Capítulos Todos
Antiguo Testamento
Nuevo Testamento
navigate_before 2 Crónicas 27 2 Crónicas 29 navigate_next

2 Crónicas 28

1 DE edad de veinte años era Acaz cuando entró a reinar, y reinó diez y seis años en Jerusalem; pero no hizo lo que era recto a los ojos de Jehová como David su padre; 2 sino que anduvo en los caminos de los reyes de Israel, y también hizo imágenes de fundición para los Baales. 3 Y quemó incienso en el Valle del Hijo de Hinom, y consumió a sus mismos hijos en el fuego, conforme a las abominaciones de las naciones que Jehová había desposeído delante de los hijos de Israel. 4 Sacrificó también y quemó incienso en los altos y sobre los collados y debajo de todo árbol frondoso. 5 Por lo cual le entregó Jehová su Dios en mano del rey de los Siros, los cuales le batieron, y tomaron de los suyos una multitud de cautivos, y los llevaron a Damasco. Y fué entregado también en mano del rey de Israel, el cual le hirió con grande estrago. 6 Porque Peca hijo de Remalías mató en Judá a ciento y veinte mil en un solo día, todos ellos hombres valientes; por cuanto habían dejado a Jehová el Dios de sus padres. 7 Y Zicri, hombre poderoso de Efraim, mató a Maasías, hijo del rey, y a Azricam, mayordomo de palacio, y a Elcana, que era el segundo después del rey. 8 Y los hijos de Israel llevaron cautivos de sus hermanos doscientos mil, entre mujeres e hijos e hijas; y también les quitaron mucho despojo; y llevaron el despojo a Samaria.

9 Pero había allí un profeta de Jehová, del nombre de Oded, el cual salió al frente del ejército que llegaba ya a Samaria, y les dijo: He aquí que en la ira de Jehová el Dios de vuestros padres contra Judá, él los ha entregado en vuestra mano; y vosotros los habéis matado con una furia que ha llegado hasta el cielo. 10 Y ahora estáis pensando sujetar a los hijos de Judá y de Jerusalem, como siervos y siervas vuestros. Pero ¿no hay ciertamente de vuestra parte delitos cometidos contra Jehová vuestro Dios? 11 Ahora pues oídme, y dejad volver a los cautivos que habéis tomado, que son de vuestros hermanos; porque la ira de Jehová ya arde contra vosotros.

12 Entonces algunos hombres de los príncipes de Efraim, Azarías hijo de Johanán, Berequías hijo de Mesillemot, y Ezequías hijo de Sallum, y Amasa hijo de Hadlai, se levantaron contra los que venían de la guerra; 13 y les dijeron: ¡No habéis de traer esos cautivos acá! porque a más del delito contra Jehová que está ya sobre nosotros, estáis pensando aumentar todavía más nuestros pecados y nuestros delitos; porque grande es nuestro delito, y ya arde la ira contra Israel.

14 Entonces los hombres armados dejaron los cautivos y el despojo delante de los príncipes y de toda la Asamblea. 15 Levantándose pues los hombres que habían sido designados por nombre, tomaron los cautivos, y del despojo vistieron a todos los desnudos entre ellos; y habiéndolos vestido y calzado, les dieron de comer y de beber, y los ungieron; y condujeron en asnos a todos los débiles, y los trajeron a Jericó, ciudad de las Palmas, junto a sus hermanos; luego ellos se volvieron a Samaria.

16 En aquel tiempo el rey Acaz envió a los reyes de Asiria para que le ayudasen. 17 Porque los Idumeos habían venido otra vez y hecho estragos en Judá, y llevado cautivos. 18 También los Filisteos habían atacado las ciudades de la Sefela, y del Mediodía de Judá, y habían tomado a Bet-semes, y a Ayalon, y a Gederot, y a Soco con sus aldeas, y a Timna con sus aldeas, y a Gimzo con sus aldeas; y habitaron en ellas. 19 Porque Jehová había humillado a Judá por causa de Acaz rey de Israel, el cual había dado rienda suelta a Judá; y se había portado muy traidoramente para con Jehová. 20 En efecto, acudió a él Tiglat-pilneser rey de Asiria; pero le puso en estrechez más bien que fortalecerle. 21 Pues aunque Acaz había despojado la Casa de Jehová de sus tesoros, y la casa del rey, juntamente con las de sus príncipes, y los había dado al rey de Asiria, éste no le ayudó. 22 Pero en el tiempo de su mayor apuro se portó más y más traidoramente contra Jehová este mismo rey Acaz: 23 porque ofreció sacrificios a los dioses de los Damascenos que le habían batido; pues decía: Por cuanto los dioses de los reyes de Siria les ayudan a ellos, yo también les ofreceré sacrificios para que me ayuden a mí: mas ellos fueron su ruina y la de todo Israel. 24 A más de esto, Acaz hizo recoger todos los utensilios de la Casa de Dios, y cortó en pedazos todos los utensilios de la Casa de Dios; y cerró las puertas de la Casa de Jehová; e hizo para sí altares en todas las esquinas de Jerusalem. 25 Asimismo en todas y cada una de las ciudades de Judá, construyó altos para quemar incienso a otros dioses, y para provocar a ira a Jehová, el Dios de sus padres. 26 Y las demás de sus cosas y todos sus caminos perversos, tanto los primeros como los postreros, he aquí que están escritos en el libro de los reyes de Judá y de Israel. 27 Y yació Acaz con sus padres, y le sepultaron dentro de la ciudad, en Jerusalem; pues no le dieron entrada en los sepulcros de los reyes de Israel: y Ezequías su hijo reinó en su lugar.

navigate_before 2 Crónicas 27 2 Crónicas 29 navigate_next
arrow_upward Arriba