Capítulos Todos
Antiguo Testamento
Nuevo Testamento
navigate_before 2 Crónicas 15 2 Crónicas 17 navigate_next

2 Crónicas 16

1 EN el año treinta y seis del reinado de Asa, subió Baasa rey de Israel contra Judá, y fortificó a Ramá de Benjamín; para no permitir que nadie saliese ni entrase de los adictos a Asa rey de Judá. 2 Entonces sacando Asa la plata y el oro de los tesoros de la Casa de Jehová y de la casa real, lo envió a Ben-hadad rey de Siria, que habitaba en Damasco, diciendo: 3 Haya un pacto entre mí y ti, como lo hubo entre mi padre y tu padre. He aquí, te he enviado plata y oro; ven, rompe tu pacto con Baasa, rey de Israel, para que se retire de mí. 4 Y Ben-hadad convino con el rey Asa, y envió los jefes de sus tropas contra las ciudades de Israel; y ellos hirieron a Ijón, y a Dan, y a Abelmaim, y a todas las ciudades de municiones de Neftalí. 5 Y aconteció, luego que Baasa lo supo, que desistió de edificar a Ramá, cesando de su obra. 6 Entonces el rey Asa tomó consigo a todo Judá: y se llevaron de Ramá las piedras y las maderas con que edificaba Baasa; y con ellas edificó a Geba y a Mizpa.

7 En aquel tiempo Hanani vidente vino a Asa rey de Judá, y le dijo: Por cuanto te has apoyado en el rey de Siria, y no té apoyaste en Jehová, el ejército del rey de Siria se ha escapado de tu mano. 8 Los Cusitas y los Libios ¿no eran un ejército inmenso, con carros y caballería numerosísimos? y sin embargo por haberte tú apoyado en Jehová, él los entregó en tu mano. 9 Porque los ojos de Jehová recorren toda la tierra, para que él se muestre fuerte en pro de aquellos cuyos corazones son perfectos para con él. Tú te has portado insensatamente en esto; de aquí pues en adelante tendrás guerras. 10 Y airóse Asa contra el vidente y le echó en una cárcel; porque estaba enojado con él a causa de esto: y Asa maltrató a varios del pueblo en ese tiempo. 11 Y he aquí que los hechos de Asa, así los primeros como los postreros, están escritos en el libro de los reyes de Judá y de Israel.

12 Y en el año treinta y nueve de su reinado, enfermó Asa de los pies, hasta que su enfermedad fue gravísima: sin embargo, en su enfermedad no acudió a Jehová sino a los médicos. 13 En fin, yació Asa con sus padres; y murió en el año cuarenta y uno de su reinado; 14 y le sepultaron en una de sus propias sepulturas, que él había hecho labrar para sí en la ciudad de David; y le acostaron en una cama que estaba llena de especias aromáticas, y de diferentes géneros de ungüentos confeccionados por obra de los perfumistas; e hicieron por él una quema muy imponente.

navigate_before 2 Crónicas 15 2 Crónicas 17 navigate_next
arrow_upward Arriba