Capítulos Todos
1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14
Antiguo Testamento
Nuevo Testamento
navigate_before Oseas 4 Oseas 6 navigate_next

Oseas 5

1 ¡OÍD esto, oh sacerdotes! ¡escuchad también, los de la casa de Israel; y los de la casa del rey, prestad oído; porque este juicio es para vosotros! puesto que vosotros habéis sido un lazo en Mizpa, y una red tendida sobre el Tabor. 2 ¡Se han abismado en el degüello estos apóstatas! por tanto traeré el castigo sobre todos ellos. 3 Yo conozco a Efraim, e Israel no me es oculto; porque ahora tú has incitado a los demás a la fornicación, oh Efraim; Israel está contaminado. 4 Sus malas obras no les permiten volver a su Dios; porque el espíritu de fornicaciones está dentro de ellos, y así no conocen a Jehová. 5 Y la soberbia de Israel testifica contra él en su misma cara; por tanto Israel y Efraim tropezarán en su iniquidad; tropieza Judá también juntamente con ellos. 6 Con sus rebaños y con sus vacadas irán a buscar a Jehová, mas no le podrán hallar; él se ha retirado ya de ellos. 7 Se han portado traidoramente para con Jehová: porque le han dado a luz hijos extraños: ahora pues del novilunio los consumirá juntamente con sus campos.

8 ¡Tocad la bocina en Gabaa, y la trompeta en Ramá! ¡tocad alarma en Bet-aven! ¡mira tras de ti, oh Benjamín! 9 Efraim será una desolación en el día de reprensión; entre las tribus de Israel he dado a conocer lo que es cierto. 10 Los príncipes de Judá son parecidos a los que remueven los linderos; derramaré sobre ellos mi ira como aguas. 11 Efraim está oprimido; quebrantado está con castigo, por cuanto anduvo de buena gana tras el mandato del rey. 12 Por tanto yo seré como polilla a Efraim, y como carcoma a la casa de Judá. 13 Cuando vió Efraim su enfermedad y Judá su llaga, acudió Efraim a Asiria, y Judá envió a un rey adversario; mas él no podrá sanaros, ni os curará la llaga. 14 Porque yo seré como león para Efraim, y como leoncillo a la casa de Judá; ¡yo, yo arrebataré la presa, y me iré; me la llevaré, y no habrá quien me la quite! 15 Yo pues iré, y me volveré a mi lugar, hasta tanto que ellos reconozcan su ofensa y busquen mi rostro: en su adversidad me buscarán con empeño; dirán:

navigate_before Oseas 4 Oseas 6 navigate_next
arrow_upward Arriba