Capítulos Todos
1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16
Antiguo Testamento
Nuevo Testamento
navigate_before Romanos 3 Romanos 5 navigate_next

Romanos 4

1 ¿QUÉ pues diremos que ha hallado Abraham, nuestro padre según la carne? 2 Pues si Abraham fué justificado por obras, tiene de qué glorificarse; mas no lo tenía para con Dios. 3 Porque ¿qué dice la Escritura? Dice así: Y Abraham creyó a Dios, y le fué contado a justicia. 4 Pero a aquel que trabaja, no se le cuenta la recompensa de gracia, sino de deuda. 5 Mas al que no trabaja, sino cree en Aquel que justifica al impío, su fe le es contada por justicia. 6 Así como David también habla de la bienaventuranza del hombre a quien Dios imputa justicia, aparte de obras, 7 diciendo: Bienaventurados aquellos cuyas iniquidades son perdonadas, y cuyos pecados están cubiertos: 8 bienaventurado el hombre a quien el Señor no imputará pecado. 9 ¿Toca pues esta bienaventuranza a la circuncisión sola, o también a la incircuncisión? porque decimos que a Abraham la fe le fué contada por justicia. 10 ¿Cómo pues le fué contada? ¿estando él en circuncisión, o en incircuncisión? No en circuncisión, sino en incircuncisión: 11 y recibió el signo de la circuncisión, como sello de la justicia de la fe que tenía, estando en incircuncisión; para que él fuese padre de todos los creyentes que están en incircuncisión; a fin de que la justicia les sea a ellos imputada; 12 y padre de la circuncisión, a los que no son de la circuncisión solamente, sino que también andan en los pasos de aquella fe de nuestro padre Abraham, que él tenía, estando en incircuncisión. 13 Porque no por medio de ley vino la promesa a Abraham, o a su simiente, de ser heredero del mundo, sino por medio de la justicia de fe. 14 Porque si los que son de la ley son herederos, la fe ha venido a ser vana, y la promesa de ningún efecto. 15 Porque la ley obra ira; mas donde no hay ley tampoco hay transgresión. 16 Por lo cual es de fe, para que sea de gracia; a fin de que quede segura la promesa para toda la simiente; no solo a la que es de la ley, sino a la que es de la fe de Abraham; el cual es el padre de nosotros todos 17 (según está escrito: Padre de muchas naciones te he constituído) en presencia de aquel a quien creyó, es a saber, Dios, que da vida a los muertos, y llama las cosas que todavía no son, como si ya fuesen: 18 el cual Abraham, contra esperanza creyó en esperanza, para que viniese a ser padre de muchas naciones, conforme a lo que le había sido dicho: Así (numerosa como las estrellas) será tu simiente. 19 Y no se debilitó en la fe, ni consideraba su mismo cuerpo, ya amortecido (siendo él como de cien años de edad), ni el amortecimiento del seno de Sara; 20 sino que, mirando a la promesa de Dios, no vaciló con incredulidad, sino fortalecióse en la fe, dando así gloria a Dios, 21 y plenamente asegurado que lo que Dios había prometido, era poderoso también para cumplirlo. 22 Por lo cual también le fué contada a justicia. 23 Y no por su causa solamente fué escrito que le fué así contada; 24 sino por la nuestra también, a quienes será contada; a nosotros que creemos en Aquel que levantó a Jesús, Señor nuestro, de entre los muertos; 25 el cual fué entregado a causa de nuestras transgresiones, y fué resucitado para nuestra justificación.

navigate_before Romanos 3 Romanos 5 navigate_next
arrow_upward Arriba