Capítulos Todos
1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13
Antiguo Testamento
Nuevo Testamento
navigate_before 2 Corintios 11 2 Corintios 13 navigate_next

2 Corintios 12

1 ES preciso gloriarme, aunque en verdad no me conviene: mas vendré a visiones y revelaciones del Señor. 2 Yo conozco a un hombre en Cristo, el cual, catorce años ha (ora en el cuerpo, no lo sé, o fuera del cuerpo, no lo sé; Dios lo sabe) fué arrebatado hasta el tercer cielo. 3 Y yo conozco al tal hombre, que (ora en el cuerpo, o fuera del cuerpo, no lo sé; Dios lo sabe) 4 fué arrebatado al Paraíso, y oyó palabras inefables, que no es lícito a un hombre hablarlas. 5 Con respecto a éste me gloriaré, pero respecto de mí mismo, no me gloriaré, sino en mis flaquezas. 6 Bien que pudiera; porque aun cuando quisiese gloriarme, no sería un insensato, pues que diría la verdad: mas me contengo para que nadie me conceptúe superior a lo que me ve, u oye respecto de mí. 7 Y para que yo no fuese ensalzado desmedidamente, a causa de la grandeza de las revelaciones, me fué dada una espina en mi carne, un mensajero de Satanás, que me abofetease, a fin de que yo no fuese ensalzado desmedidamente. 8 Acerca de esto tres veces rogué al Señor, para que la apartase de mí. 9 Y él me ha dicho: Bástate mi gracia; pues que mi poder se perfecciona en tu flaqueza. Por tanto yo muy gustosamente me gloriaré con preferencia en mis flaquezas, para que el poder de Cristo haga morada conmigo. 10 Por lo cual yo hallo satisfacción en las flaquezas, en los ultrajes, en las necesidades, en las persecuciones, en las angustias, que sufro por causa de Cristo; porque cuando soy débil, entonces soy fuerte.

11 ¡Me he hecho un insensato! vosotros me compelisteis; pues yo debiera haber sido encomiado por vosotros: porque en nada he sido inferior a los más eminentes apóstoles; aunque nada soy. 12 Verdaderamente las señales de mi apostolado fueron obradas en medio de vosotros, en toda paciencia, por señales y maravillas y obras poderosas. 13 Pues ¿qué hay en que fuisteis inferiores a las otras iglesias, si no sea en que yo mismo no me hice una carga para vosotros? Perdonadme este agravio.

14 He aquí, esta es la tercera vez que estoy preparado para ir a vosotros; y no voy a seros carga: porque no busco lo vuestro, sino a vosotros; pues no deben los hijos atesorar para los padres, sino los padres para los hijos. 15 Y yo muy gustosamente gastaré y seré gastado por vuestras almas; aunque cuanto más os ame, tanto menos sea yo amado. 16 Pero sea así. Yo mismo, dicen ellos, no me hice una carga para vosotros; mas siendo astuto, os he cogido con dolo. 17 ¿Acaso os exploté por medio de algunos de aquellos que envié a vosotros? 18 Rogué a Tito ir a veros, y envié al hermano con él. ¿Acaso os explotó Tito? ¿No anduvimos en el mismo espíritu? ¿no anduvimos en unas mismas pisadas?

19 ¿Pensáis que todo este tiempo nos estamos justificando para con vosotros? Delante de Dios hablamos en Cristo; mas todo lo hacemos, amados míos, para vuestra edificación. 20 Pues témome, no suceda en manera alguna, que al llegar yo, os halle cuales yo no quisiera, y yo mismo sea hallado de vosotros cual no quisierais vosotros; no suceda en manera alguna, que haya contienda, celos, iras, facciones, detracciones, chismes, hinchazones, desórdenes: 21 y no suceda que cuando yo vaya otra vez, mi Dios me humille delante de vosotros, y tenga que llorar a muchos de los que han pecado anteriormente, y no se han arrepentido de la inmundicia y fornicación y lascivia que han cometido.

navigate_before 2 Corintios 11 2 Corintios 13 navigate_next
arrow_upward Arriba