Capítulos Todos
1 2 3 4 5
Antiguo Testamento
Nuevo Testamento
navigate_before 1 Tesalonicenses 3 1 Tesalonicenses 5 navigate_next

1 Tesalonicenses 4

La vida que agrada a Dios: pureza y amor fraternal
1 Corintios 6:13-20; Efesios 5:3-81 Pedro 1:14-16, 22; 4:1-5

1 Por lo demás, hermanos, os rogamos y exhortamos en el Señor Jesús, que de la manera que aprendisteis de nosotros cómo debéis andar y agradar a Dios (y es así como andáis), que abundéis más. 2 Porque sabéis qué instrucciones os dimos en el nombre del Señor Jesús. 3 Porque la voluntad de Dios es vuestra santidad; que os abstengáis de la fornicación, 4 que cada uno de vosotros sepa poseer su propio cuerpo en santidad y honor, 5 no bajo la pasión de lujuria, como los gentiles que no conocen a Dios; 6 que nadie se sobrepase y defraude a su hermano en este asunto; porque el Señor es el vengador acerca de todas estas cosas, como también os lo dijimos y testificamos con antelación. 7 Porque no nos ha llamado Dios a impureza, sino a santificación. 8 Por tanto, el que esto rechaza, no rechaza al hombre, sino a Dios que os da su Espíritu Santo. 9 En cuanto al amor fraternal, no tenéis necesidad que yo os escriba; porque vosotros mismos habéis aprendido de Dios a amaros unos a otros; 10 porque en verdad lo hacéis para con todos los hermanos en toda Macedonia. Pero os exhortamos, hermanos, a que abundéis más; 11 y que os apliquéis a vivir apaciblemente, a ocuparos de vuestros asuntos, a trabajar con vuestras manos, como os lo encargamos; 12 para que andéis honestamente para con los de afuera, y no tengáis necesidad de nadie.

La resurrección de los creyentes y la venida del Señor
Mateo 24:30-51Lucas 21:34-36; 1 Corintios 15:19-58

13 No queremos que ignoréis, hermanos, acerca de los que duermen, para que no os entristezcáis como los demás que no tienen esperanza. 14 Porque si creemos que Jesús murió y resucitó, así también Dios traerá con él a los que durmieron en Jesús. 15 Porque esto os lo decimos por palabra del Señor: Que nosotros los que vivimos, los que quedemos hasta el advenimiento del Señor, de ninguna manera precederemos a los que durmieron; 16 porque el Señor mismo con voz de mando, con voz de arcángel y con trompeta de Dios, descenderá del cielo, y los muertos en Cristo resucitarán primero. 17 Luego nosotros, los que vivamos, los que quedamos, seremos arrebatados con ellos en las nubes para el encuentro del Señor en el aire; y así estaremos siempre con el Señor. 18 Consolaos, pues, los unos a los otros con estas palabras.

navigate_before 1 Tesalonicenses 3 1 Tesalonicenses 5 navigate_next
arrow_upward Arriba