Capítulos Todos
Antiguo Testamento
Nuevo Testamento
navigate_before Isaías 34 Isaías 36 navigate_next

Isaías 35

1 EMPERO se alegrarán el desierto y el sequedal, y el yermo se regocijará y florecerá como la rosa. 2 Florecerá abundantemente y se regocijará hasta con alborozo y con canciones. La gloria del Líbano le será dada, la hermosura del Carmelo y de Sarón: los hombres verán la gloria de Jehová, y la hermosura de nuestro Dios. 3 ¡Fortaleced pues las manos que están débiles, y corroborad las rodillas que titubean! 4 decid a los que son de corazón tímido: ¡Sed fuertes! ¡no temáis! ¡he aquí a vuestro Dios! ¡La venganza viene, la retribución de Dios! ¡él mismo viene, y os salvará! 5 Entonces serán abiertos los ojos de los ciegos, y los oídos de los sordos serán destapados; 6 entonces el cojo saltará como ciervo, y cantará la lengua del mudo: porque revientan aguas en el desierto, y arroyos en el yermo. 7 Y el espejismo se convertirá en laguna verdadera, y la tierra sedienta en manaderos de aguas; en la habitación de chacales, donde éstos se duermen, habrá criadero de cañas y de juncos. 8 Y habrá allí una calzada y camino, que será llamado camino de Santidad: no lo transitará el inmundo; sino que Él mismo estará con ellos; el que anduviere en este camino, por torpe que sea, no se extraviará. 9 Ningún león estará allí, ni bestia feroz subirá por él, ni será allí hallada; mas los redimidos andarán allí. 10 Y los rescatados de Jehová volverán, y vendrán a Sión con canciones; y regocijo eterno estará sobre sus cabezas; ¡alegría y regocijo recibirán, y huirán el dolor y el gemido!

navigate_before Isaías 34 Isaías 36 navigate_next
arrow_upward Arriba