Capítulos Todos
Antiguo Testamento
Nuevo Testamento
navigate_before Jeremías 38 Jeremías 40 navigate_next

Jeremías 39

1 EN el año noveno de Sedequías rey de Judá, en el mes décimo, había venido Nabucodonosor rey de Babilonia, con todo su ejército a Jerusalem, y la habían cercado; 2 y en el año undécimo de Sedequías, en el mes cuarto, al nono del mes, fué efectuada una brecha en la ciudad; 3 entraron todos los príncipes del rey de Babilonia, y se sentaron en la puerta de en medio, es a saber, Nergal-sarezer, Samgar-nebo, Sarsequim, Rab-sarís, Nergal-sarezer, Rab-mag, con todos los demás príncipes del rey de Babilonia. 4 Y aconteció que como los viesen Sedequías rey de Judá y todos los hombres de guerra, huyeron, y salieron de la ciudad de noche, por el camino del jardín del rey, por la puerta de entre los dos muros; y salieron por el camino del Arabá. 5 Mas los persiguió el ejército de los Caldeos; y alcanzaron a Sedequías en los llanos de Jericó: y habiéndole prendido, le llevaron a Nabucodonosor rey de Babilonia, a Ribla, en la tierra de Hamat; quien mismo trató con él de su causa. 6 Y el rey de Babilonia degolló a los hijos de Sedequías en Ribla, delante de sus ojos; también el rey de Babilonia degolló a todos los nobles de Judá. 7 Además, le sacó los ojos a Sedequías, y le sujetaron con grillos de bronce, para conducirle a Babilonia. 8 Y los Caldeos quemaron a fuego la casa del rey y las casas del pueblo; y derribaron los muros de Jerusalem. 9 Y el resto del pueblo que había quedado en la ciudad, con los desertores que habían pasado a él, y el residuo del pueblo que aun quedaba, los deportó a Babilonia Nebuzaradán, capitán de la guardia. 10 Pero de los más pobres del pueblo, que nada tenían, Nebuzaradán capitán de la guardia dejó algunos en la tierra de Judá, dándoles al mismo tiempo viñas y campos.

11 Es de saber que Nabucodonosor rey de Babilonia había dado encargo a Nebuzaradán capitán de la guardia en cuanto a Jeremías, diciendo: 12 Tómale, y mira por su seguridad, y no le hagas ningún daño, sino que conforme él mismo te dijere, así harás con él. 13 Por lo tanto envió Nebuzaradán capitán de la guardia y también Nebusazbán, Rab-sarís, y Nergal-sarezer, Rab-mag, y todos los príncipes del rey de Babilonia, 14 es decir, ellos juntos enviaron y tomaron a Jeremías del patio de la cárcel, y le recomendaron a Gedalías hijo de Ahicam, hijo de Safán, para que le llevase a casa; y así habitó Jeremías en medio del pueblo.

15 Y mientras estaba preso en el patio de la cárcel, tuvo Jeremías revelación de Jehová, que decía: 16 Anda, y habla con Ebed-melec etíope, diciendo: Así dice Jehová de los Ejércitos, el Dios de Israel: He aquí que voy a dar efecto a mis palabras acerca de esta ciudad, para mal y no para bien; y se cumplirán en aquel día a presencia tuya. 17 Mas a ti te libraré en aquel día, dice Jehová, y no serás entregado en manos de los hombres que tú temes; 18 porque yo indudablemente te salvaré, y no caerás a espada, sino que tu vida te será como despojo arrebatado; por cuanto has confiado en mí, dice Jehová.

navigate_before Jeremías 38 Jeremías 40 navigate_next
arrow_upward Arriba