Capítulos Todos
Antiguo Testamento
Nuevo Testamento
navigate_before Levítico 7 Levítico 9 navigate_next

Levítico 8

1 Y HABLÓ Jehová a Moisés, diciendo: 2 Toma a Aarón y a sus hijos con él, juntamente con las vestiduras, y el aceite de la unción, y el novillo de la ofrenda por el pecado, y los dos carneros, y el canasto de los ázimos; 3 y reune toda la Congregación a la entrada del Tabernáculo de Reunión. 4 É hizo Moisés como le había mandado Jehová; y reunióse la Congregación a la entrada del Tabernáculo de Reunión.

5 Entonces Moisés dijo a la Congregación: Esto es lo que Jehová ha mandado hacer. 6 Luego hizo Moisés que se presentasen Aarón y sus hijos, y los lavó con agua. 7 En seguida le puso a Aarón la túnica, y le ciñó con el cinturón; y le vistió el manto del efod, y le puso encima el efod; y ciñéndole con el cinto del efod de labor primorosa, se lo aseguró con éste. 8 Luego puso sobre él el pectoral, y puso dentro del pectoral el Urim y el Tumim. 9 Después puso la mitra sobre su cabeza, y puso sobre la mitra, al frente de ella, la lámina de oro, la diadema santa; como Jehová había mandado a Moisés.

10 Entonces Moisés tomó el aceite de la unción y ungió la Habitación, con todas las cosas que había en ella, y las santificó; 11 y roció de él sobre el altar siete veces, ungiendo así el altar con todos sus utensilios; ungió también la fuente y su base, para santificarlos. 12 Entonces derramó del aceite de la unción sobre la cabeza de Aarón, ungiéndole así, para santificarle. 13 En seguida Moisés hizo que se presentasen los hijos de Aarón, y les vistió las túnicas, y les ciñó los cinturones, y les ató las tiaras al rededor de la cabeza: como Jehová había mandado a Moisés. 14 Después hizo llegar el novillo de la ofrenda por el pecado; y Aarón y sus hijos pusieron las manos sobre la cabeza del novillo de la ofrenda por el pecado. 15 Luego fué degollado; y tomando Moisés la sangre, la puso con su dedo sobre los cuernos del altar al rededor, limpiando así del pecado el altar; y la demás sangre la derramó al pie del altar; de esta manera lo santificó, haciendo la expiación por él. 16 Tomando entonces todo el sebo que estaba sobre los intestinos, y el redaño de sobre el hígado, y los dos riñones con el sebo de ellos, los hizo consumir Moisés sobre el altar. 17 Mas el novillo, con su cuero y su carne y su estiércol, lo quemó a fuego fuera del campamento; como Jehová había mandado a Moisés.

18 Después hizo llegar el carnero del holocausto; y Aarón y sus hijos pusieron las manos sobre la cabeza del carnero. 19 En seguida fué degollado; y roció Moisés la sangre sobre el altar en derredor. 20 Luego cortaron el carnero en sus trozos apropiados, y lo hizo consumir Moisés; la cabeza, con los trozos y el sebo; 21 mas se lavaron primero los intestinos y las piernas con agua; así Moisés hizo consumir todo el carnero sobre el altar; era holocausto, de olor grato; era ofrenda encendida a Jehová; como Jehová había mandado a Moisés. 22 En seguida hizo llegar el segundo carnero, el carnero de las consagraciones; y Aarón y sus hijos pusieron las manos sobre la cabeza del carnero. 23 Luego fué degollado; y tomó Moisés de la sangre, y la puso sobre el lóbulo de la oreja derecha de Aarón, y sobre el dedo pulgar de su mano derecha, y sobre el dedo pulgar de su pie derecho.

24 Hizo entonces que se presentasen los hijos de Aarón; y les puso Moisés de aquella sangre sobre el lóbulo de la oreja derecha, y sobre el dedo pulgar de la mano derecha, y sobre el dedo pulgar del pie derecho; luego roció Moisés la sangre sobre el altar en derredor. 25 Después tomó el sebo, y la cola grasosa, y todo el sebo que estaba sobre los intestinos, y el redaño de sobre el hígado, y los dos riñones, y el sebo de ellos, y la pierna derecha; 26 y del canasto de los ázimos que había puesto delante de Jehová, tomó una torta de pan ázimo, y una torta de pan de aceite, y un hojaldre, y los puso sobre los sebos y sobre la pierna derecha; 27 entonces lo puso todo en las manos de Aarón y en las manos de sus hijos, y los hizo mecerlo por ofrenda mecida delante de Jehová. 28 Luego Moisés los tomó de sus manos; y los hizo consumir Moisés en el altar, encima del holocausto: era sacrificio de consagraciones, de olor grato; era ofrenda encendida a Jehová. 29 En seguida Moisés tomó el pecho y lo hizo mecer por ofrenda mecida delante de Jehová; fué esta la porción del carnero de las consagraciones que tocaba a Moisés; como Jehová había mandado a Moisés.

30 Entonces Moisés tomó del aceite de la unción, y de la sangre que había puesto sobre el altar, y roció sobre Aarón y sobre sus vestiduras, y sobre sus hijos y sobre las vestiduras de sus hijos juntamente con él; así santificó a Aarón y sus vestiduras, y a sus hijos y a las vestiduras de sus hijos juntamente con él. 31 Y dijo Moisés a Aarón y a sus hijos: Coced la carne a la entrada del Tabernáculo de Reunión, y allí mismo comedla, con el pan que está en el canasto de las consagraciones; según he mandado, diciendo: Aarón y sus hijos la comerán. 32 Mas lo restante de aquella carne y de aquel pan lo quemaréis a fuego. 33 Y de la entrada del Tabernáculo de Reunión no saldréis por siete días; hasta el día que se cumplieren los días de vuestra consagración; porque siete días durará el rito de vuestra consagración. 34 De acuerdo con lo que se ha hecho hoy, ha mandado Jehová que se haga los demás días, para hacer expiación por vosotros. 35 Y a la entrada del Tabernáculo de Reunión os quedaréis día y noche; por siete días habéis de guardar el precepto de Jehová, para que no muráis; porque así fuí mandado. 36 E hicieron Aarón y sus hijos todo cuanto había mandado Jehová por conducto de Moisés.

navigate_before Levítico 7 Levítico 9 navigate_next
arrow_upward Arriba