Capítulos Todos
Antiguo Testamento
Nuevo Testamento
navigate_before Génesis 32 Génesis 34 navigate_next

Génesis 33

1 ENTONCES Jacob alzó los ojos, y vió que, he aquí Esaú venía, y con él cuatrocientos hombres. Repartió pues los niños entre Lea y Raquel y las dos siervas. 2 Y puso las siervas con sus niños, los primeros, y a Lea con sus niños los segundos, y a Raquel con José los postreros. 3 Pero él mismo pasó delante de ellos, e inclinóse a tierra siete veces, hasta que hubo llegado a su hermano. 4 Esaú empero corrió a recibirle, y abrazóle, y echóse sobre su cuello y le besó; y lloraron. 5 Y como alzase Esaú los ojos, vió las mujeres y los niños, y dijo: ¿Quiénes son estos que vienen contigo? Y él respondió: Son los niños con que Dios ha hecho merced a tu siervo. 6 Entonces se acercaron las siervas, ellas y sus niños, y se postraron. 7 Luego se acercó también Lea con sus niños, y se postraron; y después se acercaron José y Raquel, y se postraron. 8 Dijo Esaú además: ¿Qué propones con toda esta muchedumbre de ganado que acabo de encontrar? A lo que respondió Jacob: Es para hallar gracia en los ojos de mi señor. 9 Mas Esaú dijo: Tengo bastante, hermano mío; sea para ti lo que es tuyo. 10 Pero Jacob le dijo: No sea así, te lo ruego, si he hallado gracia en tus ojos; sino que has de recibir un presente de mi mano, por lo mismo que he visto tu rostro, como quien ve el rostro de Dios, y tú te complaciste en mí. 11 Ruégote aceptes el regalo que te he traído; porque Dios me ha hecho merced, y porque tengo de todo. Instóle pues, y lo aceptó. 12 Luego dijo Esaú: Emprendamos marcha y vayamos juntos, y yo iré delante de ti. 13 Mas él respondió: Mi señor sabe que los niños son tiernos, y que tengo que mirar por las ovejas y vacas preñadas: y si las apresuran un solo día, morirá todo el ganado. 14 Pase pues mi señor delante de su siervo, y yo guiaré lentamente, al paso que pide la hacienda que llevo delante, y al paso de los niños, hasta que llegue a mi señor en Seir. 15 Dijo entonces Esaú: Permite que ponga a tu servicio parte de la gente que está conmigo. Mas dijo Jacob: ¿Para qué esto? ¡Halle yo gracia en los ojos de mi señor! 16 De manera que se volvió Esaú en ese mismo día, y tomó su camino para Seir. 17 Jacob empero movió su campamento a Sucot, donde edificó para sí una casa, y para su ganado hizo barracas. Por tanto fué llamado aquel lugar Sucot. 18 Así vino Jacob en paz a la ciudad de Siquem, que está en la tierra de Canaán, a su regreso de Padán-aram; y acampó enfrente de la ciudad. 19 Y compró la parte del campo donde había fijado sus tiendas, de mano de los hijos de Hamor, padre de Siquem, en cien kesitas; 20 y erigió allí un altar, y llamólo El-Elohé-Israel.

navigate_before Génesis 32 Génesis 34 navigate_next
arrow_upward Arriba