Capítulos Todos
Antiguo Testamento
Nuevo Testamento
navigate_before Levítico 6 Levítico 8 navigate_next

Levítico 7

1 Y ESTA es la ley de la ofrenda por la culpa; cosa sacratísima es: 2 En el lugar donde degüellan el holocausto, degollarán la ofrenda por la culpa; y su sangre será rociada sobre el altar en derredor. 3 Y de ella se presentará todo el sebo, la cola grasosa y el sebo que cubre los intestinos, 4 y los dos riñones y el sebo que está sobre ellos, el que cubre los lomos, y el redaño que está sobre el hígado; lo quitará juntamente con los dos riñones; 5 y el sacerdote harálo consumir sobre el altar, como ofrenda encendida a Jehová; es ofrenda por la culpa. 6 Todo varón de entre los sacerdotes podrá comer de ella; en lugar sagrado será comida: cosa sacratísima es. 7 Como es la ofrenda por el pecado, así también es la ofrenda por la culpa; las dos tienen una misma ley: será del sacerdote que hace la expiación con ella. 8 Y en cuanto al sacerdote que presentare el holocausto de cualquiera persona, el cuero del holocausto será del sacerdote que lo hubiere presentado. 9 También toda ofrenda vegetal que fuere cocida en horno, y toda aquella que fuere aderezada en cazuela, o en sartén, será del sacerdote que la presentare. 10 Mas toda ofrenda vegetal mezclada con aceite, o seca, será para todos los hijos de Aarón indistintamente; para los unos lo mismo que para los otros.

11 Y esta es la ley del sacrificio de las paces que se presentare a Jehová: 12 Si se presentare en acción de gracias, presentará con el sacrificio de acción de gracias tortas sin levadura mezcladas con aceite, y hojaldres sin levadura untados de aceite, y flor de harina frita en forma de tortas mezcladas con aceite. 13 Con tortas de pan fermentado presentará su oblación, además de su sacrificio de paces en acción de gracias. 14 Y presentará de ello una de cada oblación, por ofrenda alzada a Jehová; lo restante será del sacerdote que rociare la sangre de los sacrificios pacíficos. 15 Y la carne de su sacrificio pacífico en acción de gracias será comida en el día de su oblación; no quedará nada de ella hasta la mañana. 16 Pero si su oblación fuere en cumplimiento de un voto, u ofrenda voluntaria, podrá comerse el día en que él presentare su sacrificio, y también al día siguiente podrá comerse lo que de ella sobrare. 17 Mas si sobrare de la carne de su sacrificio hasta el día tercero, será quemada a fuego. 18 Y si se comiere parte alguna de la carne de su sacrificio de paces en el día tercero, la oblación no será acepta; no será imputada a favor de aquel que la presentó; antes por inmundicia será reputada; y la persona que la hubiere comido llevará su iniquidad.

19 Asimismo la carne que tocare cualquiera cosa inmunda no será comida; a fuego será quemada. Mas en cuanto a la carne no contaminada, toda persona limpia podrá comer de ella. 20 Pero la persona que comiere carne del sacrificio de las paces que se ha presentado a Jehová, teniendo sobre sí su inmundicia, será cortada la tal persona de entre su pueblo. 21 Y la persona que habiendo tocado cualquiera cosa inmunda, como inmundicia de hombre, o bestia inmunda, o inmundicia de cualquiera cosa detestable, y luego comiere de la carne del sacrificio de las paces que ha sido presentada a Jehová, será cortada la tal persona de entre su pueblo.

22 Y habló Jehová a Moisés, diciendo: 23 Habla a los hijos de Israel y diles: No comeréis sebo de vaca ni de oveja ni de cabra. 24 Si bien el sebo de animal mortecino, o del desgarrado por fieras, podrá servir para cualquier oficio, pero de ninguna manera lo habéis de comer. 25 Porque todo aquel que comiere sebo de aquellos animales de los cuales se presentan ofrendas encendidas a Jehová, la persona que lo comiere será cortada de entre su pueblo.

26 Ni tampoco comeréis sangre en todas vuestras habitaciones, sea de aves o de reses. 27 Toda persona que comiere cualquiera clase de sangre, la tal persona será cortada de entre su pueblo.

28 Y habló Jehová a Moisés, diciendo: 29 Habla a los hijos de Israel y diles: El que presentare a Jehová su sacrificio de paces, traerá a Jehová su oblación tomada de su sacrificio de paces. 30 Sus mismas manos han de traer las ofrendas encendidas de Jehová; el sebo a más del pecho traerá a este efecto; para que el pecho sea mecido como ofrenda mecida delante de Jehová. 31 Y el sacerdote hará consumir el sebo del sacrificio; mas el pecho será para Aarón y para sus hijos. 32 Daréis también al sacerdote, como ofrenda alzada, la pierna derecha de vuestros sacrificios pacíficos. 33 Aquel de los hijos de Aarón que presentare la sangre de las ofrendas pacíficas y el sebo, tendrá la pierna derecha como porción suya: 34 porque yo he tomado de los hijos de Israel, de sus ofrendas pacíficas, el pecho mecido y la pierna alzada, y se los he dado al sacerdote Aarón y a sus hijos como porción legal suya para siempre, de parte de los hijos de Israel. 35 Esto es lo que corresponde a la unción de Aarón y a la unción de sus hijos, de las ofrendas encendidas de Jehová, desde el día en que los hizo presentar a Jehová, para constituirlos sacerdotes; 36 lo cual mandó Jehová que se les diese de parte de los hijos de Israel, en el día que fueron ungidos, como porción legal suya para siempre, durante sus generaciones.

37 Tal es la ley del holocausto, y de la ofrenda vegetal, y de la ofrenda por el pecado, y de la ofrenda por la culpa, y de las consagraciones, y de los sacrificios pacíficos; 38 la cual Jehová prescribió a Moisés en el monte Sinaí, el día en que mandó a los hijos de Israel que presentasen sus oblaciones a Jehová, en el desierto de Sinaí.

navigate_before Levítico 6 Levítico 8 navigate_next
arrow_upward Arriba