Capítulos Todos
1 2 3 4 5 6 7
Antiguo Testamento
Nuevo Testamento
navigate_before Miqueas 2 Miqueas 4 navigate_next

Miqueas 3

1 TAMBIÉN dije: ¡Oíd, os ruego, cabezas de Jacob, y magistrados de la casa de Israel! ¿Acaso no os toca a vosotros conocer lo que es justo; 2 a vosotros, que aborrecéis lo bueno y amáis lo malo? ¿los que arrebatáis a los pobres hasta la piel, y la carne de sobre sus huesos; 3 los que también coméis la carne de mi pueblo, despojándoles de su piel, y rompiendo sus huesos, y cortándolos en trozos, como si fuese para la olla, y como la carne que se echa dentro de la caldera? 4 Entonces clamarán a Jehová, mas no les responderá; y en ese tiempo esconderá él de ellos su rostro según han maleado sus obras. 5 Así dice Jehová respecto de los profetas que hacen errar a mi pueblo, los que mientras muerden con los dientes, claman: ¡Paz! y a aquel que no les mete algo en la boca, le declaran solemne guerra: 6 Por lo tanto, tendréis noche obscura en vez de visión, y tendréis tinieblas en vez de adivinación; y el sol se pondrá sobre aquellos profetas, y el día se obscurecerá alrededor de ellos. 7 Entonces serán avergonzados los videntes, abochornados los adivinos; y todos ellos se cubrirán el labio, por cuanto no viene ninguna respuesta de Dios. 8 Yo empero estoy lleno de poder, por el influjo del Espíritu de Jehová: lleno estoy de juicio justo, y de intrepidez, para declarar a Jacob su transgresión y a Israel su pecado. 9 ¡Oíd pues esto, cabezas de la casa de Jacob, y magistrados de la casa de Israel; los que tenéis en abominación el juicio justo, y pervertís toda forma de equidad: 10 los que edificáis a Sión con derramada sangre, y a Jerusalem con iniquidad! 11 Sus cabezas juzgan por premios, y sus sacerdotes enseñan por precio, y sus profetas adivinan por dinero; y con todo, se apoyan en Jehová, diciendo: ¿Acaso no está Jehová en medio de nosotros? ¡no vendrá pues sobre nosotros ningún mal! 12 Por tanto, Sión, a causa de vosotros, será arada como un campo, y Jerusalem vendrá a ser montón de ruinas, y el monte de la Casa santa, como altos cubiertos de bosque.

navigate_before Miqueas 2 Miqueas 4 navigate_next
arrow_upward Arriba