación, que se ha levantado contra mí! en este desierto se irán consumiendo, y en él morirán.

36 Y los hombres que Moisés había enviado a reconocer la tierra, y que al volver hicieron murmurar a toda la Congregación contra él, trayendo noticia infamatoria contra la tierra, 37 aquellos hombres que trajeron la noticia infamatoria murieron de plaga delante de Jehová. 38 Mas Josué hijo de Nun y Caleb hijo de Jefone quedaron con vida; los únicos de entre aquellos hombres que habían ido a explorar la tierra.

39 Y cuando Moisés refirió todas estas palabras a todos los hijos de Israel, el pueblo hizo grande lamentación. 40 Y por la mañana madrugaron y subieron a lo alto de la serranía, diciendo: ¡Henos aquí! subiremos pues al lugar de que habló Jehová; porque hemos pecado. 41 Pero les dijo Moisés: ¿A qué fin traspasáis el mandamiento de Jehová, visto que no puede saliros bien? 42 No subáis, pues Jehová no está en medio de vosotros; para que no seáis heridos delante de vuestros enemigos. 43 Porque los Amalecitas y los Cananeos están allá en frente de vosotros, y caeréis a cuchillo; por cuanto os habéis vuelto de en pos de Jehová, y Jehová no estará con vosotros. 44 Sin embargo ellos tuvieron la presunción de subir a lo alto de la serranía; mas el Arca del Pacto de Jehová y Moisés no salieron del campamento. 45 Y descendieron los Amalecitas y los Cananeos que habitaban en aquella serranía, y los hirieron y los acuchillaron hasta Horma.

navigate_before Números 13 Números 15 navigate_next
arrow_upward Arriba