Capítulos Todos
1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12
Antiguo Testamento
Nuevo Testamento
navigate_before Daniel 7 Daniel 9 navigate_next

Daniel 8

1 EN el año tercero del reinado del rey Belsasar, se me apareció una visión a mí, Daniel, después de aquella que se me había aparecido al principio. 2 Yo ví pues en la visión (y fué así que al verla, estaba en Susán, la metrópoli, que está en la provincia de Elam); y ví en la visión, estando junto al río Ulai. 3 Alcé pues mis ojos, y miré, y he aquí un carnero que estaba en pie frente al río, y tenía dos cuernos; y aquellos dos cuernos eran altos, bien que el uno era más alto que el otro, y el más alto subió el postrero. 4 Y ví que el carnero daba cornadas hacia el poniente y hacia el norte, y hacía el sur. Y ningún animal podía estar en pie delante de él, ni había quien librase de su mano: hacía pues conforme a su voluntad, y se hizo grande.

5 Y yo le estaba considerando, cuando he aquí un macho cabrío que venía del poniente sobre la haz de toda la tierra, y ni siguiera tocaba en la tierra; y el macho cabrío tenía un cuerno notable entre los ojos; 6 y vino al carnero que tenía los dos cuernos, que había yo visto frente al río, y le acometió con furioso poder. 7 Y le ví llegarse junto al carnero, y, exasperado contra él, hirió al carnero, y quebró sus dos cuernos: y no tuvo el carnero poder para mantenerse delante de él; por lo cual le derribó en tierra, y le holló; y no hubo quien librase al carnero de su mano.

8 Entonces el macho cabrío engrandecióse hasta lo sumo; pero estando en su mayor potencia, fué quebrado aquel gran cuerno; y subieron cuatro cuernos notables en su lugar, hacía los cuatro vientos del cielo. 9 Y de uno de ellos salió un cuerno pequeño, que se engrandeció extraordinariamente hacia el sur, y hacía el oriente, y hacia la más hermosa de las tierras. 10 Engrandecióse pues contra la milicia del cielo, y echó a tierra algunos de la milicia celestial y de las estrellas, y los holló. 11 Más aún, hasta contra el príncipe de la milicia celestial se engrandeció; de modo que por él fué quitado el holocausto continuo, y fué echado por tierra el lugar de su Santuario. 12 Pero la milicia celestial fuéle entregada, junto con el holocausto continuo, a causa de la transgresión; por lo cual echó por tierra la verdad, e hizo cuanto quiso, y todo le salió con éxito. 13 Entonces oí hablar a cierto santo; y otro santo preguntó a aquel santo que habló: ¿Hasta cuánto tiempo alcanza la visión del holocausto continuo, y de la transgresión que causa desolación, entregando el Santuario y la milicia celestial para ser hollados? 14 Y él me dijo: Hasta dos mil y trescientas tardes y mañanas; entonces será purificado el Santuario.

15 Yaconteció que cuando yo, Daniel, había visto la visión, y procuraba entenderla, he aquí, se me puso delante una como semejanza de hombre; 16 y oí una voz de hombre, por entre las riberas del Ulai, que clamó, y dijo ¡Gabriel, haz que éste entienda la visión! 17 Por lo cual él se acercó junto a donde yo estaba; y cuando se acercó, yo me despavorí, y caí sobre mi rostro. Pero él me dijo: Entiende, hijo del hombre, que para el tiempo del fin es la visión. 18 Y cuando me habló, yo caí sin sentido, sobre mi rostro, en tierra; pero él me tocó, y me puso derecho en donde yo estaba. 19 Entonces dijo: He aquí que te voy a enseñar lo que ha de ser en el fin de la indignación; porque eso es para el tiempo del fin: 20 El carnero que viste, que tenía dos cuernos, son los reyes de Media y Persia; 21 y el macho cabrío del pelo áspero es el rey de Grecia; y el cuerno grande que tenía entre sus ojos es el rey primero. 22 Y del modo que éste fué quebrado, y se levantaron cuatro en su lugar, así cuatro reinos se levantarán de esa nación; pero no con el poder del primero. 23 Mas hacia el fin del imperio de éstos, cuando los transgresores llegaren al colmo de la maldad, se levantará un rey de rostro fiero, y que entiende de tretas enredadas; 24 y se hará grande su poder, mas no con poder propio suyo; y corromperá de un modo maravilloso, tendrá próspero suceso, y hará su voluntad, y corromperá a los poderosos, y al pueblo santo. 25 Ycon su astucia hará prosperar el fraude en su mano; y en su corazón se engrandecerá: y por medio de la paz corromperá a muchos, y contra el Príncipe de los príncipes se levantará: pero sin mano humana será quebrado. 26 Y la visión de la tarde y de la mañana que queda referida es verdadera; pero cierra tú la visión, porque es reservada para muchos días.

27 Y yo Daniel quedé sin fuerzas, y estuve enfermo algunos días; después me levanté, y me puse a despachar los negocios del rey: pero estaba asombrado de la visión; mas no hubo quien la explicase.

navigate_before Daniel 7 Daniel 9 navigate_next
arrow_upward Arriba