Capítulos Todos
1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13
Antiguo Testamento
Nuevo Testamento
navigate_before 2 Corintios 6 2 Corintios 8 navigate_next

2 Corintios 7

1 Teniendo, pues, estas promesas, amados, purifiquémonos de toda impureza de carne y de espíritu, perfeccionando la santidad en el temor de Dios.

Pablo y los corintios reconciliados
Proverbios 25:25; 1 Tesalonicenses 3:5-9; Hebreos 13:17

2 Recibidnos: A nadie hemos agraviado, a nadie hemos corrompido, a nadie hemos defraudado. 3 No lo digo para condenaros; porque ya he dicho que estáis en nuestro corazón, para morir juntos y vivir juntos. 4 Grande es mi franqueza con vosotros; grande es mi motivo de gloria con respecto a vosotros; estoy lleno de consuelo, sobreabundo de gozo en medio de toda nuestra aflicción.

Pablo en Macedonia, Tito se reúne con él

5 Porque, incluso al llegar a Macedonia, nuestra carne no tuvo reposo, sino que de todas maneras estábamos afligidos; por fuera luchas, por dentro temores. 6 Pero Dios, que consuela a los abatidos, nos consoló con la llegada de Tito, 7 y no solo con su llegada, sino también por el consuelo con que fue consolado por vosotros: nos refirió vuestra añoranza, vuestro pesar y vuestro celo por mí; de manera que me alegré más. 8 Y si bien os entristecí con la carta, no me pesa; aunque me pesó, pues veo que esa carta por algún tiempo os entristeció. 9 Ahora me alegro, no de que fueseis entristecidos, sino de que fueseis entristecidos para arrepentimiento; porque fuisteis entristecidos según Dios, para que ningún daño sufrieseis de nuestra parte. 10 Porque la tristeza que es según Dios produce arrepentimiento para salvación, de la cual no hay que arrepentirse; pero la tristeza del mundo produce la muerte. 11 Porque, mirad lo que ha producido en vosotros el hecho de ser entristecidos según Dios, ¡qué diligencia, y defensa, e indignación, y temor, y añoranza, y celo, y vindicación! En todo habéis mostrado vuestra inocencia en este asunto. 12 Así que, si os escribí, no fue por causa del que cometió el agravio, ni por causa del que lo sufrió, sino para que entre vosotros se manifestara vuestra solicitud por nosotros delante de Dios. 13 Por tanto, hemos sido consolados. Pero, además de nuestra consolación, nos regocijamos mucho más por el gozo de Tito; por cuanto su espíritu ha sido tranquilizado por todos vosotros. 14 Y si en algo me he jactado de vosotros ante él, no he quedado avergonzado; sino que, así como todo lo que os hemos dicho es verdad, así también nuestra jactancia ante Tito resultó ser la verdad. 15 Y su cariño por vosotros se ha acrecentado, al recordar la obediencia de todos vosotros, y de cómo le recibisteis con temor y temblor. 16 Yo me alegro de que en todo tengo confianza en vosotros.

navigate_before 2 Corintios 6 2 Corintios 8 navigate_next
arrow_upward Arriba