Capítulos Todos
1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16
Antiguo Testamento
Nuevo Testamento
navigate_before Romanos 3 Romanos 5 navigate_next

Romanos 4

La prueba por la Escritura
Abraham, justificado por la fe
Salmo 32; Gálatas 3:6-18, 26-29

1 ¿Qué diremos que halló Abraham, nuestro padre según la carne? 2 Porque si Abraham fue justificado por las obras, tiene de qué glorificarse; pero no ante Dios. 3 Porque ¿qué dice la Escritura?: «Abraham creyó a Dios, y le fue contado como justicia.» [Génesis 15:6] 4 Pero al que obra, el salario no le es contado como favor, sino como deuda. 5 Mas al que no hace obras, pero cree en el que justifica al impío, su fe le es contada para justicia. 6 Como David también expresa la bendición del hombre a quien Dios otorga justicia sin las obras: 7 Bienaventurados aquellos de quienes las iniquidades han sido perdonadas, y cuyos pecados han sido cubiertos. 8 «Bienaventurado el hombre a quien el ∗Señor no imputará pecado.» [Salmo 32:1, 2] 9 ¿Es, pues, esta bendición solo para los circuncisos, o también para los incircuncisos? Porque decimos que a Abraham la fe le fue contada como justicia. 10 ¿Cómo, pues, le fue contada? ¿Estando en circuncisión, o en incircuncisión? No en circuncisión, sino en incircuncisión. 11 Y recibió la señal de la circuncisión como sello de la justicia de la fe cuando aún no estaba circuncidado; para ser padre de todos los que creen estando incircuncisos, para que la justicia les sea imputada; 12 y padre de la circuncisión, a los que no solo son de la circuncisión, sino que también caminan por los pasos de la fe que tenía nuestro padre Abraham antes de ser circuncidado.

Hebreos 11:8-19

13 Porque la promesa de ser heredero del mundo no la recibieron Abraham y su descendencia mediante la ley, sino por medio de la justicia de la fe. 14 Porque si los de la ley son herederos, la fe es vana y la promesa sin efecto. 15 Porque la ley produce ira; pero donde no hay ley, tampoco hay transgresión. 16 Por eso es por fe, para que sea según la gracia, a fin de que la promesa sea segura para toda la descendencia; no solo a la que es de la ley, sino también a la que es de la fe de Abraham, quien es padre de todos nosotros 17 (como está escrito: «Te he puesto por padre de muchas naciones» [Génesis 17:5]) delante de Dios a quien creyó, el cual vivifica a los muertos y llama lo que no existe como existente. 18 Contra toda esperanza, él creyó con esperanza que llegaría a ser padre de muchas naciones, conforme a lo que le había sido dicho: «Así será tu descendencia.» [Génesis 15:5] 19 Y no se debilitó en la fe, ni consideró su mismo cuerpo, ya muerto (siendo él como de cien años), ni la muerte del seno de Sara; 20 no dudó con incredulidad ante la promesa de Dios, sino que se fortaleció en la fe, dando así gloria a Dios, 21 plenamente persuadido de que lo que Dios había prometido, también era poderoso para cumplirlo. 22 Por lo cual también le fue contada como justicia. 23 Y no solo con respecto a él fue escrito que le fue contada, 24 sino también con respecto a nosotros, a quienes será contada, a los que creemos en el que levantó de entre los muertos a Jesús, Señor nuestro, 25 el cual fue entregado a causa de nuestras transgresiones, y fue resucitado para nuestra justificación.

navigate_before Romanos 3 Romanos 5 navigate_next
arrow_upward Arriba