Capítulos Todos
Antiguo Testamento
Nuevo Testamento
navigate_before Isaías 65 Jeremías 1 navigate_next

Isaías 66

1 ASÍ dice Jehová: El cielo es mi trono, y la tierra el estrado de mis pies; ¿qué manera de Casa edificaréis para mí? ¿y cuál será el lugar de mi descanso? 2 Porque en cuanto a todas estas cosas, mi mano las hizo, y así existen todas estas cosas, dice Jehová: a este hombre empero miraré, a saber, al que es humilde y contrito de espíritu, y que tiembla ante mi palabra. 3 El que degüella un toro, es como el que mata a un hombre; el que sacrifica una oveja, como el que corta la cabeza a un perro; el que hace ofrenda vegetal, como quien presenta sangre de cerdo; el que quema incienso, como el que bendice a un ídolo: sí, ellos han escogido sus propios caminos, y sus almas se complacen en sus abominaciones. 4 Yo también pues escogeré sus calamidades, y traeré sobre ellos las cosas que temen; por lo mismo que cuando yo llamé, no hubo quien respondiese, cuando hablé, ellos no escucharon; sino que hicieron lo que fué malo a mis ojos, y escogieron aquello en que no me complacía. 5 ¡Oíd el oráculo de Jehová, los que reverenciáis su palabra! Vuestros hermanos que os odian, y que os han echado fuera a causa de mi nombre, dicen: ¡Sea glorificado Jehová! mas él aparecerá para gloria vuestra, y ellos serán avergonzados. 6 ¡Voz de alboroto que procede de la ciudad! ¡voz que procede del Templo! ¡voz de Jehová; que da la recompensa a sus enemigos! 7 Antes que estuviese de parto, dió a luz Sión; antes que le vinieran los dolores, produjo un hijo varón. 8 ¿Quién oyó jamás tal cosa? ¿quién ha visto cosa semejante? ¿La tierra será hecha producir en un solo día? ¿o nacerá una nación de una vez? pues luego que Sión estuvo de parto, dió a luz sus hijos. 9 ¿Por ventura traeré al punto de nacer, y no haré dar a luz? dice Jehová. ¿o yo que hago dar a luz, estorbaré el nacimiento? dice nuestro Dios. 10 ¡Regocijaos con Jerusalem y gloriaos en ella, todos los que la amáis! ¡alegraos con ella hasta con alborozo, todos los que os lamentáis por ella! 11 para que maméis, y os saciéis de los pechos de sus consolaciones; para que sorbáis, y os deleitéis con la abundancia de su gloria, 12 Porque así dice Jehová: He aquí que yo haré pasar sobre ella la paz como un río. y, como un torrente inundador, la gloria de las naciones; y mamaréis el pecho de ellas; seréis llevados en brazos, y sobre las rodillas seréis acariciados. 13 ¡Como alguno a quien su madre consuela, así os consolaré yo a vosotros, y seréis consolados en Jerusalem! 14 Entonces al ver esto, vuestro corazón saltará de gozo, y vuestros huesos florecerán como la hierba, y será manifestada la mano de Jehová hacia sus siervos, y él se indignará contra sus enemigos. 15 ¡Pues he aquí que Jehová con fuego vendrá, y como torbellino, sus carros de guerra; para devolver su ira con ardiente indignación, y su reprensión con llamas de fuego! 16 Porque con fuego Jehová pleiteará, y con su espada, para con toda carne; y serán muchos los que serán muertos por Jehová. 17 Los que se santifican, y practican lustraciones, para entrar a los jardines, caminando tras de uno al interior de ellos; los que comen carne de cerdo, y bichos abominables, y el ratón, serán destruídos juntamente, dice Jehová. 18 Porque yo conozco sus obras y sus pensamientos; viene el tiempo para juntar todas las naciones y las lenguas; las cuales vendrán y verán mi gloria. 19 Y pondré en medio de ellas señales; y enviaré los escapados de ellas a las naciones; a Tarsis, y a Pul y a Lud, que manejan el arco, a Tubal y a Javán, a las tierras lejanas que no han oído mi fama, ni han visto mi gloria; y ellos anunciarán mi gloria entre las naciones. 20 Y traerán a todos vuestros hermanos, de entre todas las naciones, como ofrenda a Jehová, en caballos, y en carros, y en literas, y en mulos, y en dromedarios, a mi santo monte de Jerusalem, dice Jehová; como traen los hijos de Israel su ofrenda, en vaso limpio, a la Casa de Jehová. 21 Y también de ellos tomaré para sacerdotes y levitas, dice Jehová. 22 Porque así como los nuevos cielos y la nueva tierra que voy a hacer, permanecerán delante de mí, dice Jehová, así también permanecerá vuestro linaje y vuestro nombre. 23 Y sucederá que de novilunio en novilunio, y de sábado en sábado, vendrá toda carne para adorar delante de mí, dice Jehová. 24 Y saldrán, y mirarán los cadáveres de los hombres que se rebelaron contra mí; cuyo gusano no morirá, y su fuego nunca se apagará; y serán un objeto de horror para toda carne.

navigate_before Isaías 65 Jeremías 1 navigate_next
arrow_upward Arriba