Capítulos Todos
1 2 3 4 5 6 7 8 9 10
Antiguo Testamento
Nuevo Testamento
navigate_before Esdras 2 Esdras 4 navigate_next

Esdras 3

1 Y LLEGADO que hubo el mes séptimo, establecidos ya los hijos de Israel en sus ciudades, congregóse el pueblo como un solo hombre en Jerusalem. 2 Entonces se levantó Jesúa hijo de Josadac, con sus hermanos, los sacerdotes, y Zorobabel, hijo de Sealtiel, y sus hermanos, y reedificaron el altar del Dios de Israel, para ofrecer sobre él holocaustos, conforme a lo escrito en la ley de Moisés, varón de Dios. 3 Y colocaron el altar del holocausto sobre su antigua base; porque estaban con temor a causa de las gentes de los países vecinos; y ofrecieron sobre él holocaustos a Jehová, holocaustos por la mañana y por la tarde. 4 Celebraron también la fiesta de las Enramadas, conforme a lo escrito; y ofrecieron los holocaustos de día en día, en debido número, conforme al reglamento; la ofrenda de cada día en su día. 5 Y después de esto, seguían ofreciendo el holocausto continuo, y el de los novilunios, y de todas las fiestas solemnes de Jehová que habían sido santificadas; y también de todo aquel que ofreció espontáneamente ofrenda voluntaria a Jehová. 6 Desde el día primero del mes séptimo comenzaron a ofrecer holocausto a Jehová; aunque el Templo de Jehová no estaba fundado todavía. 7 Y dieron dinero a los canteros y los artífices; y también comida y bebida y aceite a los de Sidón y de Tiro, para que trajesen maderas de cedro desde el Líbano por mar a Joppe, conforme al permiso que tenían de Ciro rey de Persia.

8 Entonces en el año segundo de haber ellos venido a la Casa de Jehová en Jerusalem, en el mes segundo, comenzaron a edificar Zorobabel hijo de Sealtiel y Jesúa hijo de Josadac y el resto de sus hermanos, los sacerdotes y los levitas, y todos los que habían vuelto del cautiverio a Jerusalem; y constituyeron a los levitas, de veinte años arriba, para que dirigiesen la obra de la Casa de Jehová. 9 Por lo cual se levantaron Jesúa con sus hijos y sus hermanos, y Cadmiel con sus hijos, de los hijos de Judá, como un solo hombre, para dirigir a los que hacían la obra de la Casa de Dios; y los hijos de Henadad, con los hijos de ellos y sus hermanos, levitas: 10 y cuando los edificadores echaron los cimientos del Templo de Jehová, pusieron a los sacerdotes, revestidos de sus vestimentas, con trompetas, y a los levitas, hijos de Asaf, con címbalos, para alabar a Jehová, según los repartimientos del canto, hechos por David rey de Israel. 11 Y cantaron a coros, alabando y tributando acciones de gracias a Jehová, diciendo: Porque él es bueno; porque para siempre es su misericordia hacia Israel. Entonces todo el pueblo gritó con grande algazara, alabando a Jehová con motivo de haberse echado los cimientos de la Casa de Jehová. 12 Pero muchos de los sacerdotes y de los levitas, y de las cabezas de las casas paternas, hombres ancianos que habían visto la Casa primera, al echarse los cimientos de esta Casa ante sus ojos, lloraban en alta voz; y otros muchos alzaban la voz con gritos de alegría. 13 De manera que no podía el pueblo distinguir entre la voz de los gritos de alegría y la voz del lloro del pueblo; porque el pueblo gritaba a voz en cuello; y el estruendo fué oído de lejos.

navigate_before Esdras 2 Esdras 4 navigate_next
arrow_upward Arriba