Capítulos Todos
Antiguo Testamento
Nuevo Testamento
navigate_before 2 Samuel 10 2 Samuel 12 navigate_next

2 Samuel 11

1 Y ACONTECIÓ en la primavera del año, al tiempo que los reyes suelen salir a la guerra, que David envió a Joab y con él a sus siervos y a todo Israel, los cuales devastaron el país de los hijos de Ammón, y sitiaron a Rabbá; mas David se quedó en Jerusalem. 2 Y aconteció un día, a la hora de la tarde, que David se levantó de su cama, y se paseaba sobre el terrado de la casa del rey. Y desde encima del terrado vió a una mujer que se estaba bañando; y la mujer era sumamente hermosa. 3 Y enviando David a informarse de la mujer, uno le dijo: ¿No es ésta Bat-seba hija de Eliam, mujer de Urías heteo? 4 Entonces David envió mensajeros y la tomó; y ella vino a él, y él se acostó con ella, (la cual se estaba purificando de su inmundicia); luego ella volvióse a su casa. 5 Y concibió la mujer; y envió la mujer y avisó a David, diciendo: ¡He concebido! 6 David entonces envió a Joab, diciendo: Envíame a Urías heteo; y Joab le envió a David. 7 Y cuando Urías vino a él, preguntóle David por la salud de Joab y por la salud de la. gente, y cómo prosperaba la guerra. 8 En seguida David dijo a Urías: Baja a tu casa y lava tus pies. Y salió Urías de la casa del rey; y salió tras él una porción de la comida del rey. 9 Pero Urías se acostó a la entrada de la casa del rey con todos los siervos de su señor, y no bajó a su casa. 10 De lo cual avisaron a David, diciendo: No ha descendido Urías a su casa. David entonces dijo a Urías: ¿No acabas de llegar de viaje? ¿por qué pues no descendiste a tu casa? 11 Y Urías respondió a David: El Arca, e Israel y Judá están debajo de enramadas; y mi señor Joab, con los siervos de mi señor, están acampados al raso; ¿y por ventura había yo de irme a mi casa, para comer, y beber, y acostarme con mi mujer? ¡Por tu vida, y por la vida de tu alma, que no haré tal cosa!

12 Dijo entonces David a Urías: Quédate aquí hoy también, y mañana te despacharé. Urías pues se quedó en Jerusalem aquel día y el día siguiente: 13 y le convidó David a comer y beber con él; y le hizo emborrachar; mas a la noche él salió para acostarse en su cama con los siervos de su señor; y no descendió a su casa. 14 Y fué así que a la mañana David escribió una carta a Joab, y enviósela por mano de Urías. 15 Y escribió en aquella carta, diciendo: Poned a Urías al frente, en lo más recio del combate, y retiraos de en pos de él, para que sea herido y muera. 16 De esta suerte sucedió que mientras Joab sitiaba la ciudad, puso a Urías en el lugar donde sabía que estaban los hombres más valientes. 17 Y los hombres de la ciudad hicieron una salida, y pelearon contra Joab; y cayeron del pueblo algunos de los siervos de David, y murió también Urías heteo.

18 Luego envió Joab e informó a David de todos los detalles del combate. 19 Y mandó al mensajero, diciendo: Cuando acabares de referir al rey todos los detalles del combate, 20 ha de ser que si subiere en punto la ira del rey, y te dijere: ¿Por qué os acercasteis tanto a la ciudad para combatirla? ¿No supisteis que os tirarían desde encima del muro? 21 ¿Quién mató a Abimelec hijo de Jerobaal? ¿No fué una mujer que arrojó sobre él una piedra superior de molino desde encima del muro, de modo que murió en Tebez? ¿Por qué os acercasteis tanto al muro? tú entonces le dirás: También tu siervo Urías heteo es muerto. 22 Fué pues el mensajero, y llegado que hubo, avisó a David de todo aquello a que le envió Joab: 23 y dijo el mensajero a David: Aquellos hombres prevalecieron sobre nosotros, saliendo al campo contra nosotros; mas los arrollamos hasta la entrada de la puerta. 24 Pero tiraron los flecheros desde encima del muro, y murieron algunos de los siervos del rey; y también tu siervo Urías heteo murió. 25 Entonces David dijo al mensajero: Así dirás a Joab: No te desalientes por este suceso; porque a este y a esotro devore la espada. Haz más fuerte tu combate contra la ciudad hasta derribarla: y tú mismo, le dijo al mensajero, le has de alentar.

26 Y al oír la mujer de Urías que era muerto Urías su marido prorrumpió en lamentos sobre su señor. 27 Mas cuando hubo pasado el luto, envió David y la recogió en su casa; y ella fué su mujer, y parióle un hijo. Empero esto que había hecho David fué malo a los ojos de Jehová.

navigate_before 2 Samuel 10 2 Samuel 12 navigate_next
arrow_upward Arriba