Capítulos Todos
1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16
Antiguo Testamento
Nuevo Testamento
navigate_before 1 Corintios 11 1 Corintios 13 navigate_next

1 Corintios 12

Los dones del Espíritu
Romanos 12:3-8; Efesios 4:4-16; 1 Pedro 4:10-11

1 No quiero, hermanos, que seáis ignorantes con respecto a los asuntos espirituales, 2 sabéis que cuando erais gentiles se os extraviaba, llevándoos arrastrados hacia los ídolos mudos. 3 Por lo cual os hago saber que nadie, hablando por el Espíritu de Dios, dice: «Jesús es anatema»; y nadie puede decir: «Jesús es el Señor», sino por el Espíritu Santo. 4 Ahora bien, hay diversidad de dones, pero el Espíritu es el mismo; 5 y hay diversidad de servicios, pero el Señor es el mismo; 6 y hay diversidad de actividades, pero el mismo Dios hace todas las cosas en todos. 7 Pero a cada uno le es dada la manifestación del Espíritu para el bien de todos. 8 Porque a uno, mediante el Espíritu, le es dada palabra de sabiduría; a otro, palabra de conocimiento, según el mismo Espíritu; 9 a otro fe, por el mismo Espíritu; a otro dones de curaciones, por el mismo Espíritu; 10 a otro poderes milagrosos; a otro profecía; a otro discernimiento de espíritus; a otro diversidad de lenguas; a otro interpretación de lenguas. 11 Pero todas estas cosas las hace el único y el mismo Espíritu, repartiendo a cada uno en particular como él quiere.

Diversidad de miembros y unidad del cuerpo

12 Porque así como el cuerpo es uno, y tiene muchos miembros, pero todos los miembros del cuerpo, siendo muchos, son un solo cuerpo, así también es Cristo. 13 Porque todos nosotros fuimos bautizados en un mismo Espíritu para constituir un solo cuerpo, seamos judíos o griegos, seamos esclavos o libres; y a todos se nos dio a beber de un solo Espíritu. 14 Porque el cuerpo no es un solo miembro, sino muchos. 15 Si dijera el pie: Porque no soy mano, no soy del cuerpo; no por esto deja de ser del cuerpo. 16 Y si dijera la oreja: Porque no soy ojo, no soy del cuerpo; no por esto deja de ser del cuerpo. 17 Si todo el cuerpo fuera ojo, ¿dónde estaría el oído? Si todo fuera oído, ¿dónde estaría el olfato? 18 Pero ahora Dios colocó a cada uno de los miembros en el cuerpo como él quiso. 19 Porque si todos fueran un solo miembro, ¿dónde estaría el cuerpo? 20 Ahora bien, hay muchos miembros, pero un solo cuerpo. 21 No puede el ojo decir a la mano: No tengo necesidad de ti; y tampoco la cabeza a los pies: No tengo necesidad de vosotros. 22 Al contrario, los miembros del cuerpo que parecen ser más débiles, son mucho más necesarios; 23 y los miembros del cuerpo que nos parecen menos dignos, los rodeamos con más honor, y nuestros miembros menos decorosos, los tratamos con mayor decoro, 24 mientras que nuestras partes decorosas no tienen necesidad. Pero Dios ordenó el cuerpo, dando mayor honor al que le faltaba; 25 para que no haya división en el cuerpo, sino que todos los miembros se preocupen los unos por los otros. 26 Y si un miembro sufre, todos los miembros sufren con él; si un miembro recibe honor, todos los miembros se alegran con él. 27 Vosotros sois cuerpo de Cristo, y sus miembros cada uno en particular. 28 Y Dios los ha puesto en la iglesia: primero a los apóstoles, segundo a los profetas, tercero a los maestros, luego a los que hacen milagros, después los dones de curar, de ayudar, de gobernar, y diversidad de lenguas. 29 ¿Son todos apóstoles? ¿Son todos profetas? ¿Son todos maestros? ¿Hacen todos milagros? 30 ¿Tienen todos dones de curar? ¿Hablan todos diversas lenguas? ¿Interpretan todos? 31 Pero anhelad los dones más grandes. Y aun yo os voy a mostrar un camino todavía más excelente.

navigate_before 1 Corintios 11 1 Corintios 13 navigate_next
arrow_upward Arriba