Capítulos Todos
Antiguo Testamento
Nuevo Testamento
navigate_before 1 Reyes 6 1 Reyes 8 navigate_next

1 Reyes 7

1 MAS su propia casa la edificó Salomón en trece años; y acabó toda su casa. 2 Porque edificó primero la Casa del Bosque del Líbano, (cuya longitud era de cien codos, y su anchura de cincuenta codos, y su altura de treinta codos,) sobre cuatro hileras de columnas de cedro, con vigas de cedro por encima de las columnas. 3 Y le puso techumbre de cedro por encima de las vigas que estaban sobre las columnas, cuarenta y cinco en número; quince vigas en cada serie. 4 Por manera que había vistas en tres series, desde esta hasta aquella parte, tres veces repetidas. 5 Y todas las entradas, con los postes de las puertas, estaban en ángulo recto con las vistas, y en frente de sí, por esta y por aquella parte, tres veces repetidas.

6 Hizo también el Pórtico de las Columnas; cincuenta codos era su longitud, y treinta codos su anchura; y el pórtico estaba al frente de aquellas primeras columnas, con sus columnas, y su umbral, al frente de ellas. 7 Hizo asimismo el Pórtico del Trono, donde él había de juzgar, llamado también, el Pórtico del juicio; y cubrió las paredes de cedro desde el suelo hasta el techo. 8 Luego siguió su casa propia, donde él había de habitar, con otro atrio más adentro del Pórtico y era de hechura semejante. Salomón hizo además una casa para la hija de Faraón (a quien había tomado por mujer), al estilo de aquel pórtico.

9 Todos estos edificios eran de piedras costosas, de piedras labradas según medidas fijas, aserradas con sierras, así por dentro como por fuera; y desde los cimientos hasta lo más alto de las paredes: y así por fuera hasta el atrio grande. 10 Asimismo los cimientos eran de piedras costosas, piedras grandes; piedras de diez codos, y piedras de ocho codos. 11 Y por encima de éstas había piedras costosas labradas según medidas fijas, y madera de cedro. 12 También el atrio grande tenía en derredor suyo tres órdenes de piedras labradas, y un orden de vigas de cedro: así como lo tenía el atrio interior de la Casa de Jehová, y el Pórtico de la Casa.

13 Y envió el rey Salomón é hizo venir a Hiram, desde Tiro. 14 Hijo era éste de una mujer viuda, de la tribu de Neftalí; mas su padre era un hombre de Tiro, trabajador en cobre; el cual Hiram fué lleno de sabiduría, e inteligencia, y ciencia, para hacer cualquiera clase de obra en bronce. Éste pues vino al rey Salomón e hizo toda su obra. 15 Porque formó las dos columnas de bronce; diez y ocho codos fué la altura de cada columna, y un cordel de doce codos medía la circunferencia de cualquiera de las dos columnas. 16 Hizo también dos capiteles para colocar sobre los remates de las dos columnas, de bronce fundido; cinco codos era la altura del un capitel, y cinco codos la altura del otro capitel. 17 Hizo también mallas de obra entretejida, y trenzas de obra de cadenillas, para los capiteles que estaban sobre los remates de las columnas; siete para el primer capitel, y siete para el segundo capitel.

18 De esta manera pues hizo las columnas; y había dos órdenes de granadas en derredor, por encima de cada malla que cubría los capiteles que había sobre el remate de las columnas; y de igual manera las hizo para el segundo capitel. 19 Y los capiteles que estaban sobre el remate de las columnas, fueron hechos de una labor de azucenas; estaban junto al pórtico, y eran de cuatro codos. 20 Y los capiteles sobre las dos columnas estaban también encima de la protuberancia globular que estaba detrás de las mallas, y en contacto con ella: y las doscientas granadas, en dos órdenes, circundaban ésta en el segundo capitel, así como en el primero. 21 Y levantó las columnas junto al pórtico del Templo. Y al levantar la columna derecha, le puso el nombre de Jaquín; y al levantar la columna izquierda, le puso el nombre de Boaz. 22 Y había sobre el remate de las columnas una labor de azucenas: así quedó concluída la obra de las dos columnas.

23 Hizo también un mar, de bronce fundido, que tenía diez codos de diámetro, del un borde al otro borde; perfectamente redondo; y de cinco codos era su altura; en tanto que un cordón de treinta codos medía la circunferencia en derredor. 24 Y había coloquíntidas por debajo de su borde, que le daban la vuelta todo al rededor; diez en cada codo, cercando el mar á la redonda; dos órdenes de coloquíntidas, fundidas cuando él fué fundido. 25 Asentado estaba sobre doce bueyes; de los cuales tres tenían las caras hacia el norte, y tres las caras hacia el occidente, y tres las caras hacia el sur, y tres las caras hacia el oriente: y el mar estaba superpuesto, encima de ellos; mas las partes traseras de todos ellos estaban hacia adentro. 26 Y el grueso del mar era de un palmo, y su labio era labrado como el labio de un cáliz, como una flor de azucena: dos mil batos cabían en él.

27 Hizo asimismo diez basas de bronce; cuatro codos era el largo de cada basa, y cuatro codos su ancho, y tres codos su altura. 28 Y esta fué la hechura de las basas: Tenían entrepaños, y los entrepaños estaban por en medio de las junturas de los ángulos; 29 y sobre los entrepaños que había por en medio de las junturas, había leones, y bueyes, y querubines; y más arriba de las junturas había un pedestal por el lado de encima: y por debajo de los leones y de los bueyes había guirnaldas, de obra festoneada. 30 Y cada basa tenía cuatro ruedas de bronce, con sus ejes de bronce; y sus cuatro cantos tenían apoyos: para estar por debajo de cada fuente fueron fundidos los apoyos; y por fuera de cada uno había guirnaldas. 31 Mas la boca de ella estaba dentro de un capitel que tenía un codo de altura, y cuya boca era redonda, conforme a la obra del pedestal, codo y medio en derredor; y también sobre la boca de la base había grabaduras; mas sus entrepaños estaban en cuadro, no eran redondos. 32 Y las cuatro ruedas estaban por debajo de los entrepaños, y los ejes de las ruedas estaban en la basa misma; y la altura de cada rueda era de codo y medio. 33 Y la hechura de las ruedas era conforme a la obra de la rueda de un carro de guerra; sus ejes, y sus llantas, y sus rayos, y sus cubos, todo era de fundición. 34 Había pues cuatro apoyos a los cuatros ángulos de cada basa; de la basa misma eran los apoyos. 35 Y en lo alto de cada basa había un cerco en derredor de medio codo de altura; y por encima de la basa estaban sus apoyos; y los entrepaños de la basa eran de ella misma. 36 Y se esculpieron sobre las planchas de sus apoyos, y sobre sus entrepaños, querubines, leones y palmas, conforme al campo abierto que ofrecía cada uno, con guirnaldas en derredor. 37 De esta manera pues se hicieron las diez basas; todas ellas eran de una misma fundición, y una misma medida, y una misma forma.

38 Luego hizo diez fuentes de bronce; cuarenta batos cabían en cada fuente: de cuatro codos en diámetro era cada fuente. Y asentó una fuente por encima de cada una de las diez basas. 39 Y colocó las basas, cinco al lado derecho de la Casa, y cinco al lado izquierdo de la Casa: en tanto que colocó el mar al lado derecho de la Casa, hacia el oriente, haciendo frente al sur.

40 También hizo Hiram las calderas, y las palas, y los tazones. Así acabó de hacer Hiram toda la obra que hacía para el rey Salomón, para la Casa de Jehová: 41 Las dos columnas, y los dos globos de los capiteles que estaban sobre el remate de las columnas; las dos mallas que cubrían los dos globos de los capiteles que había sobre el remate de las columnas; 42 y las cuatrocientas granadas para las dos mallas; dos órdenes de granadas para cada malla, para cubrir los dos globos de los capiteles que había encima de las columnas; 43 también las diez basas, y las diez fuentes de por encima de las basas; 44 y un mar de bronce, con los doce bueyes debajo del mar; 45 y las calderas, y las palas, y los tazones. Y todos estos utensilios que hizo Hiram para el rey Salomón, para la Casa de Jehová, eran de bronce bruñido. 46 En los alrededores del Jordán, los fundió el rey, en la tierra arcillosa que hay entre Succot y Zaretán. 47 Y Salomón cesó de pesar todos los utensilios, por ser en extremo numerosos: nunca fué investigado el peso del bronce.

48 De suerte que Salomón acabó de hacer todo el ajuar que era de la Casa de Jehová: el altar de oro, y la mesa de oro sobre la cual se había de poner el pan de la proposición; 49 y los candelabros, cinco a la derecha, y cinco a la izquierda, en frente del Oráculo, de oro preciosísimo; y las flores, y las lámparas, y las tenazas, de oro; 50 y los tazones, y las despabiladeras, y las tazas, y las cucharas, y los incensarios, de oro preciosísimo: y los goznes, así para las puertas de la Casa de adentro, es decir, del Lugar Santísimo, como para las puertas de la Casa, es decir, del Templo, eran de oro. 51 Así fué concluída toda la obra que hizo el rey Salomón para la Casa de Jehová. Y trajo Salomón las cosas consagradas por David su padre, la plata, y el oro, y los utensilios, y las depositó en las tesorerías de la Casa de Jehová.

navigate_before 1 Reyes 6 1 Reyes 8 navigate_next
arrow_upward Arriba