Capítulos Todos
1 2 3 4 5 6 7
Antiguo Testamento
Nuevo Testamento
navigate_before Miqueas 3 Miqueas 5 navigate_next

Miqueas 4

1 MAS sucederá que en los postreros días el monte de la Casa de Jehová será establecido como cabeza de los demás montes, y será ensalzado sobre los collados; ¡y, como ríos, fluirán a él los pueblos! 2 Pues caminarán muchas naciones, diciendo: ¡Venid, y subamos al monte de Jehová, y a la Casa del Dios de Jacob! y él nos enseñará en cuanto a sus caminos, y nosotros andaremos en sus senderos; porque de Sión saldrá la ley, y de Jerusalem la palabra de Jehová. 3 Y juzgará entre muchos pueblos, y reprenderá a fuertes naciones, hasta en tierras lejanas; y ellas forjarán sus espadas en rejas de arado, y sus lanzas en hoces; no levantará espada nación contra nación, ni aprenderán más la guerra. 4 Y se sentarán cada cual debajo de su parra, y debajo de su higuera; y no habrá quien los espante: porque la boca de Jehová de los Ejércitos lo ha dicho. 5 Porque todos los pueblos andan cada cual en el nombre de su dios; ¡y nosotros andaremos en el nombre de Jehová, el Dios nuestro, para siempre y eternamente! 6 En aquel día, dice Jehová, recogeré a la que cojea, y volveré a traer la que ha sido expulsada, y a aquella que yo he afligido; 7 y haré que la que cojea venga a ser un resto, y la que había sido removida lejos, una nación fuerte; y reinará sobre ellos Jehová, en el Monte de Sión, desde ahora en adelante, y hasta la eternidad. 8 ¡Y tú, oh torre del rebaño, colina de la hija de Sión, a ti te llegará; sí, a ti vendrá el dominio anterior, el reino de la hija de Jerusalem! 9 Mas ahora, ¿por qué clamas en alta voz? ¿No hay acaso rey en ti? ¿ha perecido tu consejero, para que se apoderen de ti dolores, como de mujer que da a luz? 10 ¡Retuércete y sufre angustias, oh hija de Sión, como mujer que está de parto! porque ahora saldrás de la ciudad y habitarás en el campo, e irás hasta Babilonia; allí serás libertada; allí te redimirá Jehová de mano de tus enemigos. 11 Ahora empero se juntan contra ti muchas naciones, que dicen: ¡Sea ella contaminada! ¡Vean nuestros ojos la afrenta de Sión! 12 Pero ellos no conocen los pensamientos de Jehová, y nada entienden de su consejo porque a ellos mismos él los junta como gavillas en la era. 13 ¡Levántate y trilla, oh hija de Sión! porque haré tus cuernos como de hierro, y tus uñas las haré de bronce; y desmenuzarás a muchos pueblos; y consagrarás a Jehová sus despojos, y sus riquezas al Señor de toda la tierra.

navigate_before Miqueas 3 Miqueas 5 navigate_next
arrow_upward Arriba