Capítulos Todos
Antiguo Testamento
Nuevo Testamento
navigate_before Proverbios 2 Proverbios 4 navigate_next

Proverbios 3

1 HIJO mío, no te olvides de mi ley, mas guarde tu corazón mis mandamientos; 2 porque largura de días, y años de vida, y paz te concederán. 3 Nunca se aparten de ti la benevolencia y la verdad; átalas a tu cuello, escríbelas en la tabla de tu corazón: 4 así hallarás favor y alto aprecio a los ojos de Dios y de los hombres. 5 Confía en Jehová con todo tu corazón, y no te apoyes en tu mismo entendimiento: 6 tenle presente en todos tus caminos, y él dirigirá tus senderos. 7 No seas sabio a tus propios ojos; teme a Jehová y apártate del mal; 8 sanidad será esto para tus músculos, y refrigerio para tus huesos. 9 Honra a Jehová con tu hacienda, y con lo mejor de todos tus productos: 10 así se henchirán tus graneros de abundancia, y tus lagares rebosarán de mosto. 11 ¡Hijo mío, no deseches la corrección de Jehová, ni te impacientes a causa de su reprensión! 12 porque Jehová a quien ama reprende, así como un padre al hijo en quien se deleita. 13 Dichoso el hombre que halla la sabiduría, y el hombre que adquiere la inteligencia; 14 porque su ganancia vale más que la ganancia de plata, y mejor es su rédito que el oro puro. 15 Porque más preciosa es que los rubíes, y todo cuanto puedas desear no podrá compararse con ella. 16 En su mano derecha trae la larga vida, y en su izquierda riquezas y honores. 17 Sus caminos son caminos de dulzura, y todos sus senderos paz: 18 es árbol de vida para los que echan mano de ella, y dichoso es todo aquel que la tiene asida. 19 Jehová con la sabiduría fundó la tierra; con la inteligencia estableció los cielos; 20 por medio de su ciencia los abismos fueron divididos, y las nubes destilan el rocío. 21 Hijo mío, no se aparten estas cosas de tus ojos; guarda la sabiduría y la discreción: 22 pues ellas serán vida a tu alma, y gracia para tu garganta. 23 Entonces andarás con seguridad en tu camino, y no tropezará tu pie. 24 Cuando te acostares, no te espantarás; sí, te acostarás, y será grato tu sueño. 25 No tendrás temor de susto repentino, ni de la desoladora tempestad cuando viniere sobre los inicuos: 26 porque Jehová será tu confianza, y guardará tu pie, para que no sea prendido. 27 No niegues el bien a quienes se les debe, estando en el poder de tu mano hacerlo. 28 No digas a tu prójimo: ¡Véte y vuelve, y mañana te daré! si ahora lo tienes en tu poder. 29 No maquines el mal contra tu prójimo que habita confiado junto a ti. 30 No tengas pleito con nadie sin causa, cuando no te ha hecho ningún mal. 31 No tengas envidia al hombre violento, y no escojas ninguno de sus caminos; 32 porque el perverso es abominación para Jehová; mas con los rectos es su privanza. 33 la maldición de Jehová está en la. casa del hombre malo, mas él bendice la morada de los justos. 34 Indudablemente el escarnece a los escarnecedores, mas da gracia a los humildes. 35 Los sabios heredarán la honra, pero los insensatos llevarán por su premio la ignominia.

navigate_before Proverbios 2 Proverbios 4 navigate_next
arrow_upward Arriba