Capítulos Todos
Antiguo Testamento
Nuevo Testamento
navigate_before Proverbios 18 Proverbios 20 navigate_next

Proverbios 19

1 MÁS vale un pobre que anda en su integridad, que el rico que es de labios falaces y es un insensato. 2 Además, no es bueno que el alma esté sin la ciencia; y aquel que se apresura con los pies, peca. 3 La necedad del hombre pervierte su camino, y luego su corazón se enoja contra Jehová. 4 Las riquezas aumentan mucho los amigos; pero el desvalido se ve separado de su prójimo. 5 El testigo falso no quedará sin castigo; y aquel que habla mentiras no escapará. 6 Muchos harán la corte al que es generoso; y todo hombre es amigo de aquel que hace regalos. 7 Todos los hermanos del menesteroso le aborrecen; ¡cuánto más se alejarán de él sus amigos! él los persigue con palabras, mas ya se han ido. 8 El que adquiere inteligencia ama su misma alma, y el que guarda la prudencia hallará el bien. 9 El testigo falso no quedará sin castigo; y aquel que habla mentiras perecerá. 10 La vida regalada no está bien al insensato; mucho menos al siervo tener dominio sobre príncipes. 11 La sensatez de un hombre hace que sea tardo en airarse; y es su gloria sobrellevar el agravio. 12 Como rugido de león es la ira del rey: mas como el rocío sobre la hierba, su favor. 13 La mayor calamidad del padre es el hijo insensato; y las contiendas de la mujer son como buna gotera incesante. 14 Casa y riquezas se heredan de los padres; mas de Jehová viene la mujer prudente. 15 La pereza hunde en un sueño profundo; y el alma negligente padecerá hambre. 16 El que guarda el mandamiento guarda su alma; mas aquel que se descuida de su camino morirá. 17 Quien se compadece del desvalido da a rédito a Jehová; y el bien que ha hecho, éste se lo volverá a pagar. 18 Castiga a tu hijo, porque hay esperanza; pero no se excite tu alma para matarle. 19 El hombre de grande ira llevará el daño; pues aun cuando le librares, habrás de volverlo a hacer. 20 Oye el consejo, y admite la corrección, para que seas sabio en tu porvenir. 21 Muchos designios se hallan en el corazón del hombre; mas el propósito de Jehová es el que se cumplirá. 22 El encanto de un hombre es su bondad; y más vale ser hombre pobre que mentiroso. 23 El temor de Jehová conduce a la vida; y quien lo posee quedará satisfecho; no será visitado de mal. 24 El perezoso mete la ameno en el puchero, y ni aun a su boca la vuelve a llevar. 25 Hiere al mofador, y el simple se hará avisado; reprende al hombre entendido, y él se hará inteligente en el saber. 26 El que maltrata a su padre y ahuyenta a su madre, es hijo que causa vergüenza y acarrea oprobio. 27 Deja, hijo mío, de escuchar la enseñanza que te hace desviar de las palabras de la ciencia. 28 El testigo ruín se mofa de la justicia; y la boca de los hombres malos se traga la iniquidad. 29 Castigos están aparejados para los mofadores, y azotes para las espaldas de los insensatos.

navigate_before Proverbios 18 Proverbios 20 navigate_next
arrow_upward Arriba