Capítulos Todos
Antiguo Testamento
Nuevo Testamento
navigate_before Proverbios 27 Proverbios 29 navigate_next

Proverbios 28

1 HUYEN los inicuos sin que nadie los persiga; pero los justos son intrépidos como el león. 2 A causa de las transgresiones de una tierra, muchos son sus príncipes mas bajo un hombre de entendimiento y de conocimientos, se prolonga la estabilidad de ella. 3 Un hombre pobre que oprime a los desvalidos, es parecido al aguacero arrebatador, que no deja cosa que comer. 4 Los que abandonan la ley alaban al inicuo; pero los que guardan la ley se indignan contra él. 5 Los hombres malos no entienden la equidad; mas los que buscan a Jehová alo entienden todo. 6 Mas vale el hombre pobre que anda en su integridad, que aquel que es perverso en sus caminos, aunque sea rico. 7 El que guarda la ley es hijo entendido; mas aquel que es compañero de los libertinos, afrenta a su padre. 8 El que acrecienta su caudal por usura y ganancia injusta, lo va juntando para aquel que se compadece de los pobres. 9 El que aparta sus oídos para no escuchar la ley, su oración misma es cosa abominable. 10 Aquel que hace extraviar a los justos en un camino malo, caerá él mismo en su propio hoyo; pero los perfectos heredarán el bien. 11 Sabio en su propio concepto es el hombre rico; mas el pobre que tiene inteligencia le escudriña. 12 Cuando se regocijan los justos, es grande la gloria, pero al ensalzarse los inicuos tienen que esconderse los hombres. 13 El que encubre sus transgresiones, no prosperará; mas quien las confiese y las abandone, alcanzará misericordia. 14 Dichoso el hombre que es siempre temeroso de ofender a Dios; pero aquel que endurece su corazón, caer en el mal. 15 Cual león rugiente y oso hambriento, es el inicuo que gobierna a un pueblo pobre. 16 El príncipe falto de entendimiento es también un gran opresor; mas aquel que aborrece las ganancias injustas prolongará sus días. 17 El hombre cargado de la sangre de alguno, huir al hoyo: ¡no le detenga nadie¡ 18 El que anda rectamente estará seguro; mas aquel que es perverso en sus caminos, caerá de una vez. 19 El que labra su tierra se saciará de pan; mas aquel que sigue a los ociosos se hartará de pobreza. 20 El hombre fiel abundará en bendiciones; mas el que se apresura a enriquecerse no será inocente. 21 El hacer acepción de personas no es bueno; pues el hombre que tal hace, por un bocado de pan prevaricará. 22 El que se apresura tras la riqueza tiene ojo maligno, y no sabe que le sobrevendrá la indigencia. 23 El que reprende a un hombre, hallará después más favor que aquel que le engalla con palabras lisonjeras. 24 El que roba a su padre, o a su madre, y dice: ¡No es transgresión! compañero es del bandolero. 25 El orgulloso de espíritu excita las contiendas; mas el que confía en Jehová, prosperara. 26 El que confía en su propio corazón es un insensato; pero el que procede sabiamente será librado del mal. 27 El que da al pobre no padecerá necesidad; mas aquel que aparta los ojos, tendrá muchas maldiciones. 28 Al ensalzarse los inicuos, tienen que esconderse los hombres; mas cuando perecen, se aumentan los justos.

navigate_before Proverbios 27 Proverbios 29 navigate_next
arrow_upward Arriba