Capítulos Todos
Antiguo Testamento
Nuevo Testamento
navigate_before Números 20 Números 22 navigate_next

Números 21

1 Y CUANDO el Cananeo, el rey de Arad, que habitaba en el país del mediodía, oyó decir que Israel iba llegando por el camino de Atarim, peleó contra Israel, y se llevó cautivos algunos de ellos. 2 Entonces Israel hizo voto a Jehová, diciendo: Si en verdad entregares esta gente en mi mano, destruiré completamente sus ciudades. 3 Y oyó Jehová la voz de Israel, y entregó al Cananeo en sus manos; e Israel destruyó completamente a ellos y a sus ciudades; y fué llamado aquel lugar Horma.

4 Y levantaron el campamento del monte Hor, tomando el camino del Mar Rojo, para dar la vuelta a la tierra de Edom. E impacientóse el alma del pueblo a causa del camino. 5 Y habló el pueblo contra Dios y contra Moisés, diciendo: ¿Por qué nos habéis hecho subir de Egipto para morir en el desierto? que no hay pan, y no hay agua; ¡y nuestra alma tiene ya aborrecido este pan detestable! 6 Por lo cual Jehová envió entre el pueblo serpientes ardientes, las cuales mordían al pueblo; y murió mucha gente de Israel. 7 Entonces acudió el pueblo a Moisés, diciendo: ¡Hemos pecado, pues que hemos hablado contra Jehová y contra ti! ruega a Jehová para que quite de nosotros las serpientes. Moisés pues rogó por el pueblo. 8 Y Jehová dijo a Moisés: Hazte una serpiente ardiente, y ponla en un palo alto; y sucederá que toda persona mordida, cuando la mirare, vivirá. 9 Hizo pues Moisés una serpiente de bronce, y la puso sobre un palo alto; y sucedió que cuando una serpiente había mordido a alguno entonces miraba a la serpiente de bronce y vivía.

10 Y levantaron el campamento de allí los hijos de Israel, y volvieron a acampar en Obot. 11 Y levantaron el campamento de Obot, y volvieron a acampar en Iyé-abarim, en el desierto que está frente a Moab, de la parte donde se levanta el sol. 12 De allí levantaron el campamento, y volvieron a acampar en el valle de Zared. 13 De allí levantaron el campamento, y volvieron a acampar más allá del torrente Arnón, (sitio que está en el desierto), el cual sale de los términos del Amorreo: porque el Arnón es el término de Moab, entre los Moabitas y los Amorreos. 14 Por tanto se dice en el Libro de las Guerras de Jehová: Vaheb en Sufa, y los valles del Arnón; 15 y el declive de los valles que se extiende al asiento de Ar, y recuesta sobre el borde de Moab. 16 Y de allí caminaron a Beer. Este fué aquel pozo del cual Jehová dijo a Moisés: Junta al pueblo para que yo le dé agua. 17 Entonces Israel rompió a cantar este cántico: ¡Sube, oh pozo! ¡entonadle la canción! 18 pozo que cavaron los príncipes; lo ahondaron los nobles del pueblo con sus báculos, por orden del legislador.

Y del desierto caminaron a Matana; 19 y de Matana, a Nahaliel; y de Nahaliel a Bamot; 20 y de Bamot al valle que está en el país de Moab, por la cumbre del Pisga que mira hacia Jesimón.

21 Entonces Israel envió mensajeros a Sehón, rey de los Amorreos, diciendo: 22 Quiero pasar por tu tierra. No nos apartaremos del camino a los campos ni a las viñas, ni beberemos agua de ningún pozo: por el camino real iremos hasta que hayamos pasado tus términos. 23 Mas no quiso Sehón permitir que Israel pasase por su territorio; antes bien, reuniendo Sehón a todo su pueblo, salió al desierto al encuentro de Israel; y vino hasta Jahaz, donde peleó contra Israel. 24 Mas Israel le hirió a filo de espada, y posesionóse de su tierra, desde el Arnón hasta el Jaboe, es decir, hasta los hijos de Ammón; porque era fuerte la frontera de los hijos de Ammón. 25 Y tomó Israel todas estas ciudades; y habitó Israel en todas las ciudades de los Amorreos, en Hesbón y en todas sus aldeas. 26 Porque Hesbón era la ciudad de Sehón, rey amorreo, el cual había peleado contra el anterior rey de Moab, y había quitado de su mano toda su tierra hasta el Arnón. 27 Por tanto dicen los cancionistas: Venid a Hesbón; edifíquese y establézcase la ciudad de Sehón. 28 Porque salió fuego de Hesbón, y una llama de la plaza fuerte de Sehón, que ha devorado a Ar de Moab, a los señores de las alturas del Arnón. 29 ¡Ay de tí, Moab! eres destruído, oh pueblo de Cemos, el cual entregó sus hijos a la fuga, y sus hijas al cautiverio, en mano de Sehón, rey amorreo. 30 Hémoslos asaeteado; Hesbón ha sido destruído hasta Dibón, y hémosle asolado hasta Nofa; asolamiento que alcanza hasta Medeba. 31 Así vino a habitar Israel en la tierra de los Amorreos.

32 Entonces Moisés envió a reconocer a Jazer; y tomaron sus aldeas, y desposeyeron a los Amorreos que allí había. 33 Luego volvieron, y subieron por el camino del Basán. Y salió Og, rey del Basán, a encontrarlos en batalla, él y todo su pueblo, en Edrei. 34 Mas Jehová dijo a Moisés: No le tengas miedo; porque a él y a todo su pueblo y su tierra los he entregado en tu mano. Y harás con él como hiciste con Sehón, rey amorreo, que habitaba en Hesbón. 35 En efecto, hiriéronlo a él y a sus hijos y a todo su pueblo, hasta no quedar de él quien escapase; y tomaron posesión de su tierra.

navigate_before Números 20 Números 22 navigate_next
arrow_upward Arriba