Capítulos Todos
Antiguo Testamento
Nuevo Testamento
navigate_before Josué 13 Josué 15 navigate_next

Josué 14

1 Y LOS siguientes son los países de que tomaron posesión los hijos de Israel en la tierra de Canaán; los que les repartieron por herencia Eleazar el sumo sacerdote, y Josué hijo de Nun, y las cabezas de las casas paternas de las tribus de los hijos de Israel. 2 Por suerte se les repartió la herencia (como había mandado Jehová por conducto de Moisés) a las nueve tribus y a la media tribu. 3 Porque Moisés había ya dado herencia a las dos tribus y a la otra media tribu, al otro lado del Jordán: mas a los Levitas no les dió herencia en medio de ellos. 4 Pues que los hijos de José constituyeron dos tribus, Manasés y Efraim; por lo cual no dieron parte a los Levitas en la tierra, sino ciudades en que habitasen, con los ejidos de ellas para sus ganados, y para sus demás posesiones. 5 De la manera que había mandado Jehová a Moisés, así lo hicieron los hijos de Israel; y repartieron la tierra.

6 Entonces los hijos de Judá se acercaron a Josué en Gilgal; y le dijo Caleb, hijo de Jefone cenizeo: Tú sabes lo que Jehová dijo a Moisés varón de Dios, acerca de mí y de ti en Cades-barnea. 7 De edad de cuarenta años era yo cuando Moisés, siervo de Jehová, me envió desde Cades-barnea a explorar la tierra; y le traje respuesta, conforme la tenía en mi corazón. 8 Mas mis hermanos que habían ido conmigo hicieron desmayar el corazón del pueblo; pero yo seguí cumplidamente a Jehová mi Dios. 9 Y juró Moisés en aquel día, diciendo: ¡Ciertamente la tierra en que ha pisado tu pie ha de ser herencia tuya y de tus hijos para siempre! por cuanto has seguido cumplidamente a Jehová mi Dios. 10 Y ahora, he aquí que Jehová me ha dado vida, como prometió, estos cuarenta y cinco años, desde que Jehová dijo esta palabra a Moisés, cuando andaba Israel por el desierto; y ahora, he aquí que actualmente soy de edad de ochenta y cinco años. 11 Todavía estoy tan fuerte el día de hoy, como estaba en aquel día en que Moisés me envió: cual era mi fuerza entonces, así es mi fuerza ahora para la guerra, tanto para salir como para entrar. 12 Ahora bien, dame esta montaña de la cual habló Jehová en aquel día. Porque tú oíste decir en aquel día, que los Anaceos estaban allí, con ciudades grandes e inexpugnables. Jehová tal vez estará conmigo, de manera que yo pueda desposeerlos, como dijo Jehová. 13 Entonces le bendijo Josué; y dió Hebrón a Caleb hijo de Jefone, por posesión suya. 14 Por tanto Hebrón vino a ser la herencia de Caleb, hijo de Jefone cenizeo, hasta este día; por cuanto había seguido cumplidamente a Jehová el Dios de Israel. 15 Mas el nombre de Hebrón en tiempo pasado había sido Kiryat-arba; el cual Arba fué el gran hombre entre los Anaceos. Entonces la tierra descansó de la guerra.

navigate_before Josué 13 Josué 15 navigate_next
arrow_upward Arriba