Capítulos Todos
1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13
Antiguo Testamento
Nuevo Testamento
navigate_before Hebreos 12 Santiago 1 navigate_next

Hebreos 13

1 PERMANEZCA entre vosotros el amor fraternal. 2 No os olvidéis de la hospitalidad; porque por medio de ella, algunos han hospedado a ángeles, sin saberlo. 3 Acordaos de los presos, como si estuvieseis en prisiones con ellos; y de los que son maltratados por causa de Cristo, como que estáis vosotros también en el cuerpo.

4 Honroso sea el matrimonio entre todos, y sea el lecho conyugal sin mancilla; porque a los fornicarios de una parte, y a los adúlteros de otra, Dios los juzgará. 5 Sea vuestro carácter sin rastro de amor al dinero; estando contentos con lo que tuviereis: porque Él mismo ha dicho: No te dejaré, ni te desampararé. 6 De manera que podemos decir confiadamente: El Señor es mi ayudador; no temeré; ¿qué puede hacerme el hombre?

7 Acordaos de los que en tiempo pasado tenían el gobierno de vosotros, los cuales os hablaron la palabra de Dios: y considerando cuál ha sido el fin de su piadosa manera de vivir, e imitad su fe.

8 Jesucristo es el mismo ayer, y hoy, y para siempre jamás. 9 No seáis llevados pues de acá para allá, con enseñanzas diversas y extrañas; porque bueno es que el corazón sea fortalecido con gracia, no con viandas que nunca aprovecharon a los que se han ocultado en ellas. 10 Nosotros también tenemos un altar, del cual no tienen derecho de comer los que sirven al tabernáculo. 11 Porque los cuerpos de aquellos animales, cuya sangre es presentada por el sumo sacerdote en el santuario, como ofrenda por el pecado, son quemados fuera del campamento. 12 Por lo cual también Jesús, para santificar al pueblo de Dios, con su propia sangre, padeció fuera de la puerta. 13 Salgamos pues a él, fuera del campamento, llevando su vituperio. 14 Porque no tenemos aquí ciudad permanente, pero buscamos con solicitud la que está por venir. 15 Por medio de él, pues, presentemos a Dios de continuo, sacrificio de alabanza, es decir, el fruto de labios que confiesan su nombre. 16 Mas del bien hacer, y de la comunicación de beneficios, no os olvidéis; porque en los tales sacrificios Dios se complace mucho.

17 Obedeced a los que tienen el gobierno de vosotros, y someteos a ellos; porque velan por vuestras almas, como los que han de dar cuenta a Dios; a fin de que lo hagan con gozo, y no con pesadumbre; porque esto os sería desventajoso.

18 Orad por nosotros, porque estamos seguros que tenemos buena conciencia, deseando en todas las cosas vivir honradamente. 19 Pero os ruego con más empeño hacer esto, a fin de que yo os sea restituído más pronto.

20 Y el Dios de paz, el cual, en virtud de la sangre del pacto eterno, volvió a traer de entre los muertos al gran pastor de las ovejas, es decir, a nuestro Señor Jesús, 21 os perfeccione en toda obra buena, para que hagáis su voluntad obrando en vosotros lo que sea acepto delante de él, por medio de Jesucristo a quien sea la gloria por los siglos de los siglos. Amén.

22 Y os exhorto, hermanos, que admitáis la palabra de exhortación; porque os he escrito brevemente. 23 Sabed que nuestro hermano Timoteo ha sido puesto en libertad; con quien, si viniere presto, yo os veré. 24 Saludad a todos los que tienen el gobierno de vosotros, y a todos los santos. Os saludan los de Italia.

25 La gracia sea con todos vosotros. Amén.

navigate_before Hebreos 12 Santiago 1 navigate_next
arrow_upward Arriba