Capítulos Todos
1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12
Antiguo Testamento
Nuevo Testamento
navigate_before Daniel 10 Daniel 12 navigate_next

Daniel 11

1 Y POR mi parte, en el año primero de Darío el medo, me puse en pie para ayudarle, y para fortalecerle. 2 Ahora pues te voy a manifestar la verdad:

He aquí que ha de haber todavía tres reyes que se levantarán sobre los Persas; y el cuarto será mucho más rico que todos ellos; y cuando se haya hecho fuerte por medio de sus riquezas, despertará todo su poder contra el reino de Grecia. 3 Empero se levantará un rey poderoso, el cual imperará con gran dominio, y hará conforme a su voluntad. 4 Mas después que se haya levantado, será quebrado su reino, y será repartido hacia los cuatro vientos del cielo, pero no a su posteridad; ni conforme al dominio suyo que él ejerció; porque su reino será arrancado de raíz, y quedará para otros fuera de aquéllos.

5 Y vendrá a ser fuerte el rey del Sur, y otro de sus príncipes; y éste se hará más fuerte que aquél, y tendrá el dominio; su dominio será dominio grande. 6 Pero al fin de algunos años los dos harán alianza, y la hija del rey del Sur vendrá al rey del Norte, para ajustar las desavenencias; mas ella no será poderosa para retener el poder de su brazo; ni podrá mantenerse él en pie, ni sus auxiliares; sino que será entregada ella, y los que la trajeron, y el que la engendró, y el que la sostuvo en aquellos tiempos. 7 Pero de un renuevo de sus raíces se levantará otro en su lugar, el cual vendrá al ejército y entrará en la fortaleza del rey del Norte, y obrará contra ellos, y prevalecerá; 8 y también los dioses de ellos, con sus imágenes de fundición, y con sus alhajas preciosas de plata y de oro, los llevará en cautiverio a Egipto: y él durará más años que el rey del Norte. 9 Así pues entrará en su dominio el rey del Sur, y volverá a su tierra.

10 Empero los hijos de aquél levantarán guerra, y juntarán una multitud de fuerzas grandes; y uno de ellos vendrá a viva fuerza, e invadirá, y pasará adelante; luego tomará, y llevará la guerra hasta la fortaleza del otro. 11 Con lo cual se enfurecerá el rey del Sur, y saldrá, y peleará contra él, es decir, contra el rey del Norte; y pondrá en campaña una grande multitud de gente; y será entregada aquella multitud en su mano., 12 Y se llevará la multitud en cautiverio; con lo cual se elevará su corazón, y hará caer a muchos millares; mas no prevalecerá. 13 Pues el rey del Norte volverá, y pondrá en campaña una multitud mayor que la primera; y al fin de los tiempos, es decir, de algunos años, vendrá a viva fuerza con grande ejército y grandes riquezas. 14 Y en aquellos tiempos muchos se levantarán contra el rey del Sur; y los hijos turbulentos de tu pueblo se levantarán para confirmar la visión; mas ellos tropezarán. 15 Vendrá pues el rey del Norte, y levantará atrincheramientos, y tomará la ciudad fuerte, y las fuerzas del Sur no podrán resistir, ni sus gentes más escogidas; pues no tendrán fortaleza para resistir. 16 Por lo cual su opositor hará conforme a su voluntad, pues no habrá quien pueda parar delante de él; y se plantará en la tierra de hermosura; la cual estará completamente en su mano. 17 Luego pondrá su rostro para ir contra el otro conel poderío de todo su reino, y efectuará convenios con él, y hará su voluntad; y le dará la hija de mujeres, esperando corromperla; pero ello no tendrá éxito, ni ella permanecerá de su parte. 18 Entonces volverá su rostro hacia las costas marítimas, y se apoderará de muchas de ellas; pero un caudillo pondrá término a la afrenta que le ha hecho; y aun hará volver su afrenta sobre él mismo. 19 Por lo cual él volverá su rostro hacia las fortalezas de su propia tierra; pero tropezará, y caerá, y no será más hallado.

20 Y sucederá en su lugar uno que hará pasar un exactor de tributos por la tierra más hermosa del reino; pero al cabo de pocos días será él destruído; mas no en ira, ni en guerra.

21 Y sucederá en su lugar un hombre despreciable, a quien no le habrán dado el honor del reino; sino que entrará en medio de seguridad, y se apoderará del reino por medio de halagos. 22 Y las fuerzas enemigas serán arrebatadas delante de él como con avenida de aguas, y serán completamente deshechas; y también el príncipe de su pacto. 23 Porque después de confederarse con él, obrará con dolo; y subirá, y prevalecerá con poca gente. 24 En medio de seguridad y en las provincias más feraces entrará; y hará lo que no hicieron sus padres, ni los padres de sus padres; botín, y despojos, y riquezas derramará entre los suyos; y contra las fortalezas tramará sus designios, es decir, por algún tiempo. 25 Luego despertará su poder y su coraje contra el rey del Sur, con un ejército grande. También el rey del Sur se excitará a la guerra con un ejército sumamente grande y fuerte; pero no podrá mantenerse en pie; porque tramarán designios contra él. 26 Más aún, los mismos que comen de sus manjares delicados le quebrantarán; y el ejército del otro lo arrebatará todo, cual avenida de aguas; y caerán muchos muertos a cuchillo. 27 Mas en cuanto a estos dos reyes, su corazón estará para hacerse daño mutuamente; y en una misma mesa se hablarán mentiras: mas no tendrá éxito; porque todavía el fin es para un tiempo determinado. 28 Volverá pues a su tierra con grandes riquezas, y su corazón estará puesto contra el santo pacto; y hará su voluntad, y volverá a su país.

29 Al tiempo determinado volverá, y se dirigirá contra el Sur; mas no como la vez primera le será la postrera. 30 Pues vendrán contra él las galeras de Kitim, por lo cual se despechará, y regresará, y estará rabioso contra el santo pacto; y hará su voluntad; yvolverá, y tendrá inteligencia con los que abandonan el santo pacto. 31 Y se levantarán auxiliares de su parte, de modo que profanarán el Santuario, la fortaleza nuestra; yquitarán el holocausto continuo, y pondrán allí la abominación desoladora. 32 Y a aquellos impíos violadores del pacto los inducirá en la apostasía por medio de halagos; pero el pueblo que conoce a su Dios se esforzará, y hará prodigios. 33 Y los sabios de entre el pueblo instruirán a muchos; pero irán tropezando y cayendo, muchos días, a causa de la espada, de las llamas, del cautiverio y del saqueo. 34 Mas cuando tropiecen, serán ayudados con un socorro pequeño; por lo cual muchos se juntarán a ellos con pretextos engañosos. 35 Por eso algunos de los sabios tropezarán, para que sean acrisolados, y purificados, y emblanquecidos, hasta el tiempo del fin: porque todavía es para el tiempo determinado.

36 Aquel rey pues hará su voluntad, y se ensoberbecerá, y se engrandecerá sobre todo dios: y contra el Dios de los dioses hablará cosas espantosas; y saldrá con lo suyo, hasta que se concluya la indignación; porque lo decretado ha de ser hecho. 37 Y de los dioses de sus padres no hará caso, ni tampoco del deseo de las mujeres; ni hará caso de ningún dios; porque sobre todos ellos se engrandecerá; 38 sino antes, en su lugar honrará al dios de las fortalezas: a un dios, pues, que no conocieron sus padres, honrará con oro y con plata, y con piedras preciosas, y con otras cosas apetecibles. 39 Y se hará dueño de las más inexpugnables fortalezas en unión con un dios extraño. A quien le reconozca, le dará gran honra, y los hará regir sobre muchos; y les repartirá la tierra en galardón.

40 Mas al tiempo del fin, arremeterá contra él el rey del Sur; pero el rey del Norte le arrebatará como una tempestad, con carros de guerra y gente de a caballo y muchas galeras: y entrará en las tierras; y lo inundará y lo arrollará todo. 41 Entrará también en la tierra hermosa; y muchas tierras caerán; pero éstas escaparán de su mano, Edom, y Moab, y la parte principal de los hijos de Ammón. 42 Extenderá su mano también contra otras tierras; y la tierra de Egipto no escapará; 43 sino que él se apoderará de los tesoros de oro y de plata, y de todas las demás cosas apetecibles de Egipto: y los Libios y los Etíopes seguirán suspasos. 44 Empero noticias desde el oriente y el norte le turbarán; y saldrá con grande indignación para asolar, y para destruir enteramente a muchos. 45 Y plantará sus pabellones palaciales entre los mares, junto al hermoso y santo monte; mas llegará a su fin; y no habrá quien le ayude.

navigate_before Daniel 10 Daniel 12 navigate_next
arrow_upward Arriba