Capítulos Todos
Antiguo Testamento
Nuevo Testamento
navigate_before 1 Samuel 21 1 Samuel 23 navigate_next

1 Samuel 22

Visualización :

1 FUÉ pues David de allí, y refugióse en la cueva de Adullam; y cuando oyeron esto sus hermanos y toda la casa de su padre, descendieron a él allí. 2 También se le allegaron todos los oprimidos, y todos tos que tenían deudas, y todos los de espíritu descontento; y él vino a ser capitán de ellos; de modo que llegó a haber con él como cuatrocientos hombres. 3 Y David se fué de allí a Mizpa de Moab, y dijo al rey de Moab: Ruégote que mi padre y mi madre salgan del monte, para estar con vosotros, hasta que yo sepa lo que Dios va a hacer de mí. 4 Y los presentó delante del rey de Moab; y ellos se quedaron con él todo el tiempo que estuvo David en el lugar fuerte.

5 Y dijo el profeta Gad a David: No te quedes más en este lugar fuerte; anda, y véte a la tierra de Judá. Partió pues David, y fué al bosque de Heret. 6 Y oyó Saúl que habían sido descubiertos David y los hombres que le acompañaban. Y Saúl estaba sentado en Gabaa, debajo de un tamarindo, sobre un alto, con su lanza en la mano, y todos sus siervos estaban al rededor de él. 7 Entonces dijo Saúl a sus siervos que estaban de pie al rededor de él: ¡Escuchad, os ruego, hijos de Benjamín! ¿Os dará el hijo de Isaí a todos vosotros también campos y viñas? ¿Os constituirá a todos vosotros jefes de miles, y jefes de cientos, 8 para que conspiréis todos vosotros contra mí, y no haya quien me descubra cómo mi propio hijo ha pactado con el hijo de Isaí; y no haya entre vosotros quien se compadezca de mí, y me descubra cómo mi mismo hijo ha incitado a mi siervo contra mí, para que me ponga asechanzas, como parece el día de hoy? 9 Entonces respondió Doeg idumeo (el cual estaba puesto sobre los siervos de Saúl), diciendo: Yo ví al hijo de Isaí que vino a Nob, a Ahimelec hijo de Ahitob, 10 el cual consultó a Dios por él, le dió también provisiones, y le dió además la espada de Goliat el filisteo.

11 Con lo cual el rey envió a llamar a Ahimelec hijo de Ahitob el sacerdote, y a toda la casa de su padre, los sacerdotes que había en Nob; los cuales vinieron al rey. 12 Entonces dijo Saúl: ¡Oye, hijo de Ahitob! A lo que él respondió: Heme aquí, señor mío. 13 Y díjole Saúl: ¿Por qué habéis conspirado contra mí, tú y el hijo de Isaí; puesto que le has dado pan y espada, y consultaste a Dios por él, para que se sublevase contra mí, para ponerme asechanzas, como parece el día de hoy? 14 Mas Ahimelec respondió al rey, diciendo: ¿Y quién entre todos los siervos del rey es como David, hombre de tu confianza y yerno del rey, que tiene entrada en tu consejo privado, y es ilustre en tu casa? 15 ¿Acaso pues comencé yo hoy a consultar por él a Dios? ¡Lejos sea de mí! No impute el rey a su siervo cosa mala, ni a toda la casa de mi padre; porque no sabía tu siervo de todo esto cosa alguna, chica ni grande. 16 A lo cual respondió el rey: De seguro morirás, Ahimelec, tú y toda la casa de tu padre. 17 Entonces dijo el rey a los guardas que estaban al rededor de él: ¡Volveos y matad a los sacerdotes de Jehová! porque su mano también es con David; y porque sabían que él huía, y no me lo denunciaron. Mas no quisieron los siervos del rey extender la mano para acometer a los sacerdotes de Jehová. 18 Luego dijo el rey a Doeg: Vuelve tú y arremete contra los sacerdotes. Volvió pues Doeg idumeo y acometió a los sacerdotes; y mató en aquel día ochenta y cinco hombres que vestían efod de lino. 19 En seguida hirió a Nob, ciudad de los sacerdotes, a filo de espada; a hombres y mujeres, a muchachos y niños de pecho, bueyes y asnos, y ovejas, a todos los mató a filo de espada. 20 Empero se puso en salvo un hijo de Ahimelec hijo de Ahitob, que se llamaba Abiatar, el cual huyó en seguimiento de David. 21 Y Abiatar dió parte a David de cómo Saúl había hecho matar a los sacerdotes de Jehová. 22 Y David respondió a Abiatar: Ya sabía yo aquel día en que estaba allí Doeg idumeo, que sin duda él lo denunciaría a Saúl. Yo he sido causa de la muerte de todas las personas de la casa de tu padre. 23 Quédate conmigo; no tengas temor: que quien buscare mi vida, buscará tu vida: mas conmigo estarás en resguardo.

navigate_before 1 Samuel 21 1 Samuel 23 navigate_next
arrow_upward Arriba