Capítulos Todos
1 2 3 4 5
Antiguo Testamento
Nuevo Testamento
navigate_before Lamentaciones de Jeremías 2 Lamentaciones de Jeremías 4 navigate_next

Lamentaciones de Jeremías 3

1 ALEPH.- ¡Yo soy el hombre que ha visto aflicción bajo la vara de su ira! 2 Me ha conducido; pero me ha as hecho andar en tinieblas, y no en luz. 3 ¡Sí, contra mí vuelve él la mano, y la torna a volver, todo el día! 4 BETH.- Ha hecho envejecer mi carne y mi piel; ha roto mis huesos. 5 Ha edificado baluartes contra mí, y me ha cercado de amarguras y de congojas. 6 Me ha hecho habitar en tinieblas, como los muertos de largo tiempo. 7 GUIMEL.- Me ha cercado en derredor, y no puedo salir; ha hecho pesada mi cadena. 8 Más aún, cuando clamo y pido auxilio, él mismo excluye de su presencia mi oración. 9 Cierra mi camino con piedra de cantería; hace torcidos mis senderos. 10 DALETH.- Se ha hecho para conmigo como oso en acecho, y como león en sus escondrijos. 11 Trastorna mis caminos, y me destroza; me ha hecho una desolación. 12 Ha entesado su arco, y me ha puesto por blanco de sus flechas. 13 HE.- Ha clavado en mi hígado los astiles de su ajaba. 14 He venido a ser la irrisión de todo mi pueblo, su cantilena todo el día. 15 Él me ha hartado de angustias, me ha embriagado de ajenjo. 16 VAV.- Me ha quebrado los dientes con cascajo, me ha cubierto de ceniza. 17 También has alejado de mi alma la paz; me olvido de la felicidad; 18 de manera que digo: ¡Pereció ya mi confianza y cuanto he esperado de Jehová! 19 ZAYIN.- ¡Acuérdate de mi aflicción y mi miseria, del ajenjo y la hiel! 20 Indudablemente te acordarás, pues que mi alma está abatida dentro de mí. 21 Esto lo recapacito en mi corazón; por tanto tengo esperanza. 22 CHETH.- ¡Es de las piedades de Jehová el que no hayamos perecido; por cuanto sus compasiones nunca se acaban! 23 (TAV.) - ¡Nuevas son cada mañana; grande es su fidelidad! 24 ¡Jehová es mi porción! dice el alma mía; por tanto esperaré en él. 25 Bueno es Jehová a los que le esperan, al alma que le busca. 26 Bueno es esperar, y aguardar callado la salvación de Jehová. 27 Bueno es para el hombre el que lleve el yugo en su juventud; 28 (YOD) que se siente aparte y guarde, silencio (puesto que es Dios quien se lo impone); 29 que ponga en el polvo su boca, diciendo: ¡Quizá habrá esperanza! 30 que presente su mejilla al que le hiere; que se harte de oprobio. 31 KAPH.- Porque el Señor no desechará para siempre: 32 pues aunque contristare, tendrá misericordia conforme a la multitud de sus piedades; 33 porque no aflige de su agrado, ni contrista a los hijos de los hombres. 34 LAMED.- El hollar debajo de los pies a todos los cautivos de la tierra, 35 el torcer el derecho de cualquiera delante de los tribunales del Altísimo, 36 el hacer injusticia a un hombre en su causa; el Señor no aprueba estas cosas. 37 MEM.- ¿Quién es aquel que dice, y ello sucede, sin que Jehová lo ordene? 38 ¿De la boca del Altísimo no procede tanto lo malo como lo bueno? 39 ¿Por qué pues ha de quejarse hombre viviente? ¡quéjese el hombre a causa de sus mismos pecados! 40 NUN.- ¡Examinemos y escudriñemos nuestros caminos, y volvámonos otra vez a Jehová! 41 ¡alcemos el corazón juntamente con las manos a Dios en los cielos! 42 Nosotros hemos transgredido tus leyes, y hemos sido rebeldes: lo cual tú no has perdonado. 43 SAMEC.- Te has cubierto de ira y nos has perseguido; has matado sin tener piedad. 44 Te has cubierto de una nube, para que no penetre nuestra oración. 45 Nos has puesto como las heces de la tierra, y como una basura en medio de las naciones. 46 AYIN.- Ensanchan contra nosotros su boca todos nuestros enemigos. 47 ¡El espanto y el hoyo están sobre nosotros, la desolación y el quebranto! 48 Mis ojos derraman ríos de aguas a causa del quebranto de la hija de mi pueblo. 49 PI.- Derrítense mis ojos, y no cesan de llorar, sin intermisión alguna, 50 hasta que Jehová tienda la vista y mire desde el cielo. 51 Mis ojos me conmueven el alma, a causa de todas las hijas de mi ciudad. 52 TSADE.- Como a ave me han cazado incansablemente los que sin causa son mis enemigos: 53 me cortaron la vida en la cisterna; echaron la piedra sobre mí. 54 Fluyeron las aguas por encima de mi cabeza; dije: ¡Ya perdido estoy! 55 QOPH.- Invoqué tu nombre, oh Jehová, desde el hoyo profundo. 56 Tú oíste mi voz; ¡no cierres pues tus oídos a mi suspiro, a mi clamor! 57 Te acercaste en el día que clamé a ti; dijiste: ¡No temas l 58 RESH.- ¡Tú has defendido, oh Señor, las causas de mi alma; tú has redimido mi vida! 59 Has visto, oh Jehová, el agravio que se me hace; ¡mantén mi causa! 60 Has visto toda la venganza de ellos, todas sus maquinaciones contra mí. 61 SHIN.- Has oído todos sus vituperios, oh Jehová, todas sus maquinaciones contra mí, 62 las palabras de mis contrarios y sus designios contra mí todo el día. 63 ¡Mira el sentarse de ellos y el levantarse; yo soy su cantilena! 64 TAV.- Mas tú les devolverás la recompensa, oh Jehová, conforme a la obra de sus manos. 65 Les darás ceguedad de corazón; les echarás tu maldición. 66 ¡Los perseguirás en tu ira, y los destruirás de debajo de los cielos de Jehová!

navigate_before Lamentaciones de Jeremías 2 Lamentaciones de Jeremías 4 navigate_next
arrow_upward Arriba